El enigma de Zarzuela: Letizia, Sofía y la piedra ‘extraterrestre’ de J.J. Benítez

El escritor y ufólogo regaló a la Reina emérita -fan de sus libros- una roca de 2.000 kilos de una "civilización anterior" al hombre. Del Perú profundo a la piscina de Palacio. Hay hoy

Foto: Los mundos fantásticos de Doña Sofía (EC)
Los mundos fantásticos de Doña Sofía (EC)
Autor
Tags
Tiempo de lectura9'

Si tiene usted pensado entrar en la web de J.J. Benítez próximamente, hará bien en tomarse antes una tila… Lo primero que se ve es una inquietante cuenta atrás: quedan 3.250 días, 10 horas, 43 minutos y 53 segundos para que un asteroide se estrelle contra La Tierra desencadenando el Armagedón

Pero no se alarmen: se trata de la trama de su nueva novela, ‘Gog’, en la que vuelve a jugar al despiste de pintar la ficción de realidad: si dentro de nueve años le cae a usted encima un asteroide, no diga que Benítez no le avisó antes... He aquí las ambiguas palabras del autor para promocionar 'Gog': “Es el libro que hubiera deseado no escribir. ¿Se trata de una historia inventada? Ojalá… Faltan nueve años…, angustiosos. Si ‘Gog’ fuera cierto, deje lo que esté haciendo y viva… Nunca una equivocación fue tan deseada… Faltan nueve años… ¿O no?… La información contenida en 'Gog' es tan importante que, probablemente, es falsa. Sinceramente, si no lo lee, mejor para usted”.

Y ya, fin de las explicaciones: Benítez ha decidido no conceder más entrevistas hasta nueva orden, así que nos quedamos con las ganas de preguntarle por los extraños asuntos sobre los que versa este artículo…

Lo crean o no, ‘Gog’ no es el pedrusco mas relevante de la carrera del escritor…Bienvenidos a la loca historia de la Reina Sofía y la piedra 'extraterrestre' de J.J. Benítez.

Caballo que galopa

La Fórmula Benítez -novelas que parecen investigaciones- arrasó en los ochenta con un ‘Código Da Vinci’ a la española, el thriller histórico ‘Caballo de Troya’, que ‘desvelaba' la madre de todas las conspiraciones históricas: una agencia secreta estadounidense tenía una máquina del tiempo; uno de sus agentes viajaba a la Judea del año 1 y descubría una visión alternativa de la vida y milagros de Jesús de Nazaret. 'Caballo de Troya' pegó tal petardazo en 1984 -hagan la prueba: seguro que sus padres o sus cuñados conservan un ejemplar en casa- que generó una saga de diez libros… que sigue vivita y coleando (en 2019 habrá más).

'Caballo de Troya'
'Caballo de Troya'

Wikipedia describe al escritor en estos términos: "Juan José Benítez López (Pamplona, 1946), más conocido como J. J. Benítez, es un teórico de la conspiración y autor español, conocido por sus trabajos dedicados a la ufología y su saga de novelas 'Caballo de Troya'".

¿Pero quién necesita disparatadas teorías de la conspiración cuando la realidad es mucho más rocambolesca que la ficción?

Al servicio de la Reina

El escritor empezó trabajando de periodista: fue enviado especial (‘Heraldo de Aragón’, ‘La Gaceta del Norte’), cubrió viajes de la familia real e hizo buenas migas con los anteriores reyes.

Esta piedra forma parte del legado más valioso y significativo que haya recibido nuestra actual humanidad, de aquella otra anterior que viviera en el Planeta Tierra cuando los dinosaurios

En 1975 publicó su primer (y polémico) 'ensayo' misterioso: ‘Existió otra humanidad’. Según la promo de la editorial Planeta, J.J. Benítez muestra en el libro "lo que él considera la prueba definitiva de que hace millones de años existió otra civilización en el planeta…. Más de once mil piedras, perfectamente grabadas con sugestivos dibujos, dan testimonio de que ciertos habitantes de la Prehistoria tenían conocimiento de las ciencias de hoy: medicina, biología, botánica, náutica, astronomía… Su saber y sus experiencias se hallan reflejados en las piedras halladas en Ica (Perú), cuya descripción e historia se ofrece en este libro”.

Pues bien: a la Reina Sofía le encantó 'Existió otra humanidad', quería ver de cerca las enigmáticas piedras de Ica, y J.J. Benítez se lo iba a poner en bandeja: decidió regalarle una. En mayo de 1980, el escritor viajó a Ica (sur de Perú) y se hizo con una de las rocas, cortesía del doctor Javier Cabrera, divulgador y recopilador del fenómeno. Pequeño problema: la piedra para la Reina pesaba, ejem, 2.000 kilos. Su traslado a España fue homérico, como explica Benítez en su web.

Patrimonio Nacional

El pedrusco aterrizó finalmente en el Palacio de la Zarzuela con la ayuda de una grúa. Las fotos de la llegada muestran a una Reina sonriente junto a Sabino Fernández Campo (secretario general de la Casa del Rey), J.J. Benítez y el grupillo de periodistas que cubrían los viajes reales. La roca fue depositada en los jardines de palacio; más tarde sería trasladada a la zona de la piscina. Y ahí sigue.

Preguntamos a prensa de la Casa Real por la piedra: no dan muchas explicaciones, más allá de matizar que no es de Doña Sofía, sino de Patrimonio Nacional, como cualquier otro regalo real.

El Rey no estaba, no era muy partidario de esas cosas, la Reina sí, cada vez que hablaba con Juanjo Benítez se volviá loca

"Fuimos a recoger la roca a Barajas en un remolque, y de ahí a Zarzuela. El Rey no estaba, no era muy partidario de esas cosas, la Reina sí: cada vez que hablaba con Juanjo Benítez se volvía loca", recuerda el fotoperiodista Gianni Ferrari, que asistió a la llegada del pedrusco a Zarzuela.

¿Era J.J. Benítez un asesor (informal) esotérico de la Reina? "Sí, sí. Le gustaban mucho sus libros, los llevaba en sus viajes, era todo un poco surrealista", añade el periodista Jaime Peñafiel, que también participó en el sarao, y acaba de publicar un libro sobre la emérita: 'Los 80 años de Sofía: esposa, madre y abuela'.

Con la roca de 2.000 kilos llegó a Zarzuela una carta personal del doctor Javier Cabrera a la Reina Sofía. La misiva decía cosas como: “Conocedor de su gran devoción por la arqueología, he escogido uno de los especímenes más significativos de mi museo… Esta piedra forma parte del legado más valioso y significativo que haya recibido nuestra actual humanidad, de aquella otra anterior que viviera en el Planeta Tierra, en la misma época que vivieron los dinosaurios y otras especies desaparecidas con el tiempo”. El doctor Javier Cabrera murió en 2001.

¿Era J.J. Benítez un asesor (informal) esotérico de la Reina? "Sí, le gustaban mucho sus libros, los llevaba en sus viajes, era todo un poco surrealista"

Según sus propagandistas, la datación de las piedras de Ica es anterior a la existencia del hombre. Los escépticos, por su parte, hablan de fraude de tomo y lomo. "En 1977, la BBC realizó una serie de documentales con el nombre de “Los senderos de los dioses”. En uno de ellos, el reconocido investigador Toni Morrison viajó hasta Ica y entrevistó a Basilio Uchuya. Una vez más, el artesano confesó que él mismo fabricaba las piedras y fue filmado grabando una de ellas con un taladro de dentista. Luego, coció la piedra en un horno con estiércol de vaca. Todo en pocos minutos", según la web Los divulgadores.

Las piedras de Ica están decoradas con dibujos de artefactos tecnológicos, operaciones médicas avanzadas, dinosaurios y humanoides misteriosos. En la roca de la Reina, según Benítez, aparece un “misterioso ser de una civilización desconocida”.

Y es que, los pedruscos sirvieron para alimentar la teoría de que los extraterrestres se habían afincado en La Tierra en tiempos remotos, como llevaba sosteniendo desde los años sesenta el controvertido autor suizo Erich von Däniken.

El sorpasso real

Ahora que se ha producido el sorpasso real: ¿qué pensará la nueva Reina de las aficiones esotéricas de la emérita? ¿Mantendrá Letizia alto el pabellón del ocultismo? La única pista que tenemos es que Letizia compró hace tres años un tratado de magia: 'Ángeles fósiles', de Alan Moore, guionista de cómics (‘Watchman’ y ‘V de Vendetta’) y teórico de las ciencias ocultas.

"La humanidad, encerrada en la penitencia que es este mundo material, tal vez no haya necesitado nunca tanto como hoy esa llave que es la magia... Con sus religiones chifladas y sus fundamentalistas pasmosamente dementes, con sus realezas de opereta y sus demagogos más despreocupadamente desvergonzados... El mundo parece estar prácticamente implorando que lo numinoso venga a rescatarlo de esta cultura material enloquecida que prácticamente ya lo ha devorado entero", escribe Moore en ‘Ángeles fósiles’.

Al sector ultramontano se le atragantó el libro de Alan Moore. ¿Cómo podía entrar semejante texto demoniaco en Zarzuela? La web Infovaticana criticó los gustos de Letizia: “Ni más ni menos que una obra que los críticos han recomendado para 'los amigos del paganismo y el ocultismo'... ‘Ángeles fósiles’ está influenciado por personajes como Aleister Crowley, uno de los padres del satanismo... Letizia disfruta con los libros de ciencias ocultas, en la línea de los escritos por Aleister Crowley, considerado por sus coetáneos como 'uno de los seres más pervertidos y perversos”.

En uno de los comentarios del artículo de Infovaticana, se decía lo siguiente: “Una Reina de España puede ser atea, antiDios, ¿Y bruja? Los españoles no nos merecemos eso”.

Desde luego: no nos lo merecemos.

Pero volvamos a Benítez y Sofía...

El Perú marciano

Los reyes de España realizaron una visita oficial a México, Perú y Argentina en noviembre de 1978. JJ. Benítez cubrió el viaje. Durante una recepción en la embajada de España en México, Juan Carlos I espetó: "¡Hombre, Juanjo Benítez! ¡Menos mal que has venido! Lo primero que me encargó la Reina: que venga Benítez, el de los ovnis. Y yo, claro, me puse firme y contesté: '¡A sus órdenes!'", recuerda satisfecho el propio Benítez.

Lo primero que me encargó la Reina: que venga Benítez, el de los ovnis. Y yo, claro, me puse firme y contesté: '¡A sus órdenes!

En efecto, doña Sofía se tomaba los extraterrestres de un modo más serio y menos campechano que su marido. Cuando la comitiva aterrizó en Perú, J.J. Benítez recibió una inesperada llamada de Fernando Gutiérrez, jefe de información de Zarzuela: necesitaban su ayuda; la Reina quería reunirse con los representantes del Instituto Peruano de Relaciones Interplanetarias (IPRI). Benítez contactó con la cabeza visible del IPRI, el célebre ufólogo peruano Carlos Paz. Horas después, doña Sofía, Sabino Fernández Campo, J.J. Benítez y Silvia de Oreja (esposa del ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja) se reunieron con Carlos Paz. Según el autor de 'Caballo de Troya', la reunión duró tres horas y versó sobre un único tema: los ovnis.

Los reyes visitaron después (desde el aire) las Líneas de Nazca. Doña Sofía solicitó la presencia en el vuelo de la mayor investigadora de los dibujos de Nazca, la matemática alemana María Reiche. La siguiente parada fue Machu Picchu.

Una Transición marciana

Nos lo cuenta Jaime Peñafiel: "Doña Sofía tenía un disgusto enorme porque nunca había visto un ovni. Siempre andaba buscando ovnis".

Doña Sofía tenía un disgusto enorme porque nunca había visto un ovni. Siempre andaba buscando ovnis

Atentos a este extracto de una entrevista a J.J. Benítez publicada hace dos años: “Doña Sofía ha sido siempre una persona muy inquieta, con una mente muy abierta, le interesan mucho los ovnis…. En un viaje a Perú, se mostró interesada en hablar con Carlos Paz, que dirigía en Lima un grupo de estudiosos del tema.... La Reina le pregunta a Carlos: ‘¿Y yo puedo ver un ovni?’. Y el otro le dice que sí. Nos quedamos todos bastante alucinados. ‘¿Y cuándo quiere usted verlos?’, inquirió Carlos. La Reina dijo, ‘pues en Navidad’… Llega el día de Nochebuena (1978)... Al día siguiente llamo por teléfono a la Casa Real, estaba Sabino [Fernández Campo] y me dice: ‘Aquí no se ha visto nada, hemos estado hasta las tres de la mañana, pasando un frío de cojones, y aquí nadie ha visto nada, esto es un desastre’". ¿El ovni? Ni está ni se le espera. O sí...

'Existió otra humanidad'
'Existió otra humanidad'

J.J. Benítez concluía así su historieta: "Sí había habido avistamiento... pero no desde la Zarzuela sino desde el Pardo... Un día se lo comenté a la Reina. Le dije: ‘Joder, señora, sí que vinieron y se les vio... pero en el Pardo’. Y ella, muy graciosa: ‘¿Y tus amigos no saben que ya ha llegado la democracia a España?’”.

Hay que reconocerle a Benítez un cerebro privilegiado para la creación de escenarios chocantes e intrigantes: lo de un ovni sobrevolando el Pardo en 1978 daría para un peliculón psicodélico de Álex de la Iglesia. Sinopsis: Una flota extraterrestre aterriza en España en plena Transición. Los visitantes deberán tomar partido. ¿Reforma o ruptura? ¿Destruir España o ser engatusados por Suárez y el Rey? ¿Campechanismo o barbarie? Eso sí, este filme imaginario no daría respuesta a estos interrogantes, sino que generaría otros nuevos: ¿Por qué uno de los Padres de la Constitución habla con un extraño tono robótico, eh, por qué? QUEREMOS SABER.

Animales de compañía

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios