Fraga, Carrillo, Rajoy… Los vídeos electorales más dantescos de la democracia
  1. Cultura
  2. La fiesta de la democracia
Carlos Prieto

La fiesta de la democracia

Por

Fraga, Carrillo, Rajoy… Los vídeos electorales más dantescos de la democracia

Cuando la propaganda electoral se vuelve en contra de los partidos. De la Transición a nuestros días

placeholder Foto: Fotograma de un vídeo electoral de Rajoy
Fotograma de un vídeo electoral de Rajoy

Españoles: el circo electoral ha llegado al pueblo. Tiempo de mítines, declaraciones desgarradoras y besuqueo compulsivo de niños. Tiempo de afinar las estrategias comunicativas. Tiempo, ¡ay!, de vídeos electorales buenos, bonitos y baratos paratrasladar tu mensaje a la plebe.

Decimos ¡ay! porque los vídeos ingeniosos y chispeantes se han convertido en una herramienta política fundamental en la era YouTube/Twitter. Problema: Expuestos al juicio sumarísimo del rebañodigital, los partidos han de hilar fino para que no se les vuelva en contra su propaganda. Recuerden: dado que este año se llevan los vídeos de aires podemistas/ciudadanistas, el PP ha tratado de mostrar su cara más cercana al ciudadano en unos clips que quizá no han logrado el propósito deseado (por no decir que media España se ha venido abajo escuchando a Carlos Floriano a flor de piel).

Pero la posibilidad de cagarla con un vídeono es nueva: los votantes celtibéricos llevan enfrentándose a cortos electorales espeluznantes desde mucho antes de la existencia de internet. He aquí un ranking de desvaríos electorales de ayer y hoy.

1976. Blas Piñar dice NO (muchas veces)

Finales de 1976. Referéndum sobre la Ley para la Reforma Política, instrumento jurídico para cambiar franquismo institucional por democracia parlamentaria. Arrasó el “sí” con un 94% de los votos. Los contrarios a la Ley, por tanto, se pegaron el castañazo padre. El partido de extrema derecha Fuerza Nueva hizo campaña por el “no”. Su líder, el fallecido Blas Piñar, grabó un vídeo en TVE para oponerse a la Ley con vehemencia; con tanta vehemencia, de hecho, que logró justo lo opuesto de lo que pretendía.

'El líder de Fuerza Nueva fue una pieza muy útil para la Transición porque parecía un energúmeno'

“Los que salieron a pedir el ‘no’ se exaltaban mucho, en exceso. Recuerdo que Blas Piñar debió de decir la palabra ‘no' más de cuarenta veces en un minuto, con lo que a la fuerza todo el que lo veía se apuntaba a lo contrario”. Palabra de Rafael Ansón, entonces director de TVE y spin doctor de Adolfo Suárez,en un reciente libro de memorias (El año mágico de Adolfo Suárez, La esfera de los libros, 2014). Ansón añadía: “Lo digo a sabiendas: el líder de Fuerza Nueva fue una pieza muy útil para la Transición porque parecía un energúmeno y darle protagonismo era la mejor forma de restar fuerza a ese sector minoritario que no apoyaba el cambio”.

Cuatro décadas después, es inevitable deleitarse con el verbo florido de Blas Piñar. Ojoal audio de la rajada... En efecto, el prohombre de Fuerza Nueva está tan desatado que es difícil quedarse con una sola frase, así que ahí van cuatro grandes momentos:

1) “Votaremos no porque la abstención es una postura habilidosa para tratar de sumar al bando marxista las inhibiciones de los perezosos, ausentes, enfermos y cobardes”. 2) “Votaremos no porque la ley ha de ser expresión clara de categorías permanentes de razón y no de arbitrarias decisiones de voluntad, como dijo José Antonio sintetizando bellamente el pensamiento cristiano y tradicionalista”. 3) “Votaremos no porque no queremos destruir sino perfeccionar la obra de Francisco Franco”. 4) “Votaremos no porque mantenemos y defendemos sin fisuras los ideales de la cruzada y no queremos hacer estéril ni pisotear la sangre vertida en su defensa por centenares de miles de españoles en la trinchera o en el martirio”.

En dos palabras: a tope.

1977. Fraga pierde los papeles

15 de junio de 1977. Primeras elecciones generales tras el franquismo y, por tanto, primeros vídeos electorales al uso. La comunicación política estaba entonces en pañales. O sea, que (casi) nadie tenía ni pajolera idea de cómo hacer aquello. Bienvenidos al festival de la toma única sin ensayo previo.

Dentro del amateurismo y la improvisación reinante, la palma se la llevó Manuel Fraga, candidato presidencial de Alianza Popular, cuyo vídeo electoral fue un bello ejemplo de todo lo que no hay que hacer en un vídeo electoral. He aquí un extracto del mismo:

¿Qué cuál es el problema? Primero: Fraga mira a la cámara que no es (extraña decisión de realización). Segundo: Fraga diserta mirando de reojo unos papeles (un clásico de la época). Tercero: Fraga tiene serios problemas de dicción (que se le entiende mal, vaya, dada su tendencia a atropellar las palabras cual blindado alemán). Cuarto (y lo más grave de todo): Fraga riñe al votante.

En efecto, a medida que avanza el speech, don Manuel se va calentando hasta acabar bramando contra “los grandes enemigos de España: el marxismo y el separatismo”, como si estuviera en 1957 en lugar de en 1977. Con los asesores de UCD, suponemos, frotándose las manos mientras veían sulfurarse en pantalla a don Manuel. Y con los asesores de Alianza Popular, suponemos, sin atreverse a decirle a Fraga que quizá era mejor que repitiera el discurso… previa ingestión de diez litros de valeriana.

O cómo espantar al votante en lugar de atraerlo.

1977. El guerracivilismo fumeta de Carrillo

Legalización del Partido Comunista de España (PCE) y primeras elecciones democráticas. He aquí algunas de las contradicciones políticas del PCE de 1977 concentradas en unos pocossegundos. Observen el arranquede suvídeo electorala partir del segundo 00.50:

Descripción: Santiago Carrillo camina hacia la cámara con un pitillo en la mano -sí, va fumando un piti, han leído bien- y dice: “Lo que los comunistas queremos de todo corazón es que en España no vuelva a haber una nueva Guerra Civil. Que se destierre la violencia de las prácticas políticas. Que cada español, piense como piense, pueda pasear libremente por las calles, sabiendo que no va a ser asesinado”.

O sea: típico discurso tranquilizador que acaba resultando alarmista sin querer: “Cariño, mete a los niños en el coche, que vienen los rojos y van a quemarnos el dúplex”.

'Que cada español, piense como piense, pueda pasear libremente por las calles, sabiendo que no va a ser asesinado'

Nada que objetar con la idea de la reconciliación de los españoles, pero mencionar la guerra, aunque fuera para negarla, era una errática estrategia política. Si Carrillo y el PCE querían que no se les relacionara con el guerracivilismo, deberían haber puesto el foco en otro asunto (es decir, no mentar a la bicha). Por no hablar de la contradictoria decisión de elegir un cabeza de cartel (Carrillo) que había participado activamente en la guerra, en lugar de un candidato de la generación posterior (el eje nuevo/viejo, tan de moda ahora en la política española, funcionó también durante la Transición: Felipe González era la modernidad y Santiago Carrillo el viejunismo). La cosas del Comité Central.

1996. El diabólico dóberman felipista

Felipe González venía de ganar de milagro las elecciones de 1993 en medio de una ola de escándalos de corrupción. Pero su triunfo no hizo más que alargar la agonía de un ejecutivo zombi. Visto que la victoria del PP parecía casi inevitable en 1996, el PSOE optó por recurrir a un clásico: el mensaje asusta viejas.

La idea del vídeo podría resumirse así: “Si gana el PP, la derecha soltará unos espeluznantes chuchos que se comerán vuestras pensiones (y también vuestras extremidades)”. O la peculiar versión socialista de las dos Españas: la España que besa niños (la felipista) y la España que da un mal rollo satánico que flipas (la aznarista). Ustedes verán a quién votan.

El vídeo, popularmente conocido como“el del dóberman”, pasó a nuestra pequeña historia electoral por dos motivos: 1) Porque era la primera vez que uno de los grandes partidos se tiraba a la yugular del rival en formato vídeo. 2) Por su alucinante grosor temático y formal.

1999. Jesús Gil y el peronismo celtibérico

La política municipal no se podía quedar fuera de este artículo. Corríael año 1999 y Jesús Gil, líder del Grupo Independiente Liberal (GIL), empezaba a tener problemas con la justicia tras ocho años como alcalde de Marbella: Gil ingresó en prisión tras ser acusado de malversación de caudales públicos, lo que no fue óbice para que meses después volviera a ganar las elecciones marbellís con el 52% de los votos (entre pitos y flautas, Gil continuó siendo alcalde hasta 2003, cuando fue inhabilitado por el Tribunal Supremo y cedió el bastón de bando al no menos mítico Julían 'Cachuli' Muñoz).

El vídeo electoral del Gil en el 99 es un repaso a sus embrollos judiciales y a sus hazañas políticas, apoyado en un speech marca de la casa: un torrencial monólogo giliano con amplias dosis de verborrea, demagogia y patadas al diccionario.

Paradoja formal: Algunas partes de su discurso, podrían salir en un vídeo de Podemos, de Ciudadanos o del mismísimo Monago. “Eso de las ideologías es el pretexto de los inútiles, de los incapaces, para medrar y seguir viviendo del cuento”, espeta el estadista.

El vídeo incluye imágenes de la detención del regidor. Por ejemplo,una antológica estampa de Gil saludando desde la ventana de su celda mientras una turbamulta de marbellís corea en el exterior de la prisión: “Gil, amigo, el pueblo está contigo”. Primera de una serie de tomasde ciudadanos rotos en mil pedazos ante el incierto futuro judicial de su líder. Alienación ciudadana no, lo siguiente.

Aunque quizá no era para menos: si hacemos caso al mensaje del vídeo, don Jesús Gil iba por la vida regalando pisos de ensueño.

“A don Jesús le debe todo. De la noche a la mañana, de no tener nada, a que un día te llamen y te digan. ‘Aquí tienes tu casa y tu llave’. Se te abre el túnel oscuro en el que estabas”, cuenta una señora llorosa mientras enseña la terraza del pisito que le ha puesto el patrón.

'Eso de las ideologías es el pretexto de los inútiles, de los incapaces, para medrar y seguir viviendo del cuento'

Y ahora atentos a la traca final de Gil: “Yo me encuentro con mujeres que tienen dos, tres o cuatro hijos y han sido abandonadas y maltratadas por el marido… De acuerdo que somos el único ayuntamiento de España que lo hace, pero el trabajo, la educación y la vivienda son obligaciones del Estado que el Gobierno no atiende aunque debería atender por la Constitución”. En efecto, ¿quién necesita a Olof Palme cuando tiene a Jesús Gil? ¡Larga vida al peronismo socialdemócrata de cadena de oro y pelotazo inmobiliario!

2015. Mariano llama a tu puerta

El día que Íñigo Errejón dijo por primera vez la palabra "casta", a los asesores de Mariano Rajoy les dio un derrame. Desde entonces, la estrategia comunicativa del PP parece centrarse en convencer al votantede que ellos pueden sertan normales y enrollados como cualquierciudadano. Un viaje hacia la normalidad no exento de momentos involuntariamente cómicos.

En efecto, Mariano Rajoy puede tener muchas facultades, pero la de aparentar espontaneidad no es una de ellas. Es más, cada vez que lo intenta, no puede evitar poner caras raras, de ahí lo fallido del vídeo en el que paseaba por España dando las gracias a los españoles porque sí.

Sinopsis: Mariano Rajoy llama a tu puerta por sorpresa, abres… y lo que te encuentras no es al Presidente del Gobierno, sino a un hombre con la mirada de las mil yardas. Lo siguiente, claro, es llamar a la policía: "Agente: Un perturbado está acosándome para pedirme el voto".

Como se pueden ustedes imaginar, los amigos del ji-ji ja-ja, se ensañaron con el vídeo del PP. Así están las cosas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Política Elecciones Municipales y Autonómicas 2015 Vídeo
El redactor recomienda