Con cuatro años de retraso y el riesgo de haber caído en manos de Caparrós

La llegada de Julen Lopetegui al banquillo de España y su exhibición en Bruselas abre el debate de si Del Bosque se equivocó al no irse e hipotecar el Mundial 2014 y la Euro 2016

Foto: Julen Lopetegui da instrucciones a Silva durante el partido contra Bélgica. (EFE)
Julen Lopetegui da instrucciones a Silva durante el partido contra Bélgica. (EFE)

Era un amistoso, sí, pero ante una de las mejores selecciones de Europa, al menos en lo que a su nómina de jugadores se refiere. Como equipo es cierto que Bélgica dejó mucho que desear, aunque en ello también tuvo mucho que ver que la Roja volviera a ser la auténtica y no un sucedáneo. Al igual que Julen Lopetegui en el de España, Roberto Martínez debutaba en el banquillo belga. El vasco y el catalán fueron la cara y la cruz del partido, pues mientras el primero se apuntó una victoria de prestigio con dos goles y una exhibición de Silva, la derrota y el baño de fútbol recibido por la selección local le valió para acabar siendo silbada. 

Aún es pronto para sacar conclusiones, sí, y el objetivo prioritario de Lopetegui es clasificarse para el Mundial de Rusia como primero de grupo, para lo cual el único rival 'de verdad' será Italia, pues Albania estuvo en la Eurocopa de Francia, pero sigue siendo una selección menor. Sin embargo, las sensaciones que transmitió España en Bruselas fueron inmejorables. Y no solo en la actitud, algo lógico cuando en la banda hay un nuevo entrenador y toca ganarse su confianza, sino también en el nivel del juego, con un equipo compacto, y en la dirección desde el banquillo, especialmente en los cambios.  

En lo que a nombres propios se refiere, es complicado no destacar a ninguno de los jugadores que Lopetegui utilizó en su debut. Desde De Gea, que paró la única que realmente tuvo que parar, a Diego Costa, que ofreció su mejor versión con la camiseta de España, aunque al de Lagarto le sigue costando hacer gol. "Si jugara en Madrid o Barça y fuese español natural, se diría que he hecho un buen partido, posiblemente el mejor con la Selección", se quejó el delantero del Chelsea, a quien Julen se ha propuesto recuperar para la causa. Carvajal, Koke, Vitolo, el -por fin- debutante Saúl y, por encima de todos, David Silva, que interpretó como nadie lo que a buen seguro le pidió Julen: juntarse alrededor del balón.   

Julen Lopetegui da instrucciones durante el entrenamiento de España en el estadio Rey Balduino de Bruselas. (EFE)
Julen Lopetegui da instrucciones durante el entrenamiento de España en el estadio Rey Balduino de Bruselas. (EFE)

Después de ver el repaso que la selección española le dio a Bélgica es lógico pensar que, del mismo modo que nadie le puede negar a Del Bosque su cuota de culpabilidad en la conquista del Mundial de Sudáfrica y de la Eurocopa de Polonia y Ucrania, es posible que si él se hubiera echado a un lado mucho antes de lo que lo hizo -que nadie se olvide de que se fue él, pues Villar no tenía ninguna intención de echarle- la Roja habría evolucionado sin necesidad de esperar cuatro años para empezar a hacerlo.

Es especular, pero quién sabe si de este modo igual España podría haber aspirado a ganar el Mundial de Brasil, donde no superó ni la fase previa, y, por supuesto, la reciente Eurocopa de Francia, la más barata de la historia, aún más de haber pasado a octavos como primera de grupo. Aunque seguía contando con los mejores jugadores, el desgaste era evidente, pero, ya fuera por compadreo o acomodo, nadie lo quiso ver.  

Nunca es tarde si la dicha es buena, dice el refrán, aunque si a la tardanza se le hubiera unido la elección de Joaquín Caparrós como sustituto de Del Bosque, la cosa habría estado bastante más complicada. Que España venciera y sobre todo convenciera en el primer partido de Lopetegui a buen seguro que escocería a quienes apostaron y presionaron lo que no está escrito para que el sevillano fuera el nuevo seleccionador. De momento, con Julen se ha producido esa 'evolución' de la que habló en su presentación y su experiencia al frente de la sub 21 le ha valido para acortar los tiempos. Su comienzo no ha podido ser más esperanzador, aunque si hay alguien que nunca echa las campanas al vuelo ese es Lopetegui.   

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios