Cristiano eclipsa a Benzema (igual de efectivo) y abre la puerta a Griezmann

CR7 es un '9' enmascarado. Esta temporada marca un gol cada 5,28 remates, por los 5,11 de Benzema. Para acabar de centrar a Cristiano, el Madrid piensa en Griezmann para 2018

Foto: Cristiano y Benzema celebran un gol del Real Madrid en el Bernabéu. (EFE)
Cristiano y Benzema celebran un gol del Real Madrid en el Bernabéu. (EFE)

Si como dijo el mítico entrenador Boza Maljkovic, "en baloncesto, las estadísticas son como los bikinis: dejan ver algo, pero no lo más importante", puede decirse que en el fútbol muchas veces las estadísticas tapan más de lo que enseñan. Conocido es el caso en baloncesto de los Raptors, que llegaron a prohibir las estadísticas porque consideraban que afectaban a la unidad del equipo. "Llegamos al vestuario después de ganar o de perder y la gente se pone a mirar esas hojas de estadísticas. Eso no es lo que debe ser. Somos un equipo y la estadística que importa es la victoria", afirmó Rudy Gay, líder del equipo de Toronto y actualmente en los Sacramento Kings, quien llegó a la conclusión de que los números podían hacer que sus compañeros se desconcentraran del colectivo y se interesaran más por lo individual.

"Soy un jugador ambicioso que solo tiene un fin: la victoria del equipo", puede leerse en la presentación que la web del Real Madrid hace de Cristiano Ronaldo. Que el portugués es ambicioso y le gusta ganar es algo incuestionable, aunque lo de que su fin es "la victoria del equipo" suena un poco forzado viniendo de un futbolista que devora récords individuales y no oculta su obsesión por ellos. Claro que el portugués busca los triunfos de su equipo, en este caso el Real Madrid, el club más laureado del mundo antes incluso de que él llegara al Bernabéu, aunque no tiene por qué ser obligadamente en este orden, y al fin y al cabo si Cristiano triunfa, su equipo también.

[Lea más noticias del Real Madrid]

En el Madrid, el número '9' lo lleva Karim Benzema, pero quien de verdad ejerce de delantero centro es Cristiano, que lleva el '7' desde que Raúl lo dejó libre, ya que su marca personal es CR7. Es cierto que los mejores delanteros no son los que están, pues de esta manera facilitan el trabajo a sus marcadores, sino los que aparecen. Esto es algo que Cristiano tiene muy claro, de ahí su negativa a jugar como '9' para tener más libertad de movimientos y así sorprender especialmente arrancando desde la izquierda. Claro que en el caso del Real Madrid, el hecho de que Cristiano aparezca continuamente para hartarse a meter goles —su exhibición ante Bayern y Atlético en Champions es incalificable— conlleva que Benzema desaparezca, al menos en esa labor tan llamativa como es marcar.

Cristiano celebra su primer gol al Atlético de Madrid en la ida de las semifinales de la Champions. (Reuters)
Cristiano celebra su primer gol al Atlético de Madrid en la ida de las semifinales de la Champions. (Reuters)

Aunque resulte paradójico y para él sea una losa a ojos de quienes hay cosas que por mucho que miren nunca verán, el delantero francés no está en el Real Madrid para marcar goles, una tarea que monopoliza Cristiano Ronaldo, sino precisamente para facilitar al portugués su espectacular renta de cara a portería a pesar de jugar más lejos de esta que el propio Karim. Recuerdo que me lo dijo Jorge Valdano cuando aún era director general del Real Madrid y me concedió una entrevista en su despacho del Bernabéu, algo hoy por hoy impensable, y no solo porque Valdano ya no esté, sino porque la llamada T4 es un búnker: "Si quisiera, Cristiano podría ser el mejor '9' del mundo". Bueno, en realidad lo es, aunque él se empeñe en no jugar de ariete y dejar que sea Benzema quien figure como tal.

Como decía al principio, las estadísticas en el fútbol no solo no dejan ver lo más importante, sino que en ocasiones tapan aspectos del juego que deberían prevalecer por el bien colectivo. El fútbol, aunque a veces no lo parezca, es un deporte de equipo, si bien la mercadotecnia necesita inventarse esos galardones individuales que, por ejemplo, ignoran a futbolistas tan excepcionales como Xavi o Iniesta y premian a otros como Cannavaro u Owen. Sin embargo, hay algunos datos que sí son interesantes, y por ello merecen ser analizados y destacados.

Esta temporada, Cristiano ha jugado 41 partidos y ha marcado 35 goles, para los cuales ha necesitado 185 remates. Por su parte, Benzema suma dos encuentros más (43) y menos de la mitad de goles (17) que el portugués, eso sí, con solo 87 remates. Es decir, que mientras Ronaldo ve puerta cada 5,28 remates, el francés lo hace cada 5,11. La efectividad es la misma, aunque lógicamente los escandalosos —por brutales— números de Cristiano llaman mucho más la atención de los aficionados y convierten a Benzema en un incomprendido. Basta con verle en acción cuando no juega CR7 y forma el ataque junto a los Marco Asensio, Isco, James o Lucas para comprobar su facilidad goleadora.

Cristiano saluda a Bale en presencia de Griezmann durante la entrega del trofeo al mejor jugador de la FIFA.
Cristiano saluda a Bale en presencia de Griezmann durante la entrega del trofeo al mejor jugador de la FIFA.

Y siguiendo con delanteros franceses, el diario 'L’Equipe' aseguró hace unas semanas que el Real Madrid piensa en Antoine Griezmann no para este verano, sino para el de 2018, y de esta forma compensar el inevitable declive de Cristiano. Sería entonces, salvo que otro club como, por ejemplo, el Manchester United se cruzara en el camino, cuando se produciría ese hipotético relevo de atacantes galos, en el caso de Griezmann con unas características que permitirían centrarse al portugués, algo que no sucede con Benzema, eclipsado por CR7 porque en realidad es CR9, de ahí que sea un crack incomprendido.

Los 100 millones de la cláusula de Griezmann no serían problema para Florentino Pérez, quien casi los pagó por Bale y por el propio Cristiano, y todo apunta que este verano será reelegido presidente al no haber más candidatos. A la espera de que el TAS levante o no la sanción al Atlético, fichar este próximo mes de julio al francés sería un duro golpe el club rojiblanco, pues no tendría en quién reinvertir ese dinero. De ahí también que la opción 2018 tenga todo el sentido. Eric Olhats, asesor de Griezmann, aseguró en 'RMC' que el equipo blanco se interesó por el exjugador de la Real Sociedad, quien cabe recordar que tiene el 20% de su traspaso. Antoine nunca ha ocultado su ilusión por jugar en el Real Madrid y, por más que ahora esté en el Atlético, es difícil que eso pueda cambiar.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios