El 'independentista' Cristiano (que no es Messi) se la deja botando a Florentino

El hecho de que el portugués quiera irse de España y, por tanto, del Real Madrid es una buena oportunidad para renovar y reforzar su plantilla con Mbappé... y Asensio titular

Foto: Cristiano, junto a Florentino Pérez, tras su última renovación con el Real Madrid. (Reuters)
Cristiano, junto a Florentino Pérez, tras su última renovación con el Real Madrid. (Reuters)

La bomba la tiró el diario 'A Bola': "Cristiano Ronaldo quiere abandonar España", lo que necesariamente conlleva abandonar el Real Madrid. Salvando las distancias y, sobre todo, las formas, algo parecido se comentó cuando Messi se vio acorralado por Hacienda y en el FC Barcelona temían que su enfado le llevara a querer marcharse. Según el mismo diario deportivo portugués, la decisión de Cristiano es irreversible y así se la ha trasladado al presidente del Real Madrid, con quien también estaría molesto, aunque sorprende aún más. Bastante ha hecho Florentino Pérez parando el golpe mediáticamente y comprometiendo a su club con una defensa pública tan criticada —y con razón— en el caso del Barça con Messi, con quien, por cierto, la prensa nacional no tuvo piedad.

Sí pudo molestar a CR7 el hecho de que, tal y como informamos en El Confidencial, desde el propio club se pidiera a los medios afines que, en las informaciones sobre su presunto fraude fiscal, el portugués no apareciera con la camiseta del Real Madrid. Una cuestión de imagen, ya saben, algo que importa mucho al presidente, de ahí que la bomba lanzada por 'A Bola' tampoco le hiciera ninguna gracia.

Cristiano ha pasado de renovar su contrato hasta 2021, por lo que lo terminaría con 36 años, a querer irse tras ser acusado por el Ministerio Fiscal de defraudar 14,8 millones de euros. Siempre según su entorno, el luso estaría "muy indignado" por todo lo relacionado con este proceso por el que se le está investigando. No quiere ser "víctima de una persecución" y tampoco "el payaso del circo". En la misma noticia se explica que la decisión de abandonar España habría sido tomada hace dos o tres meses y que podría hacerse pública tras las vacaciones que Ronaldo disfrutará tras jugar la Copa Confederaciones con Portugal.

Al mismo tiempo, aunque posiblemente en la estela de lo publicado en 'A Bola', la cadena británica BBC informó de que Cristiano no descarta regresar a la Premier o irse al Paris Saint-Germain, sin olvidar la opción china. Es decir, las tres salidas más lógicas que tiene el portugués de confirmarse su marcha del Real Madrid, aunque en Inglaterra se antoja muy difícil verle en otro club que no fuera el Manchester United. "Él siente que es honesto, que no hizo nada mal y no entiende lo que está sucediendo. Está muy triste y muy molesto", explicaron en la BBC, citando a una fuente del círculo más íntimo del futbolista.

Cristiano es manteado tras la final de la Champions entre el Real Madrid y la Juventus. (Reuters)
Cristiano es manteado tras la final de la Champions entre el Real Madrid y la Juventus. (Reuters)

Sí tiene más sentido lo que un día después publicó el semanario portugués 'Expresso', donde se aseguraba que la ley española presiona a Cristiano para que confiese ante la Fiscalía haber cometido fraude fiscal, ya que de hacerlo su posible pena de prisión se reduciría sustancialmente. El citado medio indica que "la ley española prevé que, si el jugador confesara, la pena descienda a dos años de prisión". "En la práctica, significa que, si confesara, Ronaldo deja de arriesgarse a una pena de prisión efectiva y pasa a estar sujeto solo a penas en suspenso" por la acusación de defraudar los 14,8 millones de euros de forma "consciente" y "voluntaria", como sostiene la Fiscalía en su denuncia.

Kike MarínKike Marín

Lo cierto es que a sus 32 años, y a pesar de su excepcional final de temporada, el portugués empieza a ser un jugador amortizado y, a diferencia de lo que sucede con Messi en el FC Barcelona, el Real Madrid tiene plantilla y posibilidades de reforzarse como para tener que echarle de menos. De ahí que, en cierto modo, pensar en un traspaso no es ninguna locura. Sobre todo si, como parece, algún club, ya sea el Manchester United, el preferido de CR7, o el PSG, paga por él 200 millones de euros, que tenerlos, uno y otro los tienen.

Con ese dinero, además de lo que recaude por la venta de Morata, Florentino Pérez se haría sin ningún problema con Mbappé, considerado el mejor delantero del futuro y cuyo precio no bajará de los 120 millones de euros, se ahorraría tener que pensar en traspasar a Gareth Bale y, sobre todo, Zidane podría darle más protagonismo a Marco Asensio, sin duda el mejor fichaje del Real Madrid, aunque en el Bernabéu quizás aún no sean conscientes de ello.

Marco Asensio celebra su gol en la final de Cardiff contra la Juve. (Reuters)
Marco Asensio celebra su gol en la final de Cardiff contra la Juve. (Reuters)

Quién le iba a decir a Florentino Pérez, que este domingo inició su quinto mandato al no tener oposición posible, que Cristiano Ronaldo le iba a acabar saliendo 'independentista', por aquello de querer irse de España, me refiero. Es evidente que su marcha sería una gran pérdida para la Liga, aunque no tanto para el Real Madrid, por muchas bocas que el portugués se empeñe en cerrar, la primera la mía. Eso sí, que nadie olvide que su aportación es más fruto de su excepcional capacidad para finalizar las jugadas de su equipo que del juego que él es capaz de generar al colectivo.

Es decir, nada que ver con lo que hace Messi en el Barça, donde el argentino se antoja imprescindible, no solo para marcar goles, sino sobre todo para mantener la poca identidad de juego que le queda. Por cierto, el argentino sigue sin renovar su contrato y, aunque lo más normal es que lo acabe haciendo, cada día que pasa falta uno menos para el 1 de enero de 2018, en el que estaría libre para negociar con otro club a coste cero.

Messi celebra el gol que dio la victoria al Barça en el último Clásico. (Reuters)
Messi celebra el gol que dio la victoria al Barça en el último Clásico. (Reuters)

Volviendo a Cristiano, cabe recordar que el portugués fichó por el Real Madrid en el verano de 2009 procedente del Manchester United por 80 millones de libras, contratación récord en la historia del fútbol en ese momento, hasta que llegaron los traspasos de Bale, del Tottenham también al Real Madrid, y el de Pogba, de la Juventus al United. El portugués sigue siendo el jugador franquicia del Real Madrid, con el que ha ganado, entre otros títulos, tres Champions, dos Mundiales de Clubes, dos Ligas y dos Copas del Rey. Nadie, y Florentino el primero, duda de lo mucho que podría seguir aportando.

ECEC

Ahora bien, si hay un club en el mundo que ha demostrado estar por encima de cualquiera de sus jugadores, ese es el Real Madrid, al que Cristiano necesita más de lo que el Madrid le necesita a él. Y es que, como estos días me ha recordado más de un madridista, lo dijo Santiago Bernabéu: "Si alguien piensa en irse del Real Madrid, ya sabe dónde está la puerta".

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios