Hipocresía catalana: de Jaume Roures y los hermanos Guardiola al 'infiel' Barcelona

El dinero procedente de los emiratos árabes destroza el mercado del fútbol europeo y lo hace con la connivencia de quienes lo cuestionan pero sacan (o sacaron) tajada de ello

Foto: Pep Guardiola, junto al presidente de la Federación de Fútbol de Qatar y el presidente del comité de la candidatura al Mundial de 2022. (EFE)
Pep Guardiola, junto al presidente de la Federación de Fútbol de Qatar y el presidente del comité de la candidatura al Mundial de 2022. (EFE)

"Los derechos de la Champions, la Europa League y las ligas europeas los hemos comprado con Al Jazeera. Además, usaremos una de sus marcas como es beIN Sports, que está bien posicionada". Quien así de claro se explicó fue el presidente de Mediapro, Jaume Roures, cuando en abril de 2015 anunció su participación "a medias" con la citada compañía catarí. Pues bien, tal y como informó El Confidencial, el empresario catalán, propietario de los derechos televisivos del fútbol español, invitó a cenar a su casa al líder de Podemos, Pablo Iglesias, al portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, y el vicepresident de la Generalitat, Oriol Junqueras. ¿Para qué? Pues lo que es seguro es que para hablar de la deprimente situación del Barça, no.

Ya ven, Dios los cría y Roures los junta. Y el presidente de Mediapro lo hizo horas después de la manifestación contra el terrorismo celebrada en Barcelona, en la que, como es sabido, desde la CUP se denunció "las relaciones de amistad y económicas de la monarquía española con las monarquías pérsicas, como Qatar y Emiratos, que financian al Daesh y son culpables de lo que sucedió en Barcelona". Claro que la hipocresía de la que se acusó a Felipe VI también sería aplicable al mencionado Roures, así como a los hermanos Guardiola y al propio FC Barcelona, durante muchos años patrocinado con el dinero de la aludida monarquía catarí.

Sí, por si lo habían olvidado, Pep Guardiola fue embajador de la candidatura de Qatar a organizar el Mundial de 2022 y actualmente entrena al Manchester City, club inglés del que es dueño el jeque Mansour Al Nahyan, uno de los 19 hermanos del emir de Abu Dhabi. Además, su hermano Pere acaba de cerrar la compra del Girona gracias a un acuerdo entre el City Football Group, propiedad de Abu Dhabi United Group, y el Girona Football Group, que se han hecho con más de un 88% del club catalán a partes iguales. Por si había dudas, un comunicado vinculó la segunda empresa a Pere Guardiola, representante de jugadores en una empresa de Roures y ahora también socio suyo.

[Lea más noticias sobre el FC Barcelona]

¿Y qué decir del patrocinio de Qatar al Barça? Sólo la mala gestión de Josep Maria Bartomeu, una más de su larga lista de despropósitos, dio al traste con una relación en la que el máximo dirigente culé quiso pasarse de listo, algo que los cataríes no sólo no le han perdonado, sino de la que se han vengado. Durante las últimas elecciones a la presidencia del FC Barcelona varios candidatos se posicionaron en contra del patrocinio de Qatar. Desde Joan Laporta, que lo hizo enarbolando la bandera de Unicef, a Agustí Benedito, quien llegó a afirmar que "Qatar está detrás del terrorismo yihadista". Lo mismo ocurrió con varios medios de comunicación o líderes de opinión catalanes. "Qatar, el amigo del Barça que oprime mujeres y emigrantes, persigue homosexuales y disidentes y potencia el integrismo", escribió en su cuenta de Twitter Pilar Rahola.

Sí, Qatar fue patrocinador principal del Barça, primero como Qatar Foundation y después como Qatar Aiways, y sin embargo ahora se ha convertido en su principal enemigo tras romper el mercado con el fichaje de Neymar. El Paris Saint Germain, club propiedad del emirato catarí, ya hizo una multimillonaria oferta a Leo Messi, se negó en rotundo a traspasarle a Verratti y finalmente terminó pagando la cláusula del brasileño. "Cuando un país es dueño de un club, todo es posible", denunció el técnico francés del Arsenal, Arsène Wenger, quien añadió que "pasamos la línea de los 100 millones el año pasado y solo uno más tarde cruzamos la de los 200".

Luis Suárez y Carlos Puyol, con representantes de Qatar Airways, en un acto celebrado en Doha. (EFE)
Luis Suárez y Carlos Puyol, con representantes de Qatar Airways, en un acto celebrado en Doha. (EFE)

'Dopaje financiero' del PSG

Cabe recordar, aunque de poco valga, que según el llamado Fair Play financiero los clubes solo pueden gastar hasta cinco millones más de lo que ingresen por un periodo de evaluación de tres años. Además, ningún equipo podrá tener deudas pendientes con otros, con sus jugadores o con las autoridades tributarias del país. De no cumplirlo, la UEFA se reserva el derecho de no admitirlos para sus competiciones.

Claro que para sortear la normativa, el PSG ha fichado a Mbappé en calidad de cedido y se obliga a pagar al Mónaco 180 millones de euros, aplazados al año que viene cuando se formalizará el traspaso. Con esta argucia jurídica el club parisino, que ya pagó 222 al Barcelona por Neymar, evita que en sus cuentas los gastos superen a los ingresos por encima del límite permitido. La pregunta es: ¿para qué sirven unas normas que se pueden burlar con tanta facilidad, sobre todo cuando el dinero proviene de un Gobierno como el de Qatar? El 'dopaje financiero' es evidente, pero como el fútbol lleva tiempo que es puro negocio, nadie se atreve a ponerle límites.

Tampoco está de más recordar que Javier Tebas mantuvo varias reuniones con representantes del Gobierno de Qatar para negociar que el emirato se convirtiera en el patrocinador principal de LaLiga desde la pasada temporada. Para ello, la condición que puso Qatar Airways era no renovar su contrato de patrocinio con el FC Barcelona, el cual llevaba meses en el aire a raíz de que el presidente del club catalán intentara renegociar las condiciones que estaban pactadas, una vez que ganó las elecciones.

Nasser Al-Khelaifi y Neymar, en la presentación del brasileño como nuevo jugador del PSG. (Reuters)
Nasser Al-Khelaifi y Neymar, en la presentación del brasileño como nuevo jugador del PSG. (Reuters)

Patrocinar LaLiga le salía más barato a Qatar, aunque el dinero no es ningún problema para Tamim bin Hamad al Thani, el emir catarí del que se ha escrito que es madridista y suele visitar de incógnito el palco del Bernabéu invitado por Florentino Pérez, de cuya constructora es accionista relevante. Sin embargo, Tebas no quiso perjudicar al Barça, de ahí precisamente su arrebato cuando el PSG anunció que iba a depositar en la sede de LaLiga el dinero de la cláusula de Neymar.

"El Real Madrid ha comprado un jugador de 16 años por 46 millones de euros. Podéis imaginar cómo está el mercado...", se atrevió a decir Pep Guardiola en referencia al brasileño Vinicius, cuando él se ha gastado este verano 50 millones en Bernardo Silva, 56 en Kyle Walker, 40 en Ederson, 30 en Danilo -más 5 en variables-, 57 en Mendy.... En total: 244 millones. Es decir, más incluso que el PSG.

Claro que para machadas las de su amigo Roures. "Me gusta correr y vendí el Aston Martin porque era una capullada", soltó el empresario en una entrevista para estupefacción de quienes tengan dos dedos de frente. "Para penalizar las ideas que defiendo, como el marxismo, me llaman millonario", añadió. Yo también soy marxista, pero de Groucho, que se reía del mundo, pero no de la gente, como estos hipócritas catalanes.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios