Neymar pide que boten (con b) al Barça de la Champions: qué risa, ¿eh, Piqué?

El brasileño, que reclama 26 millones por renovar y luego irse al PSG, ha denunciado por impagos al club catalán ante la UEFA para que ésta no le permita jugar en Europa

Foto: Piqué, con Neymar, tras la marcha del brasileño al PSG
Piqué, con Neymar, tras la marcha del brasileño al PSG

En los despachos de la Federación Española de Fútbol (RFEF) no salían de su asombro cuando recibieron la notificación de la UEFA: Neymar ha denunciado por impago al FC Barcelona ante el máximo organismo el fútbol europeo con la única (y mala) intención de que el club catalán sea expulsado de las competiciones continentales -en su caso la Champions League- si antes del 30 de este mes, es decir, mañana, no le pagan los 26 millones de euros de la prima de renovación acordada cuando amplió su contrato en octubre de 2016. Sabido es que este verano Neymar pagó su cláusula de 222 millones para irse al Paris Sain-Germain, aunque al pesetero de su padre por lo visto no le parece suficiente que su hijo gane 865.000 euros semanales.

Tal y como indica la UEFA, "como medida de los requerimientos del juego limpio financiero incluidos en las Regulaciones de Juego Limpio Financiero y Licencias de Clubes de la UEFA (...) los clubes que participen en las competiciones de clubes de la UEFA tienen que actualizar los pagos atrasados a otros clubes, empleados y autoridades tributarias antes del 30 de septiembre". De lo contrario, y tal como ya les sucedió a equipos españoles como Mallorca o Málaga, serán expulsados o no podrán jugar en Europa.

Lo cierto es que el de Neymar y el Barça no es un caso de impago propiamente dicho, toda vez que ambas partes se han denunciado mutuamente el pago-impago de una comisión de renovación y el litigio no está resuelto. Josep Vives, portavoz de la junta directiva del Barcelona, ya aseguró que el club azulgrana no pagaría esa prima al brasileño tras marcharse al PSG: "El club no va a pagar esa prima al padre de Neymar. Había tres condiciones: que el jugador no hubiese negociado su salida del club durante el mes anterior al cobro, que manifestara su voluntad de cumplir el contrato y que no pagaríamos la prima antes del 1 de septiembre, para asegurarnos de que la ventana de fichajes estuviera cerrada. Esas eran las condiciones de esa prima".

La verdad es que parece no haber dudas de que la razón asiste al Barça. "Ahora que sabemos que no cumplió ninguna de esas tres condiciones, no vamos a liquidar esa prima de renovación. De hecho, el cheque que estaba en una notaría, vuelve a estar en poder del club", señaló el portavoz de la junta directiva que preside Josep María Bartomeu, donde están muy tranquilos tras conocer la denuncia que Neymar ha hecho a la UEFA con la intención de botarle (con b) de la Champions.

Neymar celebra un gol con el PSG. (EFE)
Neymar celebra un gol con el PSG. (EFE)

Es más, el 11 de agosto el club catalán interpuso contra Neymar ante el Juzgado Social de Barcelona con el fin de que la trasladase a la Federación Francesa de Fútbol y la FIFA. El Barça especificaba que reclamaba al jugador "la cantidad ya liquidada correspondiente a la prima de renovación por incumplimiento de contrato; 8,5 millones de euros en conceptos de daños y perjuicios y un 10% adicional en concepto de demora". El club también reclamó que el París Saint-Germain asumiera subsidariamente el pago de estas cantidades en caso de que el jugador no las pueda asumir.

Luis Suárez Neymar y Messi, en una foto colgada en Instagram por el argentino.
Luis Suárez Neymar y Messi, en una foto colgada en Instagram por el argentino.

El motín de Instagram

Lo más curioso, por no decir lamentable, es que algo más de una hora después de que el Barcelona anunciara que había trasladado a la RFEF su demanda contra Neymar, Leo Messi publicó una fotografía en su cuenta de Instagram en la que aparecía abrazando al brasileño y en compañía también de Luis Suárez. No va a pasar, pero ¿qué les parecería al argentino y al uruguayo que la UEFA expulsara al Barça de la Champions por culpa de su amigo y ex componente de la MSN? Lo mismo se le podría preguntar a Piqué, quien tampoco dudó en fotografiarse con Neymar y bromear con un "volvió" tras el ridículo que hizo con su famoso "se queda".

La actitud de estos y otros jugadores del Barça como Rakitic, quien también acudió junto a los brasileños Douglas y Dani Alves al cumpleaños del hijo de Neymar que se celebró en la casa de Messi, molestó mucho en la Junta directiva culé, pero también a la afición azulgrana, a la que la ahora gran estrella del PSG vuelve a decepcionar. Esta vez por intentar que su ex equipo sea expulsado de la Champions por impago. Qué risa, ¿eh, Piqué?

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios