Carolina Marín, 'la prima de Zumosol', a la conquista del mercado asiático

La campeona olímpica de bádminton, un deporte de masas en Asia, es la nueva embajadora para China de esta marca española propiedad de una empresa turca.

Foto: Carolina Marín, durante el último Mundial de Bádminton. (Reuters)
Carolina Marín, durante el último Mundial de Bádminton. (Reuters)

¿Recuerdan al primo de Zumosol? Si tienen una edad, seguramente sí, pues no en vano fue una exitosa campaña de publicidad de la década de los noventa protagonizada por un joven y musculoso muchacho que acudía al auxilio de un niño indefenso. 'Mi primo el de Zumosol' se hizo tan popular que hasta fue el titular de la portada que el diario 'Marca' dedicó a Miguel Indurain el 9 de julio de 1995, tras la primera etapa del Tour en la que el mítico ciclista navarro inició la conquista de su quinta ronda francesa.

Pues bien, años después del 'primo de Zumosol', llega 'la prima de Zumosol' y quién mejor que la gran Carolina Marín para encarnarla. Esta semana la marca española de zumos de fruta naturales ha cerrado y anunciado un acuerdo para que la campeona olímpica sea su embajadora en Asia -y más concretamente en China-, donde sabido es que el bádminton es un deporte de masas y la andaluza, toda una estrella. De este modo, la imagen de Carolina aparecerá en las botellas o tetra-breaks, espacio que suele ser ocupado por importantes deportistas locales.

Además de la marca deportiva Yonex, Marín cuenta ya con el patrocinio de Iberia, Iberdrola, Plátano de Canarias, UCAM, El Corté Inglés, LaLiga4Sports, Meliá y Comunidad de Madrid. A ellos se suma ahora Zumosol, si bien sigue teniendo libre el frontal de su camiseta, sin duda al que más jugo le puede sacar, pues es el espacio que mayor visibilidad tiene durante los partidos y, como es habitual en su caso, en el podio.

Cabe recordar que la también marca española Carbonell fue la primera empresa en patrocinar a Carolina y, por extensión, a la Federación Española de Bádminton (FESBA), aunque la mala gestión de su presidente, David Cabello, provocó que el acuerdo naciera torcido y durara apenas un año. Con el paso del tiempo, y en vista de la incapacidad de la FESBA para encontrar patrocinadores a pesar de los enormes éxitos cosechados por su campeona, la onubense ha logrado emanciparse -que no independizarse- de su federación y gestionar personal e íntegramente su vestimenta.

Carolina, durante una sesión de fotos para Zumosol
Carolina, durante una sesión de fotos para Zumosol

Una multinacional turca

El acuerdo con Zumosol llama la atención porque en realidad no es para el mercado nacional, sino el asiático. A finales de 2013, la empresa española Pascual vendió a la multinacional turca Toksözs su marca de zumos y la planta en la que se producen. Según algunas fuentes, la operación con Pascual estuvo valorada en alrededor de 40 millones de euros. Toksöz compró la planta de la localidad cordobesa de Palma del Río, donde se produce Zumosol y también Zumos Pascual, aunque esta última marca no fue vendida.

Como parte de la alianza con los turcos, el grupo alimentario español sigue distribuyendo ambas marcas de zumos. Ya entonces Toksözs tenía un volumen de negocio anual de unos 450 millones de euros y su principal mercado eran los países del centro de Asia. Según explicó el máximo responsable de la empresa turco, con esta operación se trataba de reforzar su presencia en Europa "con un producto de alta calidad", aunque lo que ahora buscan con Carolina es conquistar China, algo que la española ya ha sido capaz de hacer en la pista y en un deporte tan complicado como el bádminton.

Carolina sale de la pista

Poco a poco, la imagen de Carolina va cogiendo una dimensión y repercusión más allá del ámbito puramente deportivo, tal y como puede comprobarse en los recientes reportajes que ha protagonizado en revistas como 'Telva' o 'Marie Claire'. Mientras en la primera la andaluza posa como una auténtica modelo, en la segunda presenta los beneficios del Aloe Vera. Además, y en este sentido Marín cuenta con la inestimable colaboración de su entrenador, Fernando Rivas, la jugadora es un reclamo para numerosas empresas, donde interesa conocer el método que le ha llevado al éxito, el cual se explica en el libro 'GANA el partido de tu vida', escrito por ambos y editado por 'Planeta'.

Aunque Marín es una estrella del deporte español, sobre todo después de su oro en los Juegos de Río, su gran mercado sigue estando en Asia, tal y como demuestra el acuerdo de patrocinio alcanzado con Zumosol. Además, y como quiera que los próximos Juegos Olímpicos se celebrarán en 2020 en Tokio, no sería de extrañar que en breve Carolina luciera otra marca con intereses en el lejano oriente, allí donde el último grito de Carolina no lo ha dado en la pista, sino en los envases de zumo.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios