De los negros ("vascos de Zumaia, Iruñea y Gasteiz") al rumano criado en Basauri

El interés del Athletic por el internacional rumano Ganea vuelve a dejar en evidencia una filosofía cada vez más difícil de mantener, pero sobre todo de explicar e imposible de entender

Foto: Cristian Ganea, en un partido con Rumanía contra Chile. (EFE)
Cristian Ganea, en un partido con Rumanía contra Chile. (EFE)

Como dirían en la industria cinematográfica, de los creadores de 'el maliense Yousuff Diarra tiene sitio en Lezama porque jugó dos años en el Txantrea', llega 'el internacional rumano Cristian Ganea podría ser el próximo lateral izquierdo del Athletic porque se crió en Basauri'. Esta segunda noticia la adelantó este lunes el diario 'AS' —aquí sí citamos— y como es lógico llamó la atención de quienes aún se siguen creyendo la cantinela de que el club vasco sólo se nutre de futbolistas "de la tierra". Aunque, claro, si se refieren a la Tierra con t mayúscula, el único al que hoy por hoy no podrían fichar en Bilbao es a Leo Messi, que es de otro planeta.

"Pues sí, son vascos de Zumaia, Iruñea y Gasteiz. ¿Y si no lo fueran? Stop al racismo". Así se respondió desde la cuenta oficial de Twitter del Athletic a un desafortunado tuit en el que se bromeaba con la condición de vascos de Mbaye Barro, Nicholas Williams —hermano de Iñaki, jugador del primer equipo— y Tinbit Manero, los tres negros del equipo cadete del Athletic que posaban juntos en una foto que circuló por las redes sociales. "Yo no soy racista. Yo prefiero a un negro, negro, que hable euskara que a un blanco que lo ignore", soltó allá por 1994 Xabier Arzalluz, quien al mismo tiempo no dudó en exaltar la "pureza y supremacía" de la raza vasca. Aunque solo sea por lo del tema racista, este famoso comentario del ex presiente del PNV fue lo primero que me vino a la cabeza cuando leí la contestación del Athletic. ¿Acaso no es racista fichar a un negro de Zumaia y no a uno de Malí —sin contar a Diarra, claro—?

Los tres cadetes del Athletic
Los tres cadetes del Athletic

Sí, el rumano Cristian Ganea llegó con 11 años a Basauri, estuvo siete viviendo allí y jugó en el Basconia cadete y en el Indartsu juvenil, etapa en la que incluso llegó a vestir la camiseta de la selección de Euskadi de la categoría, en la que coincidió con Rubén Pardo, el centrocampista riojano de la Real Sociedad que después ya no se planteó jugar con la Euskal Selekzioa; Capa, precisamente el último fichaje del Athletic, aunque permanece en el Eibar; y Sabin Merino, que entonces aún jugaba en el Danok Bat. Una cosa es que entonces el Athletic hubiera fichado a Cristian y otra bien distinta que se plantee hacerlo ahora que juega en el Viitorul de la primera división rumana y es internacional con su país.

"¿Cree que encajaría en la filosofía del Athletic ya que se ha formado en dos clubes vizcaínos?", le preguntaron en una entrevista a Ganea, a lo que el rumano ni lo dudó: "Encajaría perfectamente. Además conozco a la gente vasca. Jugaba con ellos y no veía mucha diferencia con los que jugaban en el Athletic y yo en el Indartsu". Bilbaíno ya parece pues, que dirían por aquellas benditas tierras, aunque de concretarse su fichaje no duden que habrá polémica,y mucha.

Urrutia y sus trampas al solitario

“Nosotros tenemos claro cuál es la filosofía del Athletic”, dice Josu Urrutia siempre que se pone en entredicho un ideario cada vez más difícil de explicar e imposible de comprender. “Gente nacida aquí o que no siendo nacida aquí esté formada aquí o en cualquier equipo vasco”, añade el presidente rojiblanco. Eso sí, cuando a Urrutia se le plantean casos concretos como el del mencionado Yousuff Diarra, nacido en Mali, afincado en Lleida desde los ocho hasta los 17 años y fichado desde el Txantrea para el Basconia —filial del Athletic—, Josu evita dar explicaciones, tal vez porque sencillamente no las tenga.

Josu Urrutia, presidente del Athletic Club. (EFE)
Josu Urrutia, presidente del Athletic Club. (EFE)

Tal y como se puede leer en la página oficial del club vasco, “el Athletic Club está radicado en Bilbao, provincia de Bizkaia (País Vasco). Nuestra filosofía deportiva se rige por el principio que determina que pueden jugar en sus filas los jugadores que se han hecho en la propia cantera y los formados en clubes de Euskal Herria, que engloba a las siguientes demarcaciones territoriales: Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Nafarroa, Lapurdi, Zuberoa y Nafarroa Behera, así como, por supuesto, los jugadores y jugadoras que hayan nacido en alguna de ellas”. No, aunque a buen seguro que todavía habrá quienes así lo piensen, Aymeric Laporte es francés, pero no de Lapurdi, Zuberoa o Nafarroa Behera. El Athletic fichó al central tras verle con la selección de Aquitania y, como quiera que por edad no podía jugar en Bilbao, lo cedió al Aviron Bayonnais, un club convenido.

Por mucho que Urrutia diga que "nosotros tenemos claro cuál es la filosofía del Athletic”, con casos como los del maliense Diarra o, de concretarse, del rumano Ganea, lo único que demuestra el máximo dirigente rojiblanco es que se hace trampas al solitario. Con la Real económicamente bien, lo cual le dificulta tentar —que no tocar— a sus jugadores, el Alavés cuidando cada vez más su cantera y Osasuna de uñas tras el caso Berenguer, a quien prefirió traspasar al Torino, en Lezama lo tienen cada vez más complicado para mantener una política que precisamente por ser compleja les lleva a plantearse fichajes que, les guste o no, la incumplen. Conocido es el caso de Marco Asensio, de padre vizcaíno, aunque según José Mari Amorrortu no cumplía los requisitos. La pregunta es sencilla: ¿y el rumano Ganea sí?

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios