Alemania le cuela (sin querer) a España una camiseta de república... bananera

La elástica que Adidas ha diseñado para la Selección con vistas al Mundial de Rusia levanta una gran polémica al llevar, al menos aparentemente, los colores de la bandera republicana

Foto: Jordi Alba, De Gea, Asensio, Koke e Isco, con la nueva camiseta de España. (Foto Adidas)
Jordi Alba, De Gea, Asensio, Koke e Isco, con la nueva camiseta de España. (Foto Adidas)

"Hacía tiempo que la Selección española no vestía una camiseta tan bonita. Tod@s con la Roja". Si en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas tenían alguna esperanza de que el uniforme que España lucirá en el Mundial de Rusia no levantara ninguna polémica, este tuit de Pablo Iglesias resultó definitivo. La nueva camiseta roja de la Selección está adornada con diamantes de color amarillo y azul. Hasta ahí, una simple cuestión de gustos. Sin embargo, el azul sobre rojo hace un efecto visual de color morado, lo que provoca que parezca la bandera republicana, de ahí el jolgorio del líder de Podemos y las críticas de muchos aficionados, que pusieron el grito en el cielo.

Como en tantas otras ocasiones, la camiseta de España ha sido diseñada en Alemania, donde los creativos de Adidas no tienen la buena costumbre de consultar nada, "van a su aire", según fuentes bien informadas, y nunca piensan en los daños colaterales que pueden provocar sus diseños. Es por ello que tampoco se deba ver ninguna intencionalidad —mala intención, se entiende— en el hecho de que la Selección española parezca lucir los colores de la bandera republicana, aunque en los tiempos que corren esto sea pedir peras al olmo y, del mismo modo que hay quienes la critican, haya a quienes, como en el caso de Iglesias, les encanta.

Ahora bien, y al igual que sucede con los clubes y el resto de selecciones nacionales, la última palabra para que un uniforme sea oficial siempre la tiene la Federación Española de Fútbol, donde, por otro lado, conocido es el vacío de poder que existe desde antes del pasado verano, cuando el presidente Ángel María Villar, su hijo Gorka y el exvicepresidente Juan Padrón fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad con fianza. Es decir, que para que Adidas presentara este lunes la camiseta que la Selección estrenará el sábado en Málaga contra Costa Rica y el próximo verano disputará el Mundial de Rusia, hizo falta que alguien en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas le diera su visto bueno al diseño elegido, con la consiguiente firma en un contrato.

"Adidas y la RFEF quieren aclarar que el lanzamiento de la camiseta que la Selección Española de Fútbol lucirá durante el Mundial de Rusia 2018 está fuera de cualquier connotación política", rezaba el comunicado oficial que la marca deportiva colgó en la página web de la Selección, aunque para evitar que la polémica pudiera hacerse aún más grande, el acto de presentación previsto para este miércoles fue cancelado.

Villar entrega una camiseta de España a Rajoy antes del Mundial de Brasil. (EFE)
Villar entrega una camiseta de España a Rajoy antes del Mundial de Brasil. (EFE)

Todos los dedos apuntan a Claramunt

Aunque en otros tiempos, además del propio presidente Villar, era el secretario general de la RFEF quien solía dar el visto bueno al diseño de las camisetas, en los últimos años quien aglutinaba el poder en esta materia era María José Claramunt, hasta hace dos semanas directora de Marketing, así como de la propia Selección. Su sustituto, Vicente Casado, está recién llegado y se lo ha encontrado hecho, así que nadie puede responsabilizarle. Vamos, que todos los dedos apuntan a Claramunt, aunque como ya no está, aún resultará más fácil si cabe culparla a ella.

El nuevo uniforme de Adidas pretende recordar al utilizado por la Selección en el Mundial de Estados Unidos de 1994, cuando también se lucieron varios rombos en uno de los lados de la camiseta, con la diferencia de que el azul, más intenso que el actual, en ningún caso parecía morado. La cuestión ahora es saber qué piensan hacer en la RFEF, si es que piensan hacer algo, claro. Aunque haya un contrato firmado y Adidas sea uno de los principales 'sponsors' de la Selección, por poder se pueden hacer algunos cambios, aunque solo sea para esquivar la polémica que se ha creado y que lógicamente no interesa ni a la marca deportiva ni a la propia federación.

Por más que se estrene este sábado, tiempo hasta el verano hay de sobra y la gran producción de camisetas no se hará hasta justo antes del Mundial de Rusia, pues ahora hay algunas de manera simbólica en las tiendas. Como es lógico, esta polémica incomoda al Gobierno de Mariano Rajoy, sobre todo en un momento tan delicado como el que se está viviendo en Cataluña, y no sería de extrañar que desde el Consejo Superior de Deportes se hiciera algún movimiento al respecto. Claro que para eso hay que querer y saber, y sobra insistir en cómo andan las cosas en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, desde hace tiempo una república... bananera.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios