Claro, Messi no cogía el móvil a Bartomeu... porque esperaba la llamada de Florentino, ya

La foto de Leo junto a su presidente firmando su renovación con el Barça hasta 2021 ha retratado a quienes se han dedicado a intoxicar con mentiras que ahora completamos con ironía

Foto: Josep Maria Bartomeu y Leo Messi, en el acto de renovación del argentino con el Barça hasta 2021. (Reuters)
Josep Maria Bartomeu y Leo Messi, en el acto de renovación del argentino con el Barça hasta 2021. (Reuters)

Quienes tengan la mala costumbre de leer solo los titulares, el vicio de aquellos que critican sin molestarse antes en leer los textos, quizás piensen que mi titular va en serio, pues tratándose de fútbol lo mismo te crees todo como no te crees nada. Sin embargo, la 'información' de que Leo Messi no cogía el teléfono a su presidente porque pretendía llegar a enero de 2018 sin haber renovado con el FC Barcelona no es mía. Se trata de una de las muchas mentiras infundadas que se han dicho -más que escrito- durante los últimos meses sobre la situación contractual del argentino, la cual llevaba acordada desde verano, si bien es cierto que faltaba esa foto, LA FOTO, la cual se escenificó este sábado para tranquilidad de los culés, desde Joan Manuel Serrat al propio Josep Maria Bartomeu.

Siguiendo con el titular, la segunda parte, la que hace referencia a Florentino Pérez, sí es mía y -disculpas si se han sentido engañados- es pura ironía. Y es que, puestos a inventarnos noticias, a dar exclusivas como quien da la hora y con el único objetivo de intentar desestabilizar y polemizar para hacerle el juego al gran manipulador, ¿por qué no decir que Messi no le cogía el teléfono a Bartomeu porque estaba esperando la llamada del presidente del Real Madrid? Sabido es que el el señor Pérez siempre ha soñado con fichar al argentino, aunque después de hacerse pública su renovación hasta 2021, cuando Leo cumplirá 34 años, y con una cláusula de 700 millones, ya no podrá especularse ni con su posible marcha al Paris Saint-Germain o al Manchester City.

Hace tiempo que los periodistas -y yo por supuesto no soy tan presuntuoso como para excluirme- a veces damos informaciones que no están todo los contrastadas que nos gustaría. Como escribe Xavier Mas de Xaxàs en 'Mentiras: viaje de un periodista a la desinformación', "las noticias son imperfectas e incompletas por naturaleza", aunque, añado yo, hay ocasiones en las que precisamente se quiere que sean así. Es decir, cuanto más imperfectas e incompletas, mejor, pues el verdadero objetivo no es informar, sino desinformar.

No se trata de sacudirse responsabilidades, pues ser riguroso es una obligación. Pero también es verdad que hace tiempo que los clubes de fútbol se han blindado de tal manera, en algunos casos con departamentos de incomunicación más que de comunicación, que en lugar de gestionar la información lo que pretenden es controlarla: es decir, qué es lo que interesa que se sepa y lo que no. Y así, mientras por un lado nos encontramos con filtraciones interesadas, por otro salen informaciones que incomodan porque son verdad, aunque en esto consiste precisamente el periodismo, pues lo otro se llama propaganda.

Messi posa con los cuatro galardones de la Bota de Oro que ha ganado. (EFE)
Messi posa con los cuatro galardones de la Bota de Oro que ha ganado. (EFE)

24 horas antes aún se especulaba

La víspera de hacerse la dichosa foto con Bartomeu, Messi recibió su cuarta Bota de Oro y la presencia en este acto del presidente del Barça junto a algunos de sus directivos generó todo tipo de comentarios sobre la relación del '10' con ellos. Que si se les había visto incómodos, que si se les notaba distantes.... Leo concedió una entrevista a los representantes de la ESM (European Sports Media), la organizadora de este trofeo con el que se premia al máximo goleador de la temporada en Europa, y, por ejemplo, dijo sobre el Mundial de Rusia que "Alemania va a ser una de las favoritas, como lo es siempre, pero hay otras selecciones que son también grandes candidatas como Brasil, España o Francia".

¿Y en la Champions?, le preguntaron a continuación a Messi. "El City es uno de los equipos más fuertes del momento, junto al PSG", comentó el argentino, para quien la situación del Real Madrid, otra referencia obligada, "es algo pasajero, no es la primera vez que me toca vivir una situación así en una Liga y al final estará peleando por todo, por el equipo que es, por los jugadores que tiene y porque fue siempre así".

Cómo no, a Leo también le cuestionaron por Cristiano y el Balón de Oro, un galardón mucho menos objetivo que la Bota de Oro, y Messi fue políticamente correcto al decir que "hoy por hoy hay muchísimos grandes jugadores que pueden optar a ganarlo. En los últimos años éramos nosotros dos, pero ahora hay futbolistas como Neymar, Mbappé o Luis Suárez que pueden optar a este premio". Tampoco faltaron algunas intimidades como que "con los niños, se acabaron las siestas" o "mis hijos no entienden quién soy. Mateo me mira raro si me piden autógrafos". Pero, como habrán comprobado, ni una sola pregunta sobre su renovación y la tan ansiada foto con Bartomeu para hacerla pública y notoria. Evidentemente, no es que a los periodistas se les olvidara sacar el tema, sino que estaba pactado de antemano no hacerlo.

Aunque en cualquier caso no dejaba de ser una cuestión formal, pues el acuerdo para seguir en el Barça más allá de 2018 estaba firmado por los representantes legales de ambas partes y Leo lleva tiempo cobrando las cantidades que se estipulan en el nuevo contrato, 24 horas antes de que Messi firmara su renovación delante de las cámaras y junto a su presidente aún se especulaba sobre su continuidad. Efectivamente, ha habido mucha intoxicación, pero también mucha incertidumbre. Por cierto, ¿se han fijado que mientras Rafa Nadal juega con la izquierda pese a ser diestro, Leo firma con la derecha pese a ser zurdo? Curioso.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios