De Luca (hijo de Zidane) a Chivo (hijo de Florentino): guerra civil en el Real Madrid

El descalabro copero ante el Leganés, unido a la mala situación liguera, deja a los blancos pendientes de lo que suceda ante el PSG... y con los primeros reproches en el seno del club

Foto: Florentino Pérez felicita a Zidane tras ganar la Champions en Milan. (EFE)
Florentino Pérez felicita a Zidane tras ganar la Champions en Milan. (EFE)

"Fracaso de Florentino Pérez como director deportivo, además de como presidente. Espero que su hijo Chivo acierte con los jugadores idóneos para la próxima temporada...". La estrepitosa caída del Real Madrid de la Copa no sólo deja contra las cuerdas a Zinedine Zidane. Ni siquiera cuando ganó ocho títulos y fue nombrado por la FIFA mejor entrenador del mundo el francés veía claro su futuro, de ahí que ahora sea muy consciente de que su continuidad pasa, a corto plazo, por superar la eliminatoria de Champions contra el Paris Saint-Germain. Además del técnico, también queda muy tocado el director deportivo, cargo que en el caso del Real Madrid ocupa de facto el presidente. De ahí el mencionado e irónico comentario de una persona que conoce muy bien las tripas del Bernabéu.

Habían pasado tan solo unos pocos minutos de certificarse la gesta del Leganés y el desasosiego del madridismo era absoluto tras el nuevo ridículo copero, pues ya lo fue empatar con Fuenlabrada y Numancia en las rondas anteriores y conocido es el deambular liguero de los blancos, cuartos, a 19 puntos del FC Barcelona, 8 del Atlético de Madrid y 5 del Valencia. De ahí el fuego cruzado que ha empezado en lo que puede acabar en guerra civil salvo reacción inmediata en lo que resta de Liga y una nueva gesta en la Champions. Así, del mismo modo que dentro del propio Real Madrid hay quien cree que detrás de la negativa de Zidane de fichar a Kepa Arrizabalaga se esconde la figura de su hijo Luca, actual tercer portero del primer equipo cuyo futuro habría quedado definitivamente sepultado dada la juventud del vizcaíno, hay quien ahora apunta a Chivo, como es conocido Florentino Pérez hijo, en lo que se considera una mala gestión deportiva de su padre.

Lo cierto es que en los mentideros futbolísticos se sabe que Florentino júnior tiene una buena relación con Óscar Ribot, CEO de la agencia de representación Best of You, en la que trabajan otros ex empleados del Real Madrid como Miguel Pardeza, que figura como Director de Fútbol, Paco de Gracia, Director de Captación, así como el hermano del ex madridista Esteban Granero, Pedro, que figura como CEO División Asia. Sin embargo, y por más que es cierto que Zidane quizás se confió al dejar fuera de la lista a jugadores como Cristiano Ronaldo o Bale, si un once en el que juegan Ramos, Nacho, Kovacic, Isco, Marco Asensio, Lucas Vázquez y Benzema no es capaz de hacer valer el 0-1 de la ida en el Bernabéu ante un modesto equipo como el Leganés, es que, como dijo Emilio Butragueño: "Hay que reflexionar".

Diez entrenadores en quince temporadas

"Estoy enfadado conmigo. Mis jugadores lo intentan, prueban, lo intentan, corren, a lo mejor mal… Tienen una parte de culpa porque están en el campo, pero yo soy el responsable. La culpa es de todos, pero soy yo el responsable por no haber podido cambiar esto en 90 minutos". A diferencia de Zidane, quien volvió a quedar en evidencia pero no tuvo ningún reparo en hacer autocrítica, no esperen que Florentino la haga, al menos en su condición de director deportivo de facto. Cabe recordar que desde que Pérez llegó a la presidencia del Madrid en el año 2000 y se encontró con un Del Bosque que acababa de ganar la Champions, ha tenido ya diez entrenadores. Si contamos que entre sus dos etapas, suma quince temporadas en el cargo, por lo que la duración media de un entrenador con Florentino es de temporada y media.

Zidane, durante el partido de Copa contra el Leganés en el Bernabéu. (Reuters)
Zidane, durante el partido de Copa contra el Leganés en el Bernabéu. (Reuters)

En dos años y once meses con Del Bosque en el banquillo el Madrid sumó seis títulos: una Champions, dos Ligas, una Intercontinental, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España. A partir de ahí llegaron Queiroz (273 días en el cargo y ningún título), Camacho (que dimitió al mes), García Remón (que duró cuatro meses), Luxemburgo (que estuvo de diciembre de 2004 a diciembre de 2005), López Caro (hasta final de temporada y con la dimisión de Florentino de por medio) y, ya en la segunda etapa, Pellegrini (una temporada), Mourinho (tres, en las que sólo ganó una Copa, una Liga y una Supercopa de España), Ancelotti (dos años y una Champions, una Liga, una Copa, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes), Rafa Benítez (que justo justo se comió el turrón, pero los Reyes le trajeron carbón) y Zidane (que suma su tercera temporada y lleva ganados ocho títulos: dos Champions, una Liga, dos Supercopas de Europa, una Supercopas de España y dos Mundiales de Clubes).

Los paralelismos Zidane-Miljanic

Sin embargo, como cuenta el ilustre Luis Miguel González en una de sus muchas historias sobre el Real Madrid, la situación de Zidane empieza a recordar a la de Miljan Miljanic en temporada 1976-77, cuando el equipo blanco cayó en la tercera eliminatoria de Copa contra el Tenerife, en la Liga acabó noveno, a 12 puntos del campeón, el Atlético de Madrid, y a 11 del Barcelona, segundo, y en la Copa de Europa fue eliminado por el Brujas en los octavos de final, algo que en el caso de Zizou podría suceder el mes que viene ante el PSG, si bien yo no daría por muerto al Real Madrid en esta competición y al menos frente a este rival con tanto dinero como poca historia y tradición en Europa.

Claro que eran otros tiempos y sabido es que Florentino Pérez no es Bernabéu. Prueba de ello es que Miljanic acabó la temporada e inició la siguiente, si bien una derrota en Salamanca en el estreno liguero llevó al propio técnico a visitar a don Santiago en la Clínica San Camilo, donde el legendario presidente había sido operado, y entregarle una carta en la que ponía su cargo a disposición de la junta directiva, por lo que tres días después Luis Molowny volvió a coger el equipo. Yo no descartaría que Zidane pudiera acabar haciendo algo parecido en caso de que en la Champions también fracase y suponiendo, claro está, que antes de irse él, no le echen.

Chivo Pérez, con un empresario chino
Chivo Pérez, con un empresario chino

Por cierto, al inicio he nombrado a Chivo Pérez, pero en otra ocasión habrá que tratar el oneroso acuerdo entre el Real Madrid y la Universidad Europea, donde casualmente dicen que trabaja una hija de Florentino. Y es que dentro de otros departamentos del club, los cuales se van a mudar en breve del Bernabéu a Valdebebas, también se comentan otras cosas que pasan y que no tienen que ver con la parcela deportiva, esa que tanto le gusta gestionar personalmente al presidente y a la que algunos malpensados vinculan a su hijo cual chivo... expiatorio.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios