De las costuras de Zidane al descosido de Florentino Pérez en el mercado

Mientras el técnico francés es ignífugo a las críticas por todo lo que ha ganado, el informe del CIES Football Observatory refleja fallos en la gestión del presidente del Real Madrid

Foto: Zidane saluda a Florentino Pérez durante un acto del Real Madrid
Zidane saluda a Florentino Pérez durante un acto del Real Madrid

Ocho títulos ganados de diez posibles en sus primeros dos años, premio 'The Best' a mejor entrenador del mundo en 2017 que concede la FIFA y un sinfín de elogios que tantos éxitos conllevan, especialmente de quienes no ven más allá de la cuenta de resultados. Los primeros, los de su presidente, Florentino Pérez, quien en una carta abierta publicada en 'Marca' destacó que "Zidane es un referente inigualable para nuestros jugadores. Transmite la esencia del Real Madrid y sigue ganándose a pulso el cariño de una afición que le adora y sabe que nuestro equipo está en las mejores manos". Ya saben, el clásico 'eso se lo dirás a todas', en este caso, a todos.

Los títulos, que no los oportunistas elogios de Florentino, son el salvoconducto de Zizou para hacer frente a las críticas que empiezan a llegarle ahora que su Real Madrid ha dejado de ganar con la soberbia, que no excelencia, que acostumbraba y es cuarto al término de la primera vuelta de LaLiga, a 19 puntos del líder y con el quinto y el sexto pisándole los talones. Lo expuse no hace mucho y me reafirmo: Zidane no engaña a nadie, sino que han sido otros los que, obnubilados por su catarata de títulos, le han vendido como el entrenador que no es y, lo que es peor, nunca será. Basta con ver, que no solo mirar, jugar a su equipo y escuchar sus explicaciones.

Zidane nunca será Guardiola, pero es el idóneo para 'La fórmula Florentino', escribí en septiembre de 2016, cuando un empate ante el Villarreal impidió al francés prolongar su racha de 16 partidos consecutivos ganados en LaLiga y superar la marca de Pep con el FC Barcelona de la temporada 2010-11. Sí, al francés se le empiezan a ver las costuras como entrenador, pero lo mismo que no sacaba pecho cuando ganaba ni se adjudicaba méritos que aun así otros le otorgaban, ahora no se da por enterado cuando pierde, apela a cuestiones tan abstractas como la falta de intensidad, de gol o de suerte y, por supuesto, defiende a sus jugadores, los mismos que le llevaron a levantar ocho títulos y los únicos de quienes realmente depende para seguir vivo en la Champions y en la Copa, ante Paris Saint-Germain y Leganés, respectivamente, así como para maquillar su clasificación en LaLiga. Eso sí, no pidamos peras al olmo, ni soluciones tácticas a Zidane...

Claro que, como suele suceder en estos casos, las miradas se centran primero en el banquillo, pero en seguida se levantan hacia el palco. Al igual que en el empate copero contra el Numancia, el Bernabéu pitó a su equipo tras la derrota ante el Villarreal y sabido es que si algo teme Florentino Pérez es que la grada, todas menos la que él controla, le señale como máximo responsable, lo cual sí podría suponer el fin del entrenador por más que, según él, es un referente inigualable para sus jugadores, así como adorado por su afición.

Estudio del CIES Football Observatory

Después de conocer el último estudio del CIES Football Observatory, en el que se establece el precio de los 100 jugadores más valiosos del mercado futbolístico, resulta que Florentino flojea en su faceta de director deportivo, la cual ocupa de facto y en la que parece estar perdiendo facultades. Sobra decir que el Real Madrid tiene un pantillón y que en verano parecía que volvería a ganarlo todo. Sin embargo, no solo no está siendo así, sino que el Barça se ha recuperado de mano de Valverde, a quien la derrota en la Supercopa de España, la marcha de Neymar e, incluso, la lesión de Dembelé lejos de hundirle, le han impulsado a lomos del mejor Messi.

Por si fuera poco, la renovación del argentino y el reciente fichaje de Coutinho contrastan con la inacción del Madrid en el mercado, donde solo se ha movido con el guardameta Kepa Arrizabalaga, a quien ha dejado de momento en una situación más que comprometida, y con un Cristiano al que ya se le quiere empaquetar en un trueque con el PSG por Neymar, un fichaje muy recurrente en estas fechas con vistas al enfrentamiento de Champions contra los parisinos.

Cristiano, rodeado de jugadores del Villarreal en el partido disputado en el Bernabéu. (EFE)
Cristiano, rodeado de jugadores del Villarreal en el partido disputado en el Bernabéu. (EFE)

La inevitable decadencia de Cristiano

De hecho, en la lista del CIES Football Observatory que cada año se da a conocer en los primeros días de enero, el brasileño aparece primero con 213 millones de euros de valoración, seguido de Messi (202,2) y del inglés Harry Kane (194,7), que cierra el podio. Curiosamente, el primero y el tercero, pues lo de Leo fue un quiero pero no puedo, están en la lista de Florentino de cara a la próxima temporada. Para encontrar a Cristiano Ronaldo, último Balón de Oro, hay que irse nada menos que hasta el puesto 49. La valoración de los jugadores en las cinco principales ligas europeas se establece en función de criterios como la edad, la posición, la duración del contrato, el estatus internacional, etc.

Solo cinco jugadores del Madrid figuran en este top 100. Además del mencionado Cristiano, están Isco, por delante del portugués con una valoración de 80,4 millones de euros, Kroos (76), Casemiro (62,9) y Marco Asensio (51,2). Llama la atención la ausencia de Bale, pues a los Marcelo, Ramos, Modric o Benzema es lógico que les penalice la edad, lo mismo que le ocurre al propio Cristiano. Tantos jugadores como el Madrid tiene el Atlético, con Griezmann (150,2), Saúl (100,3), Koke (89), Carrasco /88,4) y Oblak (74,8) y tres más tiene el FC Barcelona, que coloca a Messi, Luis Suárez (128,7), el recién fichado Coutinho (123), Umtiti (101,5), Ter Stegen (96,4), Dembelé (96), Rakitic (72,3) y Busquets (58,4).

El club que más representantes tiene entre los cien más cotizados del mundo según el CIES Football Observatory es el Manchester City, de ahí los 1.179,9 millones que suma. Nada menos que un once completo a las órdenes de Pep Guardiola. A saber: De Bruyne, Sané (140,6), Sterling (138,2), Gabriel Jesús (122,6), Bernardo Silva (98,8), Agüero (98,7), Stones (93,5), Ederson (93,5), Walker (87,1), Otamendi (84,8) y Silva (54,3), a quien solo la edad le relega a la última posición.

El Real Madrid, décimo en el ránking

El Real Madrid, con 355,9 millones, es el décimo equipo sumando la cotización de sus cinco jugadores, por detrás de Arsenal (363), Atlético (502), Liverpool (514), Manchester United (581), PSG (696,2), Chelsea (718,3), Tottenham (751,2), FC Barcelona (878,5) y Manchester City (1.179,9). Es decir, que algo ha fallado en la configuración o gestión de su plantilla, aunque por detrás del club que preside Florentino Pérez se encuentran el Bayern (340,9), Napoli (317) y Juventus (287,6).

Otro dato: cinco jugadores de la Premier están entre los diez primeros: Harry Kane (2º), Dele Alli (6º), Kevin de Bruyne (7º), Romelu Lukaku (8º) y Paul Pogba (10º). De LaLiga solo hay dos, tantos como del campeonato francés, por uno de Italia. Es posible que el informe del CIES Football Observatory, realizado en Suiza, no sea del todo fiable, pero en cualquier caso la temporada que está haciendo el Real Madrid no es normal en cuanto a resultados, aunque su juego colectivo tampoco es mucho peor que cuando ganaba, de ahí que no le encuentren explicación. Es lo que tiene ganar partidos e incluso títulos de córner en el último minuto...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios