Casillas retrata a sus 'haters': "¿Alguien te dice lo que tienes que escribir? Creo que sí"

Casi tres años después de su salida del Real Madrid, solo y por la puerta de atrás, Iker aún sigue sufriendo los ataques de los nostálgicos de Mourinho y los madridistas... de Florentino

Foto: Iker Casillas, durante la semifinal de Copa con el Oporto contra el Sporting de Portugal. (EFE)
Iker Casillas, durante la semifinal de Copa con el Oporto contra el Sporting de Portugal. (EFE)

Se les conoce como 'haters', palabra inglesa que puede traducirse literalmente como odiadores o personas que odian o aborrecen. El término se ha popularizado con el auge de las redes sociales, se utiliza especialmente en Twitter y sirve para denominar a aquellos individuos que se valen de la burla, la ironía o el humor negro. Según leo a expertos en la materia, "los 'haters' son definidos como cínicos hostiles, son desconfiados y desdeñosos, con disposición para la agresión, de allí que su actitud pueda, en ocasiones, llegar a la ofensa. Les gusta llevar la contraria, ser provocadores y políticamente incorrectos, pero por lo general procuran hacerlo con ingenio".

“Veo el calendario y ha pasado tiempo desde que abandoné la que siempre consideraré mi CASA. 25 años dan para mucho. Y veo, también, que algo tienes que tener atravesado en tu garganta para escribir semejante bobada. ¿Escribes tú o alguien te dice lo que tienes que poner? Creo lo segundo”. Esta fue la contundente respuesta que Iker Casillas, mítico el ex guardameta y ex capitán del Real Madrid, dio en Twitter a uno de sus 'haters' de cabecera.

"Es curioso: Casillas sí se atreve con el Sporting de Portugal pero aquí nunca se atrevió con el Barça", escribió el periodista en cuestión en referencia a la polémica suscitada en el país vecino a raíz de que el guardameta del Oporto ironizara en esta misma red social sobre el tiempo que el árbitro añadió al encuentro de los verdiblancos contra el Tondela, que se fue hasta el minuto 98... y acabó con victoria del equipo lisboeta.

Casillas volvió a ser titular con su equipo el pasado fin de semana tras cuatro meses como suplente del joven portero portugués José Sá. Iker dejó de jugar porque su entrenador consideró que estaba "entrenándose por debajo de las exigencias". Aunque pareció haber revertido su situación, este miércoles, ante el Estoril, volvió al banquillo. "Casillas regresó ante el Rio Ave por su experiencia y regularidad", explicó Sergio Conceiçao, que aseguró que no se trataba de un caso concreto, ya que no fue el único cambió que realizó. Sin embargo, el mencionado Sá tuvo una pésima actuación en Champions, contra el Liverpool en Do Dragao, un partido en el que encajó cinco goles.

"90' + 4' ( 4' x 2 ) + 1 hora + 1 día + 1 semana + 1 mes + 1 año + 1 lustro + 1 década + 1 siglo..... y si con esto no es posible: EL COMODÍN 'INFINITO'!". Este fue el tuit de Casillas que, lógicamente, no gustó a los aficionados del Sporting de Portugal, aunque tampoco fue desaprovechado por sus incansables 'haters' españoles para volver a echarle en cara todas esas falacias que interesadamente se dijeron de él durante sus insoportables últimos años en el Real Madrid. Parece mentira que esos mismos que van de madridistas no entiendan lo importante que fue el papel de Iker para que la Selección no se fracturara y pudiera seguir ganando títulos, por cierto, con otro 'odiado' como Vicente del Bosque al frente.

Casillas y Xavi, con la Eurocopa ganado en 2012. (EFE)
Casillas y Xavi, con la Eurocopa ganado en 2012. (EFE)

Efectivamente, como bien dice Iker, ha pasado mucho tiempo desde que el guardameta mostoleño abandonó el club que fue su casa durante 25 años, aunque el rencor, cuando no odio, que le guardan algunos que se dicen madridistas, pero en realidad son florentinistas no solo está latente, sino que sale a relucir a la mínima ocasión. Sabido es que todo viene de la convulsa y deprimente etapa de José Mourinho como entrenador del Real Madrid, cuando ese madridismo de la facción florentinista se aferró a la figura del técnico portugués, todo lo contrario de lo que sucedió con su histórico guardameta, silbado en el mismísimo Bernabéu y, lo que es peor, de manera orquestada.

Echarle en cara a Casillas que no quisiera enemistarse con los jugadores del FC Barcelona va en contra no solo del espíritu del deporte, sino también de ese señorío del Real Madrid que siempre brilló con Santiago Bernabéu y que Florentino Pérez se ha cargado. ¿Recuerdan la famosa pancarta "Mourinho, tu dedo nos enseña el camino" en referencia al altercado que el portugués protagonizó en el Camp Nou con el difunto Tito Vilanova? Pues eso. De aquellos barros siguen viniendo estos lodos. Un lodazal en el que los nostálgicos de Mourinho y 'haters' de Casillas se retozan... aunque luego borren las huellas.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios