La patada del Cholo a Torres es por venganza: 'ole, ole, ole, solo Simeone'

Salvo giro inesperado, a Fernando le queda poco o muy poco en el Atlético, pues a Simeone, con contrato hasta 2020, le molesta su buena prensa, algo de lo que él no se puede quejar

Foto: Simeone y Torres, durante un entrenamiento del Atlético de Madrid. (EFE)
Simeone y Torres, durante un entrenamiento del Atlético de Madrid. (EFE)

"Es curioso que mientras el Cholo defiende a ultranza a Griezmann, quien es evidente que está loco por marcharse, lance puyas a Torres. La debilidad contractual del madrileño es clara al acabar su vinculación con el Atlético de Madrid el 30 de junio, contrarrestada, eso sí, por la admiración y el respeto de la afición, quizás más de la que le tienen incluso a Simeone, de ahí esos ataques de celos que tanto daño le hacen al argentino, como al Niño su racanería futbolística. Ya saben, es lo que hay...".

Perdón por la autocita, pero así acababa el artículo que escribí las Navidades pasadas sobre "el ídolo sin goles", como calificó Simeone a Torres. Por tanto, no voy a repetirme en el fondo, aunque sí me gustaría comentar las formas del Cholo en la gestión de un tema demasiado delicado como para tratarlo con una patada en el trasero equivocado. "Puede ser que Griezmann continúe la próxima temporada, al menos usted ha hecho todo lo posible...", le estaba comentando en la sala de prensa una periodista a Simeone, acuando éste la interrumpió: "¿Es una pregunta o una afirmación?". “Usted ha hecho todo lo posible para que eso ocurra. ¿Estaría dispuesto a hacerlo también para que se quedase Fernando Torres?”, prosiguió la colega, quien en todo momento tenía muy claro a dónde quería llegar.

"Pero no entiendo la comparación. ¿Qué buscas con la comparación?”, interpeló el Cholo. “Me gustaría saber si usted estaría dispuesto a intentar que Fernando Torres también continuase la próxima temporada", le respondió-preguntó con gran destreza la periodista. El "no", así, seco y rotundo, con el que el técnico contestó no parece la mejor forma de tratar el futuro de ningún futbolista, pero menos aún de uno que, primero, es patrimonio del Atleti; segundo, volvió precisamente porque así se empeñó el propio Simeone; y, tercero, está teniendo un comportamiento ejemplar, sin ocultar sus ganas de seguir, aunque consciente de que no depende de él. "Nunca voy a permitir una división Simeone-Torres. No voy a ser partícipe de ningún tipo de desestabilización y más cuando mi nombre está en medio", declaró Fernando.

Dos horas después del "no", Simeone explicó que "me preguntaron si haría todo el esfuerzo posible para que se quede Torres como vas a hacer con Griezmann y yo, siendo justo con mis pensamientos, dije que no”. Eso sí, a continuación despejó todas las dudas al añadir que "pienso en el equipo y la pregunta no es pensada en el equipo. Está claro que hay un grupo que sólo piensa en una persona y la diferencia conmigo es que yo pienso en el equipo y en el club". Vamos, que al Cholo no le gusta que Torres tenga lo que suele conocerse como buena prensa, algo de lo que él siempre ha gozado, de ahí que tampoco sea el más indicado para quejarse.

Fernando Torres, durante el último partido de la Europa League disputado por el Atlético. (EFE)
Fernando Torres, durante el último partido de la Europa League disputado por el Atlético. (EFE)

"El Atlético aburre a las ovejas"

Sí, el director de comunicación de Bahía, la agencia que representa a Fernando Torres, habló sobre el Cholo en 'Radio Marca' y quizás se excedió al decir que "yo cambiaría a Simeone mañana mismo. El Atlético de Madrid aburre a las ovejas, se ha gastado 100 millones en dos jugadores y no para quedar segundo (...) Me parece intolerable que Griezmann, o cualquier jugador, se comporte así (en relación al gesto despectivo del francés a la grada del Metropolitano al frenar una contra) y que el entrenador le tape". “Nosotros estamos encantados con él, pero haremos lo que digan los técnicos”, dijo Enrique Cerezo para lavarse las manos con el futuro de Torres.

Al inicio del partido de la Liga Europa contra el Copenhague (1-0), la afición coreó los nombres de Simeone y de Torres para dejar claro que, al menos de momento, en la grada no hay división ni se toma partido por uno u otro, si bien resulta más sencillo encontrar rojiblancos críticos con el Cholo que con el Niño. Deportivamente, el técnico tendrá sus motivos para no querer contar con el delantero, sobre todo desde que vuelve a tener a Diego Costa. Según los números de 'Transfermarkt', Fernando ha jugado un total de 143 partidos con Simeone en el Atlético, en los que ha marcado 33 goles, es decir, a una media de 0,23, muy lejos del 0,57 que tuvo en el Liverpool de Benítez. Es evidente que el estilo de juego —o contrajuego— del Cholo no beneficia al de Fuenlabrada y sabido es que eso no va a cambiar.

Simeone saluda a la afición del Atlético. (EFE)
Simeone saluda a la afición del Atlético. (EFE)

Sin embargo, a Simeone le pierden sus formas y parece que hay algo personal. Quizás no con el propio Fernando, sino con ese "grupo" que, según dice, solo piensa en una persona y no en el equipo y en el club, tal y como hace él. El Dalian Yifang, el conjunto de la Superliga China con el que negocia Carrasco y que también quiso a Gaitán, es una de las posibles salidas para Torres. Pero Fernando no es Carrasco y una cosa es que su entrenador no quiera que le renueven el contrato que acaba el 30 de junio con 34 años y otra que tenga que irse por la puerta de atrás a mitad de temporada.

No voy a ser yo quien le reste un solo mérito al trabajo de Simeone, pues su equipo es muy difícil de ganar, aunque personalmente el juego de su Atlético no solo no me gusta, sino que me parece excluyente. Es decir, que salvo que seas colchonero y 'cholista', resulta insoportable ver los partidos de un equipo que nunca propone, sino que espera a aprovecharse del error ajeno para ganarle, muchas veces por la mínima. Que sí, Cholo, que tú la tienes más larga, la duración del contrato, me refiero, aunque me da la sensación de que con Torres estás meando fuera del tiesto y suena a venganza. Ya saben, los malditos celos: 'ole, ole, ole, solo Simeone'.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios