Real Madrid: Del Bosque, el influential al que le siguen debiendo una disculpa en su Madrid

Del Bosque, el 'influential' al que le siguen debiendo una disculpa en su Madrid

El ex jugador, ex entrenador y ex seleccionador recibe este jueves el Premio a la Trayectoria Profesional que concede 'El Confidencial'. Una trayectoria que solo tiene un lunar... blanco

Foto: Vicente del Bosque, durante un homenaje que recibió en su Salamanca natal. (EFE)
Vicente del Bosque, durante un homenaje que recibió en su Salamanca natal. (EFE)

Los Premios Influentials, organizados por 'El Confidencial' en colaboración con Herbert Smith Freehills para reconocer a las empresas, directivos y personalidades más destacados del año, tienen entre sus primeros galardonados a Vicente del Bosque. No es fácil encontrar en el mundo del deporte, y más aún en el del fútbol, una persona que sea tan respetada y apreciada como este singular marqués, título nobiliario que le fue concedido al salmantino por el rey Juan Carlos I "por su gran dedicación al deporte español y su contribución al fomento de los valores deportivos".

Conste que yo he sido el primero que he cuestionado en no pocas ocasiones la labor técnica de Del Bosque, primero en el banquillo del Real Madrid desde las páginas del diario 'Marca' y después en de la Selección desde otros medios, entre los que se incluye precisamente el que este jueves le entrega el Premio a la Trayectoria Profesional. Su talante conciliador y afable no hace fácil criticarle, aunque tampoco justifica a esa corte de aduladores que Vicente siempre ha tenido a su alrededor cuando ha ganado y que, en mi opinión, tan poco le han ayudado en momentos puntuales. Por ejemplo, cuando Florentino Pérez no le renovó el contrato como entrenador del Madrid a pesar de haberle dado públicamente su palabra o cuando debió abandonar el cargo de seleccionador después del Mundial de Brasil, si no antes.

La carrera de Del Bosque es indiscutible. Si como jugador del Madrid ganó cinco Ligas y cuatro Copas, como técnico del equipo blanco amplió su palmarés levantando dos Champions, dos Ligas, una Intercontinental, una Supercopa de España y otra de Europa, además de ser elegido entrenador del año 2002 por la UEFA. Ya en su etapa como seleccionador español, conquistó el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, año en el que fue reconocido como mejor entrenador del año por la FIFA. Posteriormente le fue concedida la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo, la más alta distinción que se otorga al deporte en España y a la que yo también el honor de pertenecer, precisamente por gente que la prestigia como él, y la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo, máxima distinción de la Comunidad de Madrid.

Del Bosque, a quien le gusta definirse como "un entrenador de cantera que ganó un Mundial", nunca ha alardeado de nada. Al contrario. Ahí donde le han querido escucharle, él mismo se ha encargado de desmitificar su exitosa carrera. Lo hizo, por ejemplo, durante una conferencia ofrecida a entrenadores en San Sebastián. Con una humidad para nada impostada y que le engrandece más incluso que su palmarés, Del Bosque atribuyó todos los méritos a sus futbolistas. Sin embargo, del mismo modo que a las derrotas siempre se le buscan culpables, las victorias necesitan identificar a sus responsables. Y no es que Vicente no lo fuera de los éxitos del Real Madrid y de la Selección, pero en su justa medida, sin querer ver en él a alguien a quien ni él mismo reconoce.

"Era el mejor momento para llegar porque había un buen grupo de jugadores, un estilo de juego y estaba todo en orden", ha dicho y mantenido siempre el salmantino. "Nosotros aportamos de nuestra cosecha, pero no quisimos borrar nada del seleccionador anterior", asegura, para recordar que "venían de ganar muchos torneos y no era el fatalismo que la Selección había tenido durante muchos años. Nos costaba mucho, teníamos hasta un complejo de inferioridad en jugadores y aficionados frente a los alemanes o los franceses. El fútbol ha ido parejo con la evolución de la sociedad y el gol de Iniesta es un momento fantástico del fútbol español".

Vicente del Bosque levanta el trofeo trar ganar el Mundial de Sudáfrica. (EFE)
Vicente del Bosque levanta el trofeo trar ganar el Mundial de Sudáfrica. (EFE)

La espina clavada del Real Madrid

Cuesta ver a Del Bosque revirado, pero basta con recordarle su antes mencionada salida del Real Madrid para que el semblante le cambie. "No tuvieron categoría para despedir a una persona que estuvo 36 años en el club. Sé que quedar bien con el que despides es muy complicado, pero hay casos y casos. Creo que intentaron remendar el entuerto, pero cada día fueron más torpes. No tuvieron ni un mínimo de delicadeza. Me dolió muchísimo, yo me sentía un hombre del club y, sin que suene soberbio, pensaba que era imprescindible. Aunque sabía que en algún momento alguien vendría y lo haría mejor, yo me sentía eficaz y muy asentado en el club".

Lo cierto es que han pasado los años, Vicente ha dejado la Selección y, al igual que sucede con el milenario Iker Casillas, su imagen sigue siendo vista con recelo por esa parte del madridismo que rinde pleitesía al 'Ser Superior'. Hay quien no le perdona que se negara a recibir la medalla de honor del club, aunque él lo explicó. "Yo no quería homenajes ni tonterías, soy contrario a eso, pero sí quería la normalidad de un hombre que ha sido muy fiel a ellos y seguirá siendo fiel al club. Que yo diga esto no significa ir contra el Madrid, no es ir contra el equipo, porque me ha hecho crecer. No acepté la medalla de honor porque no me sentía cómodo".

Hay una frase que a Vicente le gusta especialmente y que a buen seguro hoy también recordará: "Lo que sucede, conviene". A Del Bosque le siguen debiendo una disculpa en su propia casa, porque como tal considera él al Real Madrid. Claro que ésta debería ser sentida, de corazón, no de cara a la galería para quedar bien con la opinión pública. Esto hoy por hoy es impensable en un club que su presidente considera una multinacional y la gestiona como tal. Sin sentimientos y sin otro color que el del dinero. Los valores de Del Bosque son otros, precisamente los auténticos valores del Madrid.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios