Champions League: El bien que Guardiola le hizo al fútbol español (y el daño que le está haciendo)

El bien que Guardiola le hizo al fútbol español (y el daño que le está haciendo)

Pep Guardiola gana la Premier de calle y suma 23 títulos, pero su nuevo tropiezo en Champions deja clara la animadversión personal que se ha creado contra él y, por extensión, contra su propuesta

Foto: Pep Guardiola manda callar al árbitro español Mateu Lahoz en el Manchester City-Liverpool. (Reuters)
Pep Guardiola manda callar al árbitro español Mateu Lahoz en el Manchester City-Liverpool. (Reuters)

"A menudo, los entrenadores te explican lo que debes hacer, pero no el porqué. Si al jugador le explicas el porqué, están dando un paso adelante. Si en el campo se da una situación distinta a la imaginada, si el jugador sabe por qué hay que hacer determinadas cosas, también sabrá improvisar lo contrario y seguirá haciendo lo correcto". Esta interesante reflexión de Marc Bartra en ese oasis futbolístico que es 'The Tactical Room' deberían tenerla muy presente todos los entrenadores, y especialmente aquellos que copian y pegan sistemas de juego que no entienden y, por tanto, difícilmente pueden explicar, de ahí que terminan siendo contraproducentes para ellos y sus equipos y crean confusión en futbolistas y aficionados.

En la misma entrevista, el central del Betis y de la Selección española reivindica la figura del vilipendiado Pep Guardiola, hoy por hoy el entrenador más influyente del mundo por lo que ha aportado al juego más allá de sus resultados y a quien se refiere en las declaraciones anteriores "Siempre lo he dicho, pero con el paso de los años y de los entrenadores lo digo con más énfasis: Pep sabe lo que ha de hacer cada jugador en cada momento del partido y en cualquier posición. Lo domina todo. Pocos técnicos pueden decir algo parecido. Y sabe explicarlo. No solo lo sabe, sino que transmite el porqué de las cosas y el cómo".

En contra de lo que pueda parecer, y como muy bien señala Bartra, ex de FC Barcelona y Borussia Dortmund, "Pep propone hacer siempre fácil las cosas. A menudo, de tres o cuatro acciones fáciles surgen los espacios. En cambio, si pretendes encontrar los espacios en tu primera acción, casi nunca los encuentras. Pep no solo es entrenador: es profesor". Muchos entrenadores quieren y piden a sus futbolistas jugar como Guardiola, pero, primero, olvidan que no todos los jugadores tienen esa capacidad (de ahí precisamente la millonada que Pep se ha gastado en fichar defensas) y, segundo, no saben el objetivo del llamado fútbol de posición, que no de posesión, de ahí que, como denuncia Bartra, no sean capaces de explicárselo a sus futbolistas. Un ejemplo clamoroso, a la par que reciente, es el de Eusebio en la Real.

Vicente del Bosque y Pep Guardiola, durante la gala del Balón de Oro, en enero de 2013. (EFE)
Vicente del Bosque y Pep Guardiola, durante la gala del Balón de Oro, en enero de 2013. (EFE)

Apadrinado por el sensato Del Bosque

Aunque ahora no resulte políticamente correcto decirlo, Pep Guardiola ha hecho mucho por el fútbol español. Lo hizo desde el banquillo del Barça, donde no solo fabricó la base de la Selección campeona del mundo en 2010 y de Europa en 2012, sino que acabó con todos los prejuicios y miedos al demostrar que se puede ganar todo lo ganable y jugando como nadie antes lo había hecho. Ya lo dijo Vicente del Bosque con su habitual sensatez: "¿Por qué no puede ser un catalán seleccionador nacional español? Sería estupendo si con ello consiguiéramos acercar de nuevo a Cataluña al resto de España".

Y, sí, Pep ha seguido haciendo mucho por el fútbol español en el Bayern y actualmente en el Manchester City, donde ha ganado la Premier con una autoridad aplastante. Si hace una semana la victoria del United en el Etihad impidió a los citizens celebrar el título ante su afición, la derrota de los de Mourinho este domingo ante el colista West Bronwich en Old Trafford (0-1) se lo dio a falta de cinco jornadas para el final.

Pep suma 23 títulos tras los 516 partidos oficiales que ha disputado al frente de Barça, Bayern y City, lo que sale a un título cada 22 partidos

"Es más difícil ganar la Premier que la Bundesliga o LaLiga. Por las condiciones climáticas, los estadios, el número de partidos sin descanso... Ahora esperamos ganar el próximo domingo y, si lo hacemos, será algo que recordaremos durante toda la vida", dijo Pep en Wembley, aunque en España pocos le van a reconocer el mérito. Guardiola suma ya 23 títulos en su carrera profesional. Con 516 partidos oficiales al frente de Barça (14 títulos), Bayern (7) y City (2), le sale a título cada 22 partidos oficiales. Casi nada.

"Pep està expulsat!"

Sin embargo, la eliminación de la Champions ante el Liverpool tras perder los dos partidos (3-0 y 1-2) fue un golpe muy duro para el técnico catalán, quien, además, en el descanso de la vuelta disputada en el Etihad fue expulsado por Mateu Lahoz. "Pep està expulsat!", sí, en valenciano, cuentan que el árbitro español se dirigió a los ayudantes de Guardiola después de que éste, además de mandarle callar llevándose el dedo índice a los labios, le recriminaba en catalán, castellano e inglés, haber anulado un gol que era legal y no pitar un posible penalti.

Mourinho y Guardiola, durante el último derbi de Mánchester entre el City y el United. (Reuters)
Mourinho y Guardiola, durante el último derbi de Mánchester entre el City y el United. (Reuters)

El peligro de parecerse a Mourinho

Además, en la rueda de prensa posterior de la eliminación ante el Liverpool, el técnico del City recordó que "este tipo de acciones marcan la diferencia. El año pasado expulsaron a Vidal injustamente contra el Real Madrid en el momento en el que mejor estaban jugando". "Hay que callarse", respondió Zidane desde Valdebebas. "Yo he tenido ocasiones para meterme con los árbitros y no lo he hecho. No me interesa lo que diga Guardiola porque nosotros pasamos y ganamos la Champions. Además, la labor de los árbitros es difícil. A veces a favor y a veces en contra", añadió el francés, a quien no se le recuerda conflicto dialéctico con ningún colega.

Es muy triste, aunque también comprensible por su empeño en 'caer mal' y porque en algunas cosas empieza a parecerse a Mourinho, que la eliminación del City de la Champions fuera vitoreada al mismo nivel que la del Barça en Roma. Es decir, por los mismos y, muchos de ellos, también por lo mismo. Eso sí, me da bastante pena, por no decir asco, que algunos tertulianos políticos se atrevan a criticar a Guardiola como entrenador por su ideología. Al demostrar su ignorancia futbolística dejan en entredicho la validez de lo que opinen sobre otras cuestiones de las que presuntamente saben.

Sobra decir que llevar el famoso lazo amarillo no le está haciendo ningún favor a Guardiola, más allá de la multa que le impuso la federación inglesa (FA), aunque 22.500 euros para él son calderilla. Como personaje público que es, Pep sabe que del mismo modo que agrada a unos, disgusta a otros, aunque lo peor es que quienes le critican e incluso le odian, odian también su propuesta, la misma que llevó al fútbol español a ganarlo todo y que ahora está mal vista también por su culpa.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios