Atlético de Madrid: Torres se quita la espina, pero todas las rosas son para el prófugo

Torres se quita la espina, pero todas las rosas son para el 'prófugo'

En su penúltimo partido y con apenas un par de minutos sobre el campo, Fernando Torres al fin levantó un título con el Atlético, precisamente el motivo que le llevó a irse hace 11 años

"Me costó muchísimo irme. No haber ganado nada con el Atlético… Esa espina no se me va a quitar nunca". Con estas palabras se confesaba Fernando Torres a José Miguélez en el desaparecido diario 'Público'. Fue en enero de 2008, a los pocos meses de que el delantero decidiera marcharse al Liverpool. "Si dudé en irme, fue por eso. Con un solo título habría estado orgulloso toda mi vida", prosiguió el Niño, para recordar: "Llegué en Segunda, lo pasé muy mal. Malos momentos donde toda la responsabilidad era mía. Me habría gustado demostrar que el Atleti podía salir adelante. Quería estar ahí... Pero de pronto sentí que solo seguía por cabezonería. Si le hubiera ido mal al Atleti, me habría sentido muy responsable por dejarlo tirado. Estaba seguro de que necesitaban mi marcha. Por suerte, acerté. Así no tengo que mirar atrás y arrepentirme".

"¿Entenderá su caída del santoral?", fue otra de las preguntas de la mencionada entrevista. "No creo que me haya caído. Muchos atléticos me decían que me marchara, que pensara en mí. Me entendieron. Tengo la conciencia tranquila. Lo intenté muchos años y no lo conseguí", respondió Fernando. Pues bien, justo 10 años y cuatro meses después, Torres tuvo la oportunidad de ganar, por fin y puede decirse también que 'in extremis', su primer título con el Atlético. "Lo importante es ganar la Europa League, y una vez que la ganemos, la copa puede levantarla cualquiera, y si es Fernando, pues mejor", dijo Enrique Cerezo, presidente colchonero, horas antes de la final de Lyon.

Y así fue, pues el primer capitán, Gabi, no tuvo ningún problema en cederle ese honor. "En lo personal, es un final fantástico", aseguró Torres sobre el césped. "Ahora queda disfrutar de mi último partido como atlético con todo, porque luego llega el final y sé que va a ser muy duro. Siento una felicidad difícil de explicar, ya que después de mucho tiempo tener la oportunidad de volver a este equipo campeón hace realidad un sueño que tenía desde pequeño". Sabido es que Simeone fue quien le trajo de vuelta al Atlético y quien ahora le enseña la puerta de salida. Sin embargo, el argentino elogió la figura del Niño y reconoció que nunca le regaló nada.

"Es que Simeone ha ganado títulos, yo no. Él está muy por encima en la institución. Mi salida está muy reciente. Ya veremos con el tiempo", respondió Torres a la pregunta de dónde veía el afecto de los aficionados tras haberse ido en 2007. "El Calderón se ha vuelto mudo con usted, ni le corea ni le insulta, y al Cholo se le canta a diario", le comentó Miguélez, a lo que el de Fuenlabrada reconoció: "Intenté por todos los medios entrar en Europa y hacer cosas grandes y no pude. Ahora, el camino es para otros. Y lo están haciendo bien, ojalá lo consigan. Yo no he podido. Tengo esa espina, esa frustración. En el Atlético era fácil criticarme. El equipo no estaba bien y yo era la cabeza visible. Lo aceptaba, traté de cambiarlo, pero no pude".

Lo cierto es que a Torres tampoco le fue bien en el Liverpool en cuanto a títulos se refiere y, después de tres temporadas y media en Anfield, fue en el Chelsea donde por fin estrenó su palmarés a nivel de clubes, pues para entonces ya había ganado una Eurocopa (2008) y un Mundial (2010) con la Selección. En 2012, año también de la segunda Eurocopa con España, conquistó la FA Cup y la Champions con los 'blues', para un año después levantar precisamente la Europa League, la primera para él.

Solo pudo ser campeón... de Segunda

Después de tres temporadas y media tras su regreso procedente del Milan, Torres va a abandonar el Atleti con un título bajo el brazo. Qué menos para un ídolo y un símbolo como es él. En su primera etapa, estuvo seis temporadas y su mayor logro fue el título de campeón de Liga, pero de Segunda. En el minuto 89, justo después del 0-3 de Gabi en Lyon, Fernando sustituyó a Griezmann, autor del 0-1 y del 0-2. "Queremos jugadores que se quieran quedar en el Atleti; no que se queden, que se quieran quedar", dijo hace un año Torres en lo que fue interpretado como un tirón de orejas a su compañero francés, aunque Antoine solo había dicho lo que el Niño dijo e hizo en su momento.

Torres se abraza con Enrique Cerezo, junto a Gabi, antes de recoger la copa. (EFE)
Torres se abraza con Enrique Cerezo, junto a Gabi, antes de recoger la copa. (EFE)

Sí, unos meses antes de marcharse a Inglaterra, Torres dijo: "Lo fácil es irse del Atlético, yo me quedo… Mi futuro no está ligado a los resultados, si así fuera ya me hubiera ido hace tiempo... Lo fácil es ser del Real Madrid o del Barça, yo soy del Atlético. Me preguntan que por qué no me voy, que aquí no gano nada, pero no preguntan a los atléticos por qué no cambian de equipo si no ganan nada... Es mi casa, crecí en ella y quiero ganar títulos aquí: serán más míos y disfrutaré más".

Una década después, aunque solo pudiera jugar un par de minutos de la final disputada contra el Olympique de Marsella y en su penúltimo partido con el Atleti, Torres se sacó la espina, pero todas las flores se las llevó Griezmann, a quien ya se le ve como un 'prófugo' y se negó en redondo a hablar sobre su futuro, lo cual vuelve a dejar claro dónde está. Preguntado por el interés del Barça en el francés, Cerezo dijo en Lyon: "No negociamos. Es un jugador del Atlético de Madrid y punto".

Claro que eso mismo dijo Jokin Aperribay cuando el Atleti tocó a Antoine para llevárselo de la Real Sociedad. Griezmann, como Torres en su día, también quería ganar títulos. De momento lleva dos, una Supercopa de España y la Europa League de este miércoles en Lyon. "Cuando me fui de mi casa a los 14 años, fue para conseguir títulos, para disfrutar de noches como esta", dijo el todavía '7' del Atlético, elegido mejor jugador de la final y quien pidió al 'Mono' Burgos que le sustituyera por Torres para que el Niño pudiera saltar al campo, aunque solo fuera de manera testimonial. Quizás el honor fue mutuo.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios