La faena de Del Bosque a Munir (por 13 minutos) que ha debilitado a Marruecos

Munir no puede estar en el Mundial con Marruecos porque jugó un partido con España. La normativa de FIFA es clara, no como la de la de World Rugby, que ha afectado a España

Foto: Del Bosque, junto a Munir, el día que le hizo debutar con la selección española. (EFE)
Del Bosque, junto a Munir, el día que le hizo debutar con la selección española. (EFE)

"Yo creo que es una faena", reconoció Vicente del Bosque con la sinceridad que le caracteriza sobre el hecho de que haber alineado a Munir con la selección española absoluta, lo que ha imposibilitado al delantero nacido en San Lorenzo del Escorial de padres marroquíes disputar el Mundial con Marruecos, precisamente con el tercer rival de España en Rusia, un partido al que los norteafricanos llegan eliminados tras perder ante Irán y Portugal y la Roja necesita ganar y con una diferencia de goles mayor que la de los portugueses para ser primera de grupo. "Y le hicimos nosotros la faena", añadió Del Bosque, quien, a diferencia de la inflexible y en este caso poco elegante Federación Española de Fútbol (RFEF), creía que Munir "debería haber podido jugar y me gustaría que lo hubiera hecho. Hay que ser flexibles en la vida y unos minutos no deben impedir que pueda jugar con su selección".

Lo cierto es que Munir El Haddadi (01-09-1995) debutó con la Selección el 8 de septiembre de 2014, en un partido de la fase de clasificación para la Eurocopa 2016 disputado en el Ciutat de Valencia contra Macedonia (5-1), en el que jugó trece minutos. "Creo que estábamos los dos equipos, la absoluta y la Sub 21, y tuvimos la lesión de uno de la absoluta. Echamos mano de uno de la Sub 21 y cogimos a Munir", recuerda Del Bosque, si bien el delantero del FC Barcelona -al que, por cierto, volverá esta pretemporada- prometía mucho y con su alineación lo que España hizo fue 'capturarlo', tal y como se dice en el rugby. "A partir de ahí, la flexibilidad debe ser la madre de esto. Debería poder ir con Marruecos", casualmente enmarcado después en el mismo grupo que la Roja.

Aunque no ha vuelto a ir convocado con España, aquel breve estreno conlleva, de acuerdo con las normas de la FIFA, que Munir no puede ser llamado por otra selección. La posibilidad de que el jugador se enrolara en las filas de los llamados Leones del Atlas tomó fuerza el año pasado, cuando su federación envió sendos requerimientos a la RFEF, que en todo momento se mostró inflexible, y a la FIFA para obtener el pasaporte deportivo del delantero del Alavés, equipo en el que ha jugado esta temporada cedido por el Barça. El propio Munir manifestó repetidamente su deseo de jugar con Marruecos y poder disputar el Mundial de Rusia, una cita a la que ha vuelto después de veinte años de ausencia.

Sin embago, el pasado mes de mayo el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD) rechazó el recurso presentado conjuntamente por Munir y la federación marroquí en el que reclamaban la decisión de la Comisión del Estatuto del Jugador de la FIFA, adoptada el 13 de marzo pasado, quien a su vez había rechazado la solicitud del delantero de cambiar la nacionalidad deportiva para de esta forma poder ser internacional con Marruecos.

Diego Costa celebra su gol a Irán. (Reuters)
Diego Costa celebra su gol a Irán. (Reuters)

Las reglas de la FIFA son muy claras y uno de los casos más recientes, en las que quedaron más que demostradas, fue el de Diego Costa, quien tuvo que elegir entre jugar con Brasil o con España, justo antes de la disputa del Mundial precisamente en su país de nacimiento, lo cual añadió aún más pesión a una decisión que hiciera lo que hiciera resultaría polémica. El entonces -y ahora tras su regreso del Chelsea- delantero del Atlético de Madrid se decantó por el ofrecimiento del Del Bosque, aunque curiosamente las gestiones para convencerle las hizo Fernando Hierro, seleccionador por 'accidente' en Rusia y que ha apostado por él como titular en los dos primeros partidos, ante Portugal e Irán, en los que Costa ha marcado tres goles. El 'guillotinado' Julen Lopetegui también tuvo claro siempre contar con el delantero de Lagarto, aunque más como una alternativa que como un titular indiscutible.

Inevitable no acordarse de Belie y Fuster

Revisando el caso Munir, resulta inevitable no acordarse y hacer referencia a lo que ha sucedido este año en el rugby, donde la selección española, el conocido como XV del León, ha sido expulsado de la fase de clasificación del Mundial que se disputa el año que viene en Japón, precisamente por incurrir en una presunta alineación indebida de dos jugadores, Mathieu Belie y Sebastien Fuster. La diferencia es que, mientras en el caso de la FIFA el reglamento está tan claro que prácticamente es imposible que pueda violarse, además el máximo organismo del fútbol mundial permitie recurrir al TAD, algo que no sucede en el caso de World Rugby y que en el caso de la Federación Española de Rugby (FER) podría haber sido la tabla de salvación tras, con perdón, la putada que le han hecho.

Los jugadores del XV del León increpan al árbitro rumano Vlad Iordachescu tras la derrota en Bruselas. (EFE)
Los jugadores del XV del León increpan al árbitro rumano Vlad Iordachescu tras la derrota en Bruselas. (EFE)

Para empezar, hasta el año 2000 cualquier internacional podía jugar con otro país si llevaba 36 meses de residencia en él. Ese año, WR acordó que un jugador seleccionado para el primer equipo o el segundo equipo senior, llamado NSNRT, así como para la selección de Seven, quedaba 'capturado' y no podía jugar para otro país. Además, la condición para 'capturar' a jugadores en un partido era que el rival también tuviera como NSNRT a su equipo sub 20 o sub 21. Por último, para evitar confusiones, el equipo designado como NSNRT debía mantenerse como mínimo durante cuatro años. Un lío, ¿verdad?

Pues bien, Belie jugó con Francia sub 20 en 2008 y uno de esos partidos fue contra Gales sub 20, lo mismo que ocurrió con Fuster en 2012. Aunque han pasado diez y seis años, respectivamente, WR considera que ambos jugadores fueron 'capturados' por Francia y que, por lo tanto, no eran seleccionables por España. Sin embargo, los galos no cumplieron la normativa de WR de permanencia de su NSNRT durante cuatro años, y así lo reconocen.

Pero hay más: la propia WR, quien, por cierto, se posicionó públicamente a favor de repetir el Bélgica-España en el que los leones fueron masacrados por un árbitro rumano, envió una carta al presidente de la Federación Francesa de Rugby (FFR) indicando que estos dos jugadores habían enviado una declaración jurada de no haber sido informados de las consecuencias de jugar con sus selección sub 20, a lo que la FFR reconoció que, efectivamente, no tenía conocimiento de haber informado a estos jugadores de esa situación, ni tampoco tener establecido un procedimientos para ello.

Es decir, y es aquí la gran diferencia con el fútbol y el gran agravio del caso de Munir con los de Belie y Fuester, que mientras el entonces delantero del Barça sabía que si debutaba con la selección absoluta de España ya no podría jugar con Marruecos, ni los dos jugadores del XV del León ni la propia federación francesa tenían conocimiento de que alguno de los encuentros que disputaron los años señalados les 'capturaba'. Eso sí, en 2017 WR decidió que a partir de 2018 ya no se puede considerar al equipo U20 como segundo equipo, si bien consideró que para los casos de Belie y Fuster no procedía aplicar la retroactividad de la norma. Es decir, que primero decidieron que había que echar a España del Mundial y luego hicieron encaje de bolillos con una sentencia que no hay por dónde cogerla, algo impensable en el fútbol, sí, por mucha faena que Del Bosque le hiciera a Munir y haya debilitado a Marruecos.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios