"¿Messi sí y Mireia no?". El rapapolvo al Gobierno por la igualdad surte efecto

Podríamos hablar de discriminación de género, pero, salvo en el caso del fútbol femenino, no sería cierto. La denuncia del entrenador de Belmonte era pidiendo igualdad para todos los deportes

Foto: Mireia Belmonte, en el palco del Camp Nou, al que fue invitado para ver un partido del FC Barcelona. (EFE)
Mireia Belmonte, en el palco del Camp Nou, al que fue invitado para ver un partido del FC Barcelona. (EFE)

Como ya está contado y denunciado tras el cacareado pacto del Palacio de Viana entre la Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga, no es cuestión de volver a repetirlo. Aunque, claro, si a la reivindicación de igualdad se unen voces tan autorizadas como las de los preparadores de las dos grandes figuras del deporte femenino español como son Carolina Marín y Mireia Belmonte, ni podíamos ni debíamos hacer oídos sordos. ¿Para qué estamos los periodistas y los medios si no? Sobre todo porque sus reproches posiblemente incomodaron a quienes iban dirigidos y han surtido el efecto esperado. Ojalá en todos los ámbitos sucediera lo mismo...

"Hace una semana que el Barça está entrenando, y nosotros no", se quejó recientemente Fred Vergnoux en una charla organizada por 'Santander Talks 123aCorrer'. "Hay países en los que los nadadores no han parado y nosotros llevamos nueve semanas sin agua. En eso vamos a ser campeones", añadió con fina ironía el entrenador francés de Mireia Belmonte, para a continuación matizar que "lo siento, pero entiendo que el deporte es igual de profesional para un futbolista que para un nadador o cualquier otro deportista".

[Test para los nuevos gladiadores: "Ave, Sánchez, los que van a jugar, te saludan"]

La buena noticia llegó este lunes al deporte español con la reapertura de los Centros de Alto Rendimiento de Madrid, Sierra Nevada, Sant Cugat y León, a pesar de que la capital de España y Barcelona permanecen en la fase 0 de la desescalada. Es decir, que el Gobierno ha atendido las demandas del resto de deportes, que habían visto cómo desde el 4 de mayo los profesionales del fútbol y del baloncesto sí podían hacer uso de sus instalaciones de forma individual y, en el caso de LaLiga, desde este lunes también lo hacen por grupos. "¡Aleluya!", escribió Mireia Belmonte en su Instagram con una foto de la piscina descubierta del CAR de Sant Cugat.

Lógicamente, para el regreso de algunos deportes con un mayor contacto aún habrá que esperar, aunque hay otros que sí pueden ir volviendo poco a poco. Además, el hecho de abrir las instalaciones deportivas pero no las residencias donde habitualmente se alojan los deportistas, añade aún más problemas si cabe. De hacerlo viable se encargarán, una vez que han tenido autorización, los técnicos del Consejo Superior de Deportes (CSD), con el subdirector general de Promoción e Innovación Deportiva, Txus Mardaras, al frente.

Cabe recordar que mientras Carolina Marín ha estado toda la cuarentena confinada en su casa de Huelva, Mireia Belmonte lo ha hecho en Badalona. Ni una ha podido coger la raqueta ni la otra meterse en la piscina. De haber sido por Vergnoux, el CAR de Sierra Nevada habría seguido operando bajo condiciones de un estricto hermetismo aséptico. Sin embargo, encerrarlos para evitar contagios habría sido una maniobra imprevista por el régimen del CSD, de ahí que tampoco sus responsables del centro quisieran ir en contra. El francés explicó que su federación encargó un estudio a científicos y expertos para demostrar que el agua es un medio donde no se propaga el virus y esa fue una de las razones que les llevó a solicitar una nueva evaluación. Se llama sensatez.

La nadadora Mireia Belmonte, junto a su entrenador el francés Fred Vergnoux. (EFE)
La nadadora Mireia Belmonte, junto a su entrenador el francés Fred Vergnoux. (EFE)

A partir de ahora, y porque más vale tarde que nunca, Mireia puede volver al agua y su entrenador pondrá en práctica todo lo que tenía previsto. "Nuestras medidas son el triple de seguras que las que propone el Gobierno. Dejaríamos una calle en medio sin utilizar, por lo que habría cinco metros de distancia entre las calles que utilizaríamos. El CAR tiene unas medidas de higiene tremendas. Los nadadores llegarían de casa con el bañador puesto, entrenarían y se irían nuevamente a su casa. No entiendo que puedas ir a tomar una cerveza a un bar y una campeona olímpica no puede trabajar. En nuestro caso, nadar es nuestro trabajo", se quejó el francés.

Sin acritud contra el Barça y el fútbol

Para que no quedaran dudas de que Vergnoux no tiene nada contra el Barça ni contra el fútbol, confesó que "yo soy fan del fútbol y del Barça. He tenido la suerte de ver partidos con Mireia en el Camp Nou. Tengo mi foto con Messi y con Piqué. Ese sentimiento no va a cambiar, pero no puedo entender por qué hay tanta diferencia". El entrenador de Belmonte también aclaró que "el fútbol es un deporte ultraprofesional y tenemos que dar las gracias a LaLiga, porque a nivel económico nos ayuda a las federaciones menos potentes. Pero si hay una norma, la norma es para todos", dijo el preparador de la nadadora, reconocida culé.

En la misma línea de Vergnoux se había mostrado Fernando Rivas, también muy respetuoso con LaLiga, pues no en vano es patrocinador de Carolina María y de él mismo. "Se está utilizando el fútbol como los juegos de gladiadores, para entretener a la gente que está en casa. Pero si un equipo de fútbol puede entrenar, ¿cómo no pueden entrenar Mireia o Carolina, que son una insignia nacional? A los deportistas que están dando muchas alegrías hay que tratarlos con mayor equidad. Cuando suben al podio, todos somos muy españoles y nos sale la hispanidad por los cuatro costados", dijo el entrenador granadino. Se puede decir más alto, pero no más claro. Como debe ser.

"Me cuesta ver que el viernes sale Messi a entrenar y que Mireia Belmonte no puede nadar", llegó a comentar Vergnoux, quien desde este lunes ya tiene a su nadadora donde quería: a remojo. Al tratarse de mujeres como Carolina y Mireia se podría hablar de discriminación de género, pero no hubiera sido correcto, pues en realidad se trata de una discriminación de números... Bueno, salvo en el caso del fútbol femenino, pues la Primera Iberdrola sí ha sido dada por finalizada. ¿Se acordó también esto en el mencionado pacto del Palacio de Viana? Ya saben, lo que no es rentable, no es viable, ni hay postureo que valga...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios