Por qué la dictadura de Messi deja en evidencia al Madrid (de Florentino)

Messi ha ganado 10 de las 15 Ligas que ha disputado con el Barça, 8 de las 11 últimas, por 4 y 2 del Real Madrid, respectivamente, un paupérrimo bagaje para el todavía club más laureado

Foto: Messi suma ya diez campeonatos de Liga con la camiseta del Barça
Messi suma ya diez campeonatos de Liga con la camiseta del Barça

Lo confesó Julen Lopetegui, por si no se acuerdan, el exseleccionador español que fue destituido a dos días de empezar el Mundial de Rusia y el primero de los tres entrenadores que el Real Madrid ha tenido esta temporada tras la espantada de Zidane hace once meses y su reciente regreso: "Nos hace ilusión la Liga porque el equipo ha ganado pocas en los últimos años", dijo el ingenuo técnico, que fue utilizado cual 'kleenex' por ese siniestro dúo que forman Florentino Pérez y Luis Rubiales al más puro estilo José Luis Moreno y Monchito, respectivamente.

Sin embargo, y después de que el año pasado, con Zidane en el banquillo del Bernabéu, ya la terminaran en tercera posición y a 17 puntos del FC Barcelona, esta temporada los blancos tampoco han podido ni siquiera disputarle la competición española a los catalanes, campeones a falta de tres jornadas y, al menos hasta el momento, de nuevo con el Atlético de Madrid en segunda posición, un dato que tampoco se puede pasar por alto, pues desvela aquello de quién manda en la capital y deja en evidencia el 'modelo Florentino'. ¿Cómo puedes considerarte el mejor equipo del mundo si no lo eres de España?

La supremacía del Barça en la Liga es tal que basta con decir que Messi ha conquistado 10 de las 15 que ha disputado hasta la fecha, tiempo en el que el club que preside el constructor Pérez solo ha ganado cuatro, por una del Atlético. De hecho, el argentino suma tantos títulos ligueros como el club rojiblanco en toda su historia. Un palmarés en el que aún reina el Real Madrid, con 33, si bien el Barça, con 26, está cada vez más cerca y al ritmo que lleva puede que no tarde mucho en alcanzarle. Al menos mientras siga teniendo a Messi, pues hace tiempo que el equipo catalán perdió, no solo la excelencia a la que llegó con Pep Guardiola, sino también la identidad. Basta con decir que su segundo jugador más importante es... Ter Stegen.

Sin restarle méritos a Ernesto Valverde, quien aún aspira al triplete que lograron Guardiola y Luis Enrique, es evidente que su Barça gana más de lo que juega. Al menos colectivamente, pues ahí están las jugadas y los goles de Messi para rescatar a su equipo cuando más lo necesita. Hay una máxima en el fútbol que el argentino, como la gran mayoría en su caso, cumple a la perfección: cuanto más cerca de la portería juego, más me alejo del gol, de ahí que retrase tanto su posición, pero marque más goles que nadie. Y es que, además de por su extraordinaria técnica, Leo destaca por su capacidad táctica y su acertada toma de decisiones ante todas las situaciones del juego.

Messi, en el momento de golpear el balón para marcar el 1-0 ante el Levante. (EFE)
Messi, en el momento de golpear el balón para marcar el 1-0 ante el Levante. (EFE)

A la espera de cómo se refuerza este verano el Real Madrid para afrontar el gran reto de desbancar al Barça en la Liga, lo que parece evidente es que los catalanes imponen su hegemonía en el campeonato nacional gracias principalmente a que tienen a Messi (e, insisto, a Ter Stegen). Por algo el '10' del Barça es el segundo futbolista que más veces ha ganado este título en sus 90 años de vida. Tiene uno más que Andrés Iniesta, los mismos que el madridista Pirri y se encuentra a dos del primero, Paco Gento, a quien el argentino aún podría igualar en las dos temporadas que, en principio, tiene de contrato.

Se acaban los adjetivos...

'Regolucionario', 'inadjetivable' y 'General-de-gol' son los tres calificativos que resultaron finalistas de un peculiar concurso realizado recientemente sobre la figura de Messi en una investigación doctoral de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC), la cual se ha propuesto alcanzar los 500 adjetivos para homenajear la trayectoria del argentino en la Liga, en la que se encamina hacia esa cifra de goles. Leo lleva ya 417 goles en 448 partidos.

Messi levanta por primera vez la copa de campeón de Liga como capitán del Barça. (EFE)
Messi levanta por primera vez la copa de campeón de Liga como capitán del Barça. (EFE)

Y es que Leo, con 34 tantos, por 21 de Luis Suárez y Benzema, va a ganar esta temporada su sexto trofeo Pichichi al máximo goleador de la Liga (2010, 2012, 2013, 2017, 2018 y, a la espera de que concluya, 2019), por lo que superará a Di Stéfano (1954, 1956, 1957, 1958 y 1959), Enrique Castro 'Quini' (1974, 1976, 1980, 1981 y 1982) y Hugo Sánchez (1985, 1986, 1987, 1988 y 1990). Solo Telmo Zarra, también con seis (1945, 1946, 1947, 1950, 1951 y 1953), está empatado con el argentino.

Es una evidencia que Messi lleva camino de ser el futbolista más importante de la historia de la Liga. Por primera vez en los últimos seis años, Leo no era suplente dos partidos seguidos. Lo fue en Mendizorroza contra el Alavés y este sábado repitió en el Camp Nou contra el Levante. Valverde sabe que le necesita a tope en las semifinales de la Champions contra el Liverpool, pero tuvo que tirar de él medio partido para rematar la Liga. Hacía 9 años que el Barça no se proclamaba campeón en el Camp Nou y, sí, tuvo que salir Messi tras el descanso para marcar el gol de la victoria y levantar, en este caso por primera vez, la copa de campeón.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios