El papel clave de la alcaldesa de A Coruña en la guerra del Gobierno contra Tebas

Llevando al presidente de LaLiga ante la Fiscalía, el Gobierno intenta frenar a Inés Rey, quien aseguró que "estudiaría" sumarse al PP para pedir la dimisión de la presidenta del CSD

Foto: Pedro Sánchez, junto a Inés Rey, en un acto de precampaña de la actual alcadesa de A Coruña. (EFE)
Pedro Sánchez, junto a Inés Rey, en un acto de precampaña de la actual alcadesa de A Coruña. (EFE)

La noticia saltó este lunes y reabrió un caso que, al menos aparentemente, ya se daba por cerrado. El Gobierno lleva ante la Fiscalía la relación entre Javier Tebas y el Fuenlabrada, rezaba el titular de El Confidencial, donde informábamos que el pasado viernes el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, dio orden al Consejo Superior de Deportes (CSD) de reunir toda la documentación relativa a la relación entre el presidente de LaLiga y el mencionado club madrileño, para a continuación presentarla ante la Fiscalía General del Estado y abrir una investigación, que en ningún caso afectará al Fuenlabrada.

"A lo largo de estas semanas se han ido sucediendo informaciones preocupantes sobre los vínculos de Tebas y el Fuenlabrada que han generado alarma en numerosos ámbitos del sector deportivo", señalaron al respecto fuentes del CSD, donde su presidenta, Irene Lozano, se ha visto obligada a desandar sus pasos en un caso que tantas críticas le costaron en A Coruña, pero ante el que ella se limitó a cumplir con las decisiones de los diferentes tribunales y jueces deportivos.

Y es que si la secretaria de Estado para el Deporte ha tenido que recular con Tebas ha sido precisamente por la presión de la alcaldesa de la citada ciudad gallega, la también socialista Inés Rey, quien estaba dispuesta a pedir la dimisión de Lozano tras acusarle de "no haber hecho nada" e, incluso, dar a entender que había sido chantajeada. "Si alguien en el CSD entiende o cree entender que formulando algún tipo de actuación deportiva en la ciudad va a hacer que callemos y que no dejemos de denunciar lo que consideramos injusto, quiero aclarar que está errado", aseguró Rey públicamente.

Cabe recordar que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) zanjó el polémico Deportivo-Fuenlabrada al considerar que solo el juez de LaLiga tiene competencia para investigar, lo que invalidó el expediente abierto por la Federación Española de Fútbol (RFEF), cuyo instructor propuso el descenso del club madrileño. El mencionado juez de disciplina social de LaLiga no percibió hechos sancionables en el viaje del Fuenlabrada a Galicia, como tampoco la jueza de Instrucción de A Coruña apreció indicios de delito contra la salud pública ni en el club madrileño ni en LaLiga, lo que llevó al Comité de Competición de la RFEF a archivar el expediente extraordinario.

"Sé que Pedro Sánchez me escucha"

"Sé que Pedro Sánchez me escucha", dijo en mayo del año pasado la entonces candidata a la alcaldía de A Coruña, la ciudad que se ha puesto en pie de guerra tras el descenso a Segunda B del Deportivo, su ilustre club de fútbol. Hace unos días, Inés Rey aseguró que el grupo socialista "estudiaría" la moción del PP para que el pleno del Ayuntamiento coruñés pida la dimisión de la presidenta del CSD por su actuación en el polémico asunto. Defendió que el apoyo a las iniciativas plenarias por parte del gobierno local "siempre se hace pensando en la ciudad". "Estudiaremos esa moción como hacemos cada vez que hay una moción que se presenta en el pleno", explicó Rey sobre esta iniciativa que está previsto que se debata en la sesión de este jueves.

Inés Rey (A Coruña, 1982), Licenciada en Derecho por la Universidade de A Coruña y militante del PSOE desde los 18 años, dejó claro que iba a llegar hasta el final y si algo está demostrando es tener llegada a Pedro Sánchez. La visita a la capital gallega del entonces presidente del Gobierno en funciones supuso un espaldarazo a su candidatura. "Es necesario que haya no solo un diálogo fluido con Madrid, sino también un compromiso serio con A Coruña. Con Pedro Sánchez tenemos la garantía de ese compromiso", dijo durante su campaña electoral y lo cierto es que lo está demostrando.

La presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, y el presidente de LaLiga, Javier Tebas, durante la firma de un acuerdo para crear un código de buena conducta.
La presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, y el presidente de LaLiga, Javier Tebas, durante la firma de un acuerdo para crear un código de buena conducta.

Con el Deportivo "en la sangre"

Antes de ser alcaldesa, Inés ya manifestó su deportivismo. "El Depor es ciudad, el Depor es Coruña, patrimonio de todos. Los coruñeses lo llevamos en nuestra sangre", dijo, para a continuación atreverse a darle un consejo a su nuevo presidente: "Le diría que apueste por un proyecto deportivo para que volvamos a tener las tardes de gloria que vivimos y que estoy segura de que volveremos a disfrutar". Sin embargo, sabido es que el equipo gallego no solo no ha logrado esta temporada el ansiado ascenso a la categoría que por historia le corresponde, la Primera División, sino que ha terminado descendiendo a Segunda B.

El equipo dirigido por Fernando Vázquez ha bajado por deméritos propios, si bien es cierto que todo lo acontecido en la última jornada, con la suspensión de su partido ante el Fuenlabrada, amargó aún más este mal trago. Aunque ver a Javier Tebas investigado por la Fiscalía General del Estado no va a devolver al Deportivo a Segunda, es evidente que la alcaldesa de A Coruña quiere depurar responsabilidades, algo que, según ella, no hizo Irene Lozano, quien, sin embargo, no es sospechosa precisamente de no estar alineada con Luis Rubiales en la absurda y contraproducente guerra del presidente de la RFEF contra LaLiga.

Es verdad que desde un primer momento Tebas asumió toda la responsabilidad de que la expedición del Fuenlabrada viajase a A Coruña, a pesar de contar con 4 posibles positivo por Covid-19 antes de partir. Además, que el presidente de LaLiga tenga a su hijo como consejero del Fuenlabrada levantó desde el principio suspicacias y fue lo que llevó al Deportivo y al Numancia a pedir al CSD su inhabilitación por abuso de autoridad, conflictos de interés, actuación negligente e incumplimientos varios de las normativas.

Por más que desde el CSD aseguren que esta investigación a Tebas no tiene nada que ver con el descenso del Deportivo, es evidente que de no ser por la presión ejercida desde A Coruña, con su alcaldesa al frente, el caso estaría ya en un cajón. "A Coruña ni se compra ni se vende y el Ayuntamiento llegará a las últimas consecuencias para aclarar estos hechos", llegó a declarar Inés Rey, de ahí su respaldo a la acción del Ministerio de Cultura y Deportes, a través del CSD, a cuya presidenta estaba dispuesta a reprobar este jueves, apoyando la moción propuesta por el PP.

"Estoy tranquilo y esto me va a permitir defenderme de muchos calumniadores", se limitó a comentar el 'condenado' Javier Tebas tras conocer que el Gobierno le ha llevado ante la Fiscalía. "Si la Fiscalía considera que hay que cerrar el caso de nuevo, podremos decir que se ha investigado con rigor y se ha cerrado con rigor. Ese es el objetivo", dijo Irene Lozano, consciente de que era su cabeza o la del presidente de LaLiga. Y es que, como sentenció Groucho Marx, "la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados".

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios