Koeman, la justicia ya no es ciega en el fútbol español, ahora tenemos el VAR...

Frente a las quejas del técnico del Barcelona por el penalti que le costó su primer Clásico, Zidane no lo pudo explicar mejor: "Hay un árbitro, ha ido a mirar la jugada y pitó penalti".

Foto: Martínez Munuera consulta en el monitor el penalti de Lenglet a Ramos en el Camp Nou. (Cordon Press)
Martínez Munuera consulta en el monitor el penalti de Lenglet a Ramos en el Camp Nou. (Cordon Press)

Polemicen si quieren, pero no se vuelvan locos. La mejor reflexión tras el Clásico la hizo Zinedine Zidane, el entrenador que más veces ha visitado el Camp Nou en Liga sin perder y en total suma ya tres empates y tres victorias, la última la de este sábado por un 1-3 no exento de polémica. "Hay un árbitro, ha ido a mirar la jugada y pitó penalti", dijo el técnico del Real Madrid con la templanza que le caracteriza y para no opinar del penalti que decidió el Clásico. "Merecemos nuestra victoria porque terminamos 1-3", añadió el francés, a quien ya empezaron a colocarle la soga al cuello, lo cual no le impidió ser fiel a su doctrina y hablar de "partido perfecto".

Suele decirse que la Justicia no tiene mirada y es por ello que se la representa con los ojos vendados. El velo de la Justicia simboliza la limitación del juez a los hechos para poder dictar sentencia. Sin embargo, en el fútbol es todo lo contrario. Si antes los árbitros tenían la excusa de cometer errores por el llamado factor humano, desde la implantación del videoarbitraje todo ha cambiado. Y lo ha hecho para bien en algunas cosas, pero para mal en otras, pues ahora resulta que la justicia que se imparte es todo menos ciega, salvo que no se quiera ver, claro...

Pocos minutos después de acabar el Clásico y antes incluso de que el técnico del FC Barcelona, Ronald Koeman se despachara a gusto contra el VAR, el Betis puso un mensaje en su cuenta oficial de Twitter en el que comparaba el penalti pitado a favor del Real Madrid con el que hace una semana no le pitaron a los verdiblancos frente a la Real Sociedad en el Villamarín con 0-1 en el marcador, un partido que acabó en 0-3. Sin ningún comentario, tan solo un par de emoticonos junto a una foto de Lenglet sujetando de la camiseta a Sergio Ramos y otra de Le Normand haciendo lo propio con Sanabria.

Sin embargo, y más allá de que aunque desde la Federación Española de Fútbol (RFEF) se hayan propuesto sancionar a quienes protesten las decisiones arbitrales, la libertad de quejarse siempre debería imperar, el mensaje del club sevillano es tendencioso, pues al ser imágenes fijas y no de video, en el agarrón del defensa de la Real al delantero del Betis no se ve el empujón previo de este, precisamente lo que llevó al árbitro a no pitar penalti tras ser avisado por el VAR y revisar la jugada en el monitor.

Y este precisamente es el mismo criterio de Koeman para opinar que el agarrón de Lenglet a Ramos no fue penalti. "No he hablado con Lenglet, pero sí he visto la jugada", comentó el técnico del Barça. "Es falta de Ramos a Lenglet. Luego Lenget coge a Ramos, pero no para tirarse hacia atrás, en todo caso tendría que tirarle por delante, no por atrás", añadió el holandés con buen criterio. Y es que es aquí donde está la diferencia entre lo pitado en una jugada y en la otra. Donde Estrada Fernández vio falta previa de Sanabria a Le Normand, Martínez Munuera no apreció falta de Ramos a Lenglet.

Sergio Ramos cae y protesta en la jugada que el árbitro pitó penalti. (REUTERS)
Sergio Ramos cae y protesta en la jugada que el árbitro pitó penalti. (REUTERS)

¿Habrá esta vez sanciones al Barça?

"Quiero saber vuestra opinión", preguntó Koeman a los periodistas para dejar claro que es una cuestión de interpretación cuando estos le comentaron que el agarrón de Lenglet existía y, por lo tanto, la jugada era susceptible de ser señalada como penalti. Quien sí dio su opinión y pareció tenerla muy clara, fue el directivo del Barça Xavier Vilajoana. "Això es un putu escàndol!!! Munuera te’n pots anar a cagar…". Es decir, "esto es un puto escándalo, Munuera te puedes ir a cagar", escribió en su cuenta de Twitter. Veremos si la federación de Rubiales castiga esta vez a los representantes del Barça, como ha hecho con otros de clubes que no le son tan afines.

¿Es penalti el agarrón de Lenglet a Ramos? Preguntado así, y dando por hecho que el agarrón existe, es verdad que la respuesta puede ser afirmativa. Ahora bien, y entramos en el terreno que los árbitros muchas veces olvidan o, precisamente desde que hay VAR, aprovechan para tomar decisiones en una dirección u otra, según les orienten quienes les mandan. "No estamos de acuerdo. Para mí no es penalti. Ojalá que me puedan explicar un día el tema del VAR en España. Llevamos cinco jornadas y solo el VAR ha entrado en contra del Barça", se quejó Koeman, a quien también debería caerle una severa sanción, por mucha razón que pueda tener.

Y es que lo peor llega cuando entramos en el terreno de la intencionalidad y no de los simples errores, algo que con la llegada del VAR se suponía que iba a quedar erradicado cuando no es verdad y lo único que están haciendo Velasco Carballo y su jefe Rubiales es cargarse el fútbol español. "Ni el penalti de Messi contra el Sevilla ni las dos faltas de tarjeta roja ante el Getafe. ¿Por qué solo hay VAR en contra del Barça? El VAR puede ser muy bueno, pero para todos los equipos", sentenció Koeman.

Sí, por más que jugara seis años en el Barça y entrenara unos meses al Valencia, se nota que el holandés es un recién llegado a LaLiga, donde su presidente, Javier Tebas, no pudo decirlo más claro: "Con el VAR hubo un antes y un después de la llamada de Florentino a Rubiales". Pues eso, que la Justicia en el fútbol español puede ser todo, menos ciega y veremos si también sorda....

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios