El disputado voto del señor Messi y la paliza de Laporta en la recogida de firmas

La continuidad de Leo marca las elecciones del Barcelona, en las que el que fuera presidente se cuelga el cartel de favorito tras doblar a Víctor Font y vapulear a Toni Freixa y Emili Rousaud

Foto: Leo Messi celebra su gol al Athletic Club en San Mamés. (EFE)
Leo Messi celebra su gol al Athletic Club en San Mamés. (EFE)

Si por decadencia entendemos "la pérdida progresiva de fuerza, intensidad, importancia o perfección de una persona", puede pensarse que a sus casi 34 años Messi ya no es ni volverá a ser ya el Messi que fue. Sin embargo, por más que los agoreros sigan anunciando —y algunos al mismo tiempo celebrando— su presunto declive, el argentino no se cansa de hacer historia en el FC Barcelona y la pregunta del millón es si querrá seguir haciéndola a partir del próximo 30 de junio, cuando finaliza un contrato que no solo no ha renovado, sino que el pasado verano quiso rescindir para irse con su fútbol a otra parte.

De momento, y después de batir la marca de Pelé de 643 goles en 757 partidos con el Santos —Leo suma ya 648 en 752 con el Barça—, el argentino ha recuperado lo más importante: la alegría. Los 14 goles que lleva ya en la presente temporada, 11 de ellos en LaLiga, competición de la que ya es Pichichi en solitario, son la consecuencia más que la causa de que Messi vuelve a disfrutar sobre el terreno de juego. Y si lo hace es en gran parte gracias a Pedri, un futbolista de 18 años que le ha rejuvenecido y, salvando las distancias, le está aportando algo de lo mucho que le dieron Xavi y, en el caso del canario, especialmente Iniesta.

Uno de los mejores análisis sobre lo que ha pasado y puede pasar con Messi lo ha hecho Ricard Torquemada, veterano periodista de 'Catalunya Ràdio'. "Messi tomará su decisión, pero el Barça tiene que presentarle una tentación. Y una tentación que sea buena para el Barça. No buena para él, como las tentaciones que ha tenido en los últimos años de poder escoger, entre comillas, con quién se junta, qué sociedades prefiere e incluso qué jugadores agradecía tener cerca. Esto no es bueno ni para él ni para el Barça, pero ni uno ni otro se han dado cuenta hasta que se lo han encontrado".

La irrupción de Pedri no solo le ha recordado a Messi que su equipo de toda la vida tiene futuro y que, a pesar de todo lo acontecido en los últimos años con la nefasta gestión de Josep María Bartomeu, todo en el Barça sigue y seguirá girando alrededor de su figura. Koeman tensó la cuerda cuando decidió abrir la puerta a su inseparable Luis Suárez, pero sabido es aquello de que lo que no te mata te hace más fuerte. El holandés no es un prodigio de entrenador, pero parece haber dado con la tecla para que Messi disfrute y haga disfrutar a los culés.

Messi celebra con Pedri uno de los goles del FC Barcelona al Valladolid en Zorrilla. (REUTERS)
Messi celebra con Pedri uno de los goles del FC Barcelona al Valladolid en Zorrilla. (REUTERS)

Este lunes, los nueve precandidatos a las elecciones a la presidencia del FC Barcelona debían presentar en las oficinas del Camp Nou al menos 2.257 firmas de apoyo de los socios. Como quiera que la junta electoral dispondrá de dos días para ratificar la validez de las papeletas, el jueves ya se conocerán oficialmente los candidatos a quienes el próximo 24 de enero los socios del Barça podrán votar.

Como era de esperar, Joan Laporta lleva la iniciativa con unas cifras muy superiores al resto de candidatos en la recogida de firmas. El que fuera presidente ha reunido 10.257 signaturas, más que en las dos ocasiones anteriores en las que se presentó, 5.725 en 2003 y 4.272 en 2015. Víctor Font, que hace solo unos meses parecía el gran favorito, ha presentado 4.710 firmas. Le sigue Toni Freixa, con 2.821, mientras que Emili Rousaud ha logrado 2.501, una cifra que pone en riesgo su candidatura, ya que el corte es de 2.257 y todavía falta el proceso de validación de las firmas.

Otros candidatos como Agustí Benedito, Jordi Farré o Xavier Vilajoana anunciaron que no han logrado llegar a la cifra del corte para pasar a ser oficialmente candidatos y se han quedado fuera de la carrera electoral para la presidencia del Barça, lo mismo que ha sucedido con Lluís Fernández Alá y Pere Riera

La importancia del factor Leo

Si algo tienen en común los precandidatos es que todos verían con buenos ojos que Messi siguiera en el FC Barcelona. Es verdad que cada uno aporta sus matices, pero ya sea porque así lo creen o porque consideran que públicamente tampoco pueden decir otra cosa, es evidente que no hay ninguno que no valore lo importante que sería para que el club catalán contar con su continuidad. A sus declaraciones me remito:

El precandidato a la presidencia del FC Barcelona Joan Laporta, durante un acto. (EFE)
El precandidato a la presidencia del FC Barcelona Joan Laporta, durante un acto. (EFE)

Joan Laporta: "Ayudará que Messi vea que el proyecto presenta un equipo muy competitivo. Eso es lo más importante para él. Y en este sentido tengo una ventaja respecto al resto de precandidatos: la credibilidad de Leo. Quiero ser presidente para hacerle una propuesta deportiva y económica con la que se sienta a gusto".

Víctor Font: "Estoy convencidísimo de que hay futuro para Messi en el club. Leo es un ganador y como todos los culés estamos decepcionados cuando los resultados no acompañan. Pero eso no tiene que ver con lo que puede ocurrir a medio y largo plazo. Hay que presentarle un proyecto sólido y con garantías de futuro".

Toni Freixa: "Para sentarse a hablar con Messi hay que mirarle a los ojos y ver lo que cada uno quiere y lo que el club le puede ofrecer. Leo lo ha sido todo y tiene que seguir, mi voluntad es que continúe, pero algún día tendrá que irse. Y el día que ocurra, ojalá sea nunca, pero no es una cuestión que me quite el sueño”.

Emili Rousaud: "El salario de Messi no es asumible para el club y lo enfrascaremos con un proyecto deportivo de mucho talento. Lo queremos convencer con el proyecto. Messi tiene el futuro en sus manos. Su historia con el Barça es de leyenda, tiene que ser el embajador del Barça. Los jugadores franquicia se autofinancian".

Jordi Farré: "Messi es el jugador más barato por el rendimiento económico que da. ¿Cuánto vale el Barça con y sin Leo? El problema no es económico, a Leo hay que hacerle feliz. Creemos que sabemos lo que hay que hacer para conseguirlo. Hace falta un proyecto y no es difícil hacer una gran plantilla con la base que tenemos".

Agustí Benedito: "Yo escuché a Leo Messi decir que se quería ir del Barça y una decisión así no se toma porque se ha levantado con el pie izquierdo. Así que lo primero será que él cambie de opinión. Espero que llegue el día en el que Messi diga que después de 20 años en el Barça quiere continuar".

El precandidato a la presidencia del FC Barcelona Emili Rousaud, con el agente José María Minguella. (EFE)
El precandidato a la presidencia del FC Barcelona Emili Rousaud, con el agente José María Minguella. (EFE)

Xavi Vilajoana: "A Messi se le hará una propuesta cuando manifieste que se quiere quedar y acorde al rol que tenga que tener. Si quiere tener este rol, se retirará en el Barça. Si no se siente motivado, nosotros dejaremos que se vaya. Tenemos un proyecto con Messi y sin Messi, hay que pensar en global, no en individualidades".

Lluís Fernández Alá: "Messi es patrimonio del Barça, hemos hablado con su entorno. El Barça necesita un cambio profundo, pero Messi debe ser el líder. En nosotros verá un gran proyecto, sabemos que le gusta Albert Benaiges. El Barça con Messi tiene unos ingresos y sin Messi, otros muy distintos".

Pere Riera: "A Messi tenemos la oportunidad de mostrarle un proyecto a cuatro años para que él decida. Pero si quiere tomar un camino distinto, será su decisión. No me sentó mal su burofax porque lo entendí. Lleva 20 años en el Barcelona, es el mejor de la historia y lo ha demostrado muchas veces. Le ha dado todo al Barcelona".

Como puede comprobarse, con más o menos entusiasmo en el objetivo común de convencer a Messi y mayor o menor confianza en conseguirlo, todos los precandidatos han coincidido en que el futuro del Barça pasa por conocer el futuro del argentino. De ahí que, como en la novela de Miguel Delibes 'El disputado voto del señor Cayo', en las elecciones a la presidencia del club catalán nos encontramos con el disputado 'voto' del señor Messi.

Y es que bastaría con que Leo se decantara públicamente por uno de los tres o cuatro candidatos que finalmente habrá y se comprometiera con él a renovar en caso de salir elegido, para que, salvo sorpresa, ganara unas elecciones en las que, eso sí, Joan Laporta se confirma como gran favorito cuando en un principio este papel lo había desempeñado Víctor Font.

A mi bola