Florentino emerge desnudo de su cortina de humo
  1. Deportes
  2. Agresión sin balón
Alfredo Pascual

Agresión sin balón

Por

Florentino emerge desnudo de su cortina de humo

Desastre en el Bernabéu: el Madrid pasa de la euforia de Mbappé a empezar la temporada con un equipo peor que el del año pasado

placeholder Foto: Mbappé celebra un gol el pasado domingo. (Reuters)
Mbappé celebra un gol el pasado domingo. (Reuters)

Las siguientes frases han sido escritas o pronunciadas por periodistas deportivos españoles durante la última semana:

- "Florentino Pérez es un genio, le ha planteado una partida de ajedrez a jeque y le ha hecho jaque mate. Es una jugada maestra".

- "El Real Madrid no va a subir un euro más de estos 160 millones que ha ofrecido. No habrá más ofertas".

- "Mbappé tendría que llamar al emir de Qatar y decirle: 'Ya está, ya está".

- "Florentino, metido en lo de comprar y vender jugadores, es un galáctico. Juega con ventaja, porque maneja parámetros distintos al común de los mortales".

- "El Real Madrid ya prepara un fiestón para la presentación de Mbappé".

- "Florentino Pérez lo ha dicho muchas veces: o Mbappé, o nadie".

- "Madrid y PSG van a negociar a la árabe: hoy te ofrezco 160, mañana 140. Están condenados a entenderse".

- "Me han comentado que Florentino Pérez se ha aflojado el nudo de la corbata y que está trabajando arremangado. Eso no pasa a menudo. A buen entendedor...".

- "La llegada de Mbappé es inminente: mañana podría ser el anuncio y pasado la presentación".

*****

No es ningún secreto que Florentino Pérez, a través del Real Madrid, controla los principales medios de comunicación del país, pero lo que ha sucedido en los últimos días no tiene precedentes. Nunca antes se había desatado sobre el aficionado semejante volumen de propaganda blanca sin cortar, directamente desde el móvil del presidente hasta los emocionados ojos del espectador, con una mínima escala que, lejos de contrastar, ha optado por amplificar el mensaje en loor del espectáculo.

El relato urdido en las entrañas de Valdebebas ha sido un rodillo y se ha impuesto entre unos madridistas que, más que crédulos, querían creer. Hemos visto a periodistas pedir "optimismo" al televidente, a medios de comunicación preguntar a los lectores si iba a venir al final Mbappé (como si ellos tuvieran acceso a las fuentes), a 'streamers' berrear "¡hazlo, Florentino!" y a reporteros tirarse al cuello de los seguratas del Parque de los Príncipes por si tenían mandanga.

Un circo de pulgas en el que el presidente del Madrid tocaba los platillos.

Usted puede creer la versión que prefiera, pero los hechos son tercos: el verano del Madrid ha sido un desastre

La imposición de un relato tiene diversos efectos secundarios sobre la sociedad, pero sin duda el más fastidioso es la pérdida de contacto con la realidad. Así, mientras en España hemos vivido la lucha de un caballero blanco contra un siniestro emir para liberar a la bella Mbappé, en Francia se han limitado señalar que en el PSG están molestos con el Real Madrid por haberle comido la cabeza al chaval antes de su último año de contrato y que las ofertas iban a ser rechazadas.

Usted puede creer la versión que prefiera, pero los hechos son tercos: el verano del Real Madrid ha sido un desastre. La "jugada maestra" del presidente, esa que iba a cumplir el sueño de un joven y a dejar encantada a la directiva del PSG, ha degenerado en un chorreo de ofertas que ni siquiera recibían respuesta desde Qatar. Del "no subo un euro" al hoy te doy 160, mañana 180 y el último día te meto por debajo de la puerta 200 millones y una cabeza de caballo. Del "solo nos interesa Mbappé" a traerse a Eduardo Camavinga, un interior talentoso que puede salir mejor que Odegaard y Kubo. O no.

placeholder Ancelotti y Florentino Pérez se estrechan la mano tras la firma del contrato. (Real Madrid)
Ancelotti y Florentino Pérez se estrechan la mano tras la firma del contrato. (Real Madrid)

Peor es la situación de Mbappé, que a estas horas lamentará haberse puesto en manos de Florentino Pérez. El delantero, que apostó fuerte por su salida durante los primeros días, ha ido reculando hasta adoptar una posición neutral, casi de observador, metiendo la pierna y celebrando los goles con el PSG como si nada estuviese sucediendo. Ahora se queda solo ante el peligro, con toda la temporada por delante y cada día más presión por renovar. El último punto del argumentario de Pérez sostiene que Mbappé se mantendrá firme en su promesa y llegará gratis al Real Madrid el año que viene. De nuevo puede creer lo que quiera, pero no se lleve un disgusto si renueva con el PSG antes de Navidades, ya sabe cómo funciona este negocio.

Foto: Kylian Mbappé, durante el partido entre el Stade de Reims y el PSG. (EFE)

Despejado el humo, Florentino está desnudo. Se lo ha jugado todo a una carta y ha perdido. El Real Madrid necesitaba imperiosamente esos 200 millones que se iban a dedicar a Mbappé para reforzar su plantilla, la más floja desde que Pérez es presidente, pero solo se ha empleado una pequeña parte en un juvenil que parte como séptimo centrocampista del equipo. Si ya advertíamos a principio de temporada pasada que el Madrid no tenía nivel para ganar ningún título, esta temporada el aficionado solo puede esperar el mismo resultado, pero cambiando a Varane y Sergio Ramos por Nacho y Militao. Y con el simpático regreso de Gareth Bale, claro, que sin duda aportará el salto de calidad que necesita el equipo.

Vienen malos tiempos para Florentino Pérez. Por tercer verano consecutivo la planificación de la plantilla ha sido catastrófica y no hay motivos para la ilusión. El socio regresa al estadio, el equipo no es favorito ni para LaLiga y el presidente ya no puede esconderse detrás de Zidane.

PS: Uno de los grandes pecados que se achacaron a Sergio Ramos en sus últimos días como madridista fue que le pidió a sus compañeros que no se bajaran el sueldo, ya que el Madrid tenía dinero de sobra, solo estaba guardándolo para afrontar el megafichaje de Mbappé. No mentía.

Florentino Pérez Kylian Mbappé Real Madrid