¿Hace lo suficiente Keylor Navas para ganarse el respeto de Florentino Pérez?

El presidente del Real Madrid mantiene con sus allegados que cuenta con una deuda moral con De Gea por su excelso comportamiento durante el proceso de su frustrado fichaje

Foto: Keylor Navas está firmando una gran temporada en el Real Madrid (Cordon Press)
Keylor Navas está firmando una gran temporada en el Real Madrid (Cordon Press)

Se extiende el debate de la portería en la Roja tras los dos últimos amistosos disputados. Sin embargo, más allá de la decisión final del seleccionador, lo seguro es que España cuenta con dos soluciones frente a lo que podría suponer el problema de la suplencia de uno de ellos. Bien es cierto, que será el talante de Casillas, si no es el elegido, lo que determine la buena o mala convivencia en un puesto tan determinante en la partida. En todo caso, la irrupción de David de Gea ya no tiene freno posible. El rendimiento demostrado es épico tras un verano para desquiciar a cualquiera. Entonces, el chico se armó de paciencia y demostró madurez, resistió el fracaso del fichaje y soportó las embestidas de Van Gaal, respetó la voluntad popular y creyó en sí mismo. Este ejemplo de personalidad conduce de nuevo al Real Madrid a volver a intentarlo. Si además, logra ser el titular de la Selección, asunto cerrado para el mandamás. Florentino volará nuevamente en contra de la gente, porque gran parte del madridismo estima que Keylor Navas ha ofrecido suficiente crédito como para ser el titular de la meta del Real Madrid. 

[Leer aquí: El codicioso plan de papá Neymar que inquieta al Barcelona]

No han mejorado las relaciones entre el club blanco y el Manchester United. Lo último que sabe el uno del otro es el cruce de comunicados desplegados tras la aciaga noche del 31 de agosto. Tampoco es que antes la relación hubiera sido mejor. Las dos entidades jugaron a una estúpida guerra fría que desembocó en lo más lógico: no hubo operación. Ni había llamadas, ni correos electrónicos, ni mensajes telefónicos de texto entre las partes. Únicamente, el asesor deportivo de cabecera del Real Madrid y del jugador español provocaba el contacto con la entidad inglesa para mantener caliente el asunto. Sin embargo, ese último día de mercado pilló al agente de De Gea a pie cambiado. El acoso a Martial por parte del ‘ManU’ motivó que el intermediario centrara todos sus esfuerzos en el fichaje del francés, aparcando la operación del portero, en la que ya nadie confiaba a esas alturas del mercado. Fuentes cercanas a la familia del portero de Illescas siguen apuntando al descuido del agente como causa principal del fracaso final. Y así lo reconocieron al día siguiente las dos entidades en la pelea dialéctica de comunicados descubriendo que nadie los enlazó: los contratos llegaron a Old Trafford poco antes de las dos de la tarde y retornaron con observaciones a Concha Espina un cuarto de hora antes de las diez de la noche; a media hora del cierre, se devolvieron firmados a Manchester, quienes reenviaron la documentación definitiva a las once y dos minutos -hora inglesa-, con el consiguiente cierre en España. 

[Leer aquí: Así fue el fallido contrato de De Gea con el Real Madrid]

De Gea había firmado con el Real Madrid un contrato por seis temporadas con una ficha anual de 11.8 millones de euros, más primas por títulos  y un sueldo mensual de seis mil euros. La cláusula se fijaba en 500 millones de euros, tal y como descubrió la web ‘Football Leaks’. Entonces, se cerró la transacción en 30 millones por De Gea, cantidad tope a percibir si se cumplían todos los objetivos. Por Keylor, en operación paralela, el Manchester United abonaba 10 millones de euros. Hoy, todo esto es papel mojado por la buena evolución de los dos guardametas. Al centroamericano se le prometió una revisión de los emolumentos que percibe tras lo acontecido; el portero español amplió su compromiso con los ‘red devils’ sólo once días después del aquella frenética noche. La renovación llevaba aparcada varios meses por el deseo de fichar por el Real Madrid, anhelo que aún perdura, especialmente por el modo de vida más que por una intención deportiva. El presidente del Real Madrid se frustró tras el ridículo internacional de una entidad inmaculada en este tipo de acciones, admitiendo en privado que aquel verano el conjunto madridista no pisó el acelerador para firmar a De Gea. Es difícil entender que una doble operación de este calado se demorase hasta el último instante si verdaderamente había interés entre las partes. El paso del tiempo explica que de todos los actores protagonistas sólo el portero internacional español puso el máximo empeño en el cambio.

Florentino Pérez considera que tiene una deuda moral con De Gea (EFE)
Florentino Pérez considera que tiene una deuda moral con De Gea (EFE)

Excelso comportamiento

A Keylor Navas lo volvieron loco. En el día de autos, desayunó en Valencia, almorzó bien avanzado el día en Madrid, merendó en la terminal de vuelos privados del aeropuerto de Barajas y acabó cenando en Valdebebas junto a Rafa Benítez, que alucinaba con la jornada de su portero titular. Después de un trajín sin miramientos hacia su figura, el ‘tico’ ha sabido sobreponerse y convertirse en un jugador determinante para la entidad. Tanto con Benítez, como después con Zidane. No obstante, Florentino Pérez mantiene con sus allegados que cuenta con una deuda moral con De Gea por su excelso comportamiento durante el proceso del fichaje frustrado. Entonces, el futbolista fue el único que puso un interés real en cambiar de aires, lo que le provocó su ausencia en los primeros partidos oficiales del Manchester United. Ese ánimo de no dejar tirado al portero forzó la negociación in extremis y es lo que ahora impulsa a la dirigencia blanca a retomar el asunto. Poco importa entre los directivos el buen o mal rendimiento de Navas. Es secundario. En el club están más que satisfechos con su comportamiento y con su actitud en el juego. Sin embargo, esto no es bastante para ganarse el respeto o la confianza definitiva. Existe un fondo en la cuestión: el Real Madrid pretende sacarse la espina con De Gea durante el próximo verano.     

[Leer aquí: Sólo De Gea se gana un puesto en la Euro]

El acuerdo entre el portero y el Real Madrid quedó cerrado, tal y como desveló ‘Football Leaks’ al mostrar públicamente el contrato. Las intenciones blancas pasan por finiquitar el traspaso en 30 millones de euros, cantidad que deberían descontarse de lo que reintegren por Keylor -se estima que por el costarricense sacarán entre 15 y 20 kilos-. Por tanto, no es una operación desorbitada para la tesorería del Bernabéu. Las dudas pasan por conocer si el Manchester United quiere incluir a Navas en el acuerdo, aunque sea divergente, y qué decisión tomará el nuevo entrenador del club inglés que tendrá mayúscula opinión en un entuerto que se ha convertido en un empeño personal del presidente del Real Madrid. Florentino quiere a De Gea sí o sí. Parece que este verano no irá de farol.

Es lo que hay
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios