Hacienda y el espíritu de Robin Hood de Tebas, a quien le han bloqueado sus cuentas

Es cierto que en el fútbol se han hecho las cosas mal. Pero ahora que se estaban empezando a hacer bien se ha puesto la lupa sobre un sector que pertenece a la industria del ocio

Foto: Tebas se vanagloria de luchar contra la corrupción. (EFE)
Tebas se vanagloria de luchar contra la corrupción. (EFE)

El sector del fútbol se encuentra en estado de shock. Las actuaciones de los últimos meses de la agencia tributaria ha provocado una inquietud sin precedentes en el mundo del fútbol. Cuando los clubes se estaban poniendo al día con Hacienda haciendo frente a su deuda, en una reducción histórica, gracias al incremento de los ingresos por derechos de televisión y a la buena gestión al frente de LaLiga de Javier Tebas, han empezado a aparecer como presuntos delincuentes, considerados de facto defraudadores antes de que sus expedientes se completen o sus procesos judiciales se cierren, las estrellas que juegan en el fútbol español.

Gonzalo CabezaGonzalo Cabeza

Y hasta el propio Tebas, presidente de LaLiga que de la mano del CSD consiguió sacar un Real Decreto que ha sido bueno para el fútbol, se ha visto afectado por estas reclamaciones de Hacienda y se encuentra “con todas sus cuentas bloqueadas”, según cuatro fuentes diferentes, “por distintos problemas con varias sociedades, una de los clubes y otras dos de particulares, de su despacho de abogados”. La situación de Tebas es complicada, pero todos los clubes le respaldan ya que la reclamación que le hacen es por una sociedad que era un mecanismo creado para los clubes, para el fondo del descenso, antes de que se estipulase en el Real Decreto. Varios clubes de LaLiga, hasta los más críticos, hablando de que Tebas no hizo ningún “chanchullo”, aunque sí pudo actuar de manera “chapucera” y por eso le reclama la agencia tributaria como administrador de esa sociedad.

Tebas nunca se muerde la lengua

Según los que le conocen, el problema de Tebas es que siempre ha mezclado el ámbito privado de su despacho con el de los clubes de la LFP, primero con el G-30, después con el G-35 y después como presidente de la propia Liga. Y antes también con los concursos de acreedores que fomentó y extendió, participando en ellos y sin participar, como representante directo de los clubes o como líder de ese G-30. Y también cuenta con el hándicap de que nunca se ha mordido la lengua y por ello, aseguran en LaLiga, está pagando un exceso de celo de la agencia tributaria. “Lo de la sociedad es en el fondo un error involuntario. Pero tiene muy mala relación con la agencia tributaria y quizá se lo estén haciendo pagar”, asegura un dirigente del fútbol español al preguntarle sobre la situación de Tebas. Otro directivo, que le respalda, opina que “Javier siempre ha tirado por la calle de en medio, y en la vida, aunque se tenga razón, hay que ser cuidadoso, mucho más en estos días en los que todo se cuestiona”.

El socio de Mediapro, Jaume Roures, y el Presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas. (EFE)
El socio de Mediapro, Jaume Roures, y el Presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas. (EFE)

En LaLiga están buscando una solución jurídica para que salga de la situación que vive. Puede haber conflicto de intereses e incompatibilidad que provoquen que deba a abandonar la presidencia, pero es lo que están intentando evitar además de buscar la fórmula de hacerle llegar el dinero de su sueldo ante el bloqueo de sus cuentas bancarias. A Tebas siempre se le ha mirado con lupa su relación con Jaume Roures. Hay gente en LaLiga que reconoce que esa relación y el Real Decreto aprobado en la etapa de Miguel Cardenal como Secretario de Estado para el Deporte han supuesto que en el fútbol español entre una gran inyección económica, pero también aseguran que en mitad de ese milagro económico (siempre posible por el dineral que pone en el fútbol Telefónica) y al albur de todas las cosas positivas hechas por Tebas (reducción de la deuda con Hacienda y persecución de los grupos ultras y de la violencia física y verbal en el fútbol), se ha permitido que todo el negocio audiovisual lo controle una sola empresa (producción, retransmisión y derechos internacionales), todo según esa fuente de LaLiga. El dirigente de otro club importante asegura que no cree que “Roures y Tebas tengan ningún interés oscuro”. Y lo achaca todo al “espíritu de Robin Hood” de Tebas.

Javier Gómez MatallanasJavier Gómez Matallanas

Con el presidente de LaLiga inmerso en esta inspección fiscal por varios motivos, el sector del fútbol se considera indefenso porque desde la Real Federación Española de Fútbol no salen al paso para defender ni a los clubes ni a los futbolistas. Ángel Villar ha renovado su mandato y va a superar los 30 años de presidente de la RFEF apoyado por el Gobierno y no se va a meter en follones, que demasiado tiene él con el 'caso Recre' y todos las chapuzas y chanchullos que le achacan. El único que defiende con rotundidad a los jugadores es Luis Rubiales, el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles, quien tampoco alza más la voz de lo conveniente ante el clima de terror que se ha creado con la política fiscal en los últimos meses.

Otro dirigente de LaLiga hace el siguiente análisis de lo que sucede en el fútbol español: “Hacienda ha dejado la política fiscal en manos de la agencia tributaria, que es el recaudador, y se está dando un fenómeno que incluso puede llamarse de inseguridad jurídica. Es un escándalo la indefensión de los contribuyentes en el fútbol. Ni a nivel de la inspección, ni del ministerio fiscal, ni siquiera del supremo… Hay una indefensión total”. Para otro hombre muy importante del fútbol español: “Es un asunto preocupante y fuera de todo tipo de control. Es la podemización de esta sociedad, donde todo está en cuestión. Las consecuencias serán tremendas para el fútbol español”.

Con los casos de Messi y de Cristiano (que no tienen nada que ver uno con el otro) como paradigma, así como los de todos los jugadores que se han visto inmersos en inspecciones fiscales (Xabi Alonso recurrió y ganó a la agencia tributaria, aunque ésta ha recurrido), el fútbol español se siente como un sector que está sirivendo para ejemplarizar en el resto de la sociedad. Es cierto que en el fútbol durante muchos años ha valido todo. Que ya hubo un plan de saneamiento que provocó la transformación de los clubes en sociedad anónima deportiva en 1992, con aquella Ley del Deporte que urge modernizar. Es cierto que en el fútbol se han hecho las cosas mal. Pero ahora que se estaban empezando a hacer bien se ha puesto la lupa sobre un sector que pertenece a la industria del ocio y que genera muchas ilusiones entre los aficionados.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios