La Liga de Tebas quería a Miguel Cardenal para sustituir a Ángel Villar

El exsecretario de Estado para el Deporte está muy bien considerado entre los miembros de La Liga. Pero deben pasar dos años antes de poder aspirar al puesto

Foto: En la imagen, Miguel Cardenal y Javier Tebas. (EFE)
En la imagen, Miguel Cardenal y Javier Tebas. (EFE)

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) sigue sumida en una crisis institucional sin precedentes. Después de hacerse público el sumario de la operación Soule, ha vuelto a quedar en evidencia la podredumbre de una institución gobernada desde el clientelismo y la arbitrariedad más absoluta. Siempre desde la premisa de la presunción de inocencia, los movimientos de los Villar, Padrón, Claramunt y compañía están alejados del buen gobierno y la pulcritud en la gestión que exige la federación del deporte más admirado y practicado en España, y en las antípodas de la ética de toda la gente de bien.

Con Ángel Villar atrincherado, negándose a dimitir, la crisis se prolongará hasta finales de noviembre, salvo que al presidente de RFEF tenga un momento de lucidez y decida marcharse para desbloquear antes la situación. En esa espera, el juego de tronos no cesa y se buscan candidatos que ganen a Luis Rubiales, que parece el mejor posicionado para ganar según la composición de la actual asamblea. Los ataques al presidente de la AFE son permanentes. Primero se dijo que iban a aparecer en el sumario conversaciones suyas que le comprometían y le descalificaban como presidenciable, y una vez que no aparece nada de él en el sumario se insiste en que aparecerá otra cosa gorda contra él.

En la imagen, Ángel María Villar y Miguel Cardenal. (EFE)
En la imagen, Ángel María Villar y Miguel Cardenal. (EFE)

Luis Rubiales

En esa búsqueda de candidatos (se ha hablado de Butragueño, Del Bosque, Fernando Sanz, Xavi, Casillas, Gerardo González Movilla…), varios presidentes de La Liga, con Fernando Roig a la cabeza, apostaban por que fuera Miguel Cardenal el que se presentara a la elección. El exsecretario de Estado para el Deporte trabajó codo con codo con Javier Tebas para sacar adelante el real decreto de reparto centralizado de los derechos de televisión y está muy bien considerado entre los miembros de La Liga. Pero Cardenal no podría optar a la presidencia porque deben pasar dos años desde que dejó el cargo de presidente del Consejo Superior de Deportes (que le da rango de secretario de Estado para el Deporte), según fuentes del CSD consultadas. Además, desde el propio Gobierno no ven bien su candidatura. Y también surgen rumores, como los que van contra Rubiales, de que podrían aparecer ‘cosas’ de él.

Por ese motivo se pensó en Emilio García Silvero como posible candidato. García Silvero, que fue discípulo de Miguel Cardenal, que le guio en su tesis doctoral, conoce a la perfección la Real Federación Española de Fútbol, donde entró de la mano de Cardenal y fue director de la Asesoría Jurídica, llegando a ser mano derecha de Villar. Entonces forjó una gran relación con Gorka Villar. Emilio García Silvero se fue a la UEFA, donde se convirtió en jefe del Departamento Disciplinario y de Integridad en 2012, para pasar hace unos meses, de la mano de Ceferin, a ser responsable en la UEFA del macrodepartamento que lucha contra el dopaje, la corrupción y el control económico. Este abogado gallego de 40 años conoce perfectamente la Federación porque ha estado en el ojo del huracán del 'villarato'. Sería un excelente secretario general, pero quizá le falte empaque para ser presidente, porque el sustituto de Villar debe tener un perfil alto.

En el centro, rodeada de jugadores, María José Claramunt.
En el centro, rodeada de jugadores, María José Claramunt.

Larrea y Claramunt

Para Javier Tebas y la mayoría de presidentes de La Liga, cualquier candidato que no sea Luis Rubiales es bueno. El presidente de la AFE cuenta con el apoyo de la mayoría de las territoriales, con Pedro Rocha, el presidente de la Federación Extremeña, al frente, que fue el primero que pidió a la cara a Villar que dimitiera. También le apoya Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, con quien mantiene una relación estrecha.

A Tebas le vale cualquiera menos Rubiales. A Tebas le vale hasta Juan Luis Larrea, el sustituto circunstancial de Villar, que intenta aferrarse a la poltrona con uñas y dientes. Pero Larrea se ha amortizado a sí mismo con el papelón que ha protagonizado con el caso de Claramunt, en el que se ha demostrado que Sergio Ramos manda más que él (y que Esther Gascón y cualquiera) en la Federación, porque el capitán de la Roja y del Real Madrid ha impedido la salida de la directora de Marketing, que estaba decidida por Larrea y su junta. Después de hacerse público el sumario y comprobarse la relación económica entre Claramunt y Vos Marketing, parece darse la razón a los partidarios de su salida de la Federación. Pero hasta que no haya nuevo presidente de la RFEF no se producirá la catarsis que se necesita en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios