El cariño de Álvaro Morata al Atlético de Madrid (y viceversa)

La probable llegada del delantero del Chelsea al Atlético de Madrid ha abierto el debate habitual entre los seguidores colchoneros cuando un exmadrididsta puede recalar en su equipo

Foto: Morata, celebrando un gol en Stamford Bridge. (EFE)
Morata, celebrando un gol en Stamford Bridge. (EFE)

—Si viene, tiene que decir que es del Atleti, si no lo dice, no quiero que venga. ¡Es un vikingo!

—A mí me da igual que no lo diga. Si viene y marca goles, será bienvenido.

—Y cada gol que meta con el Atleti se lo meterá al Madrid.

—Yo al principio no le voy a aplaudir. Si va marcando goles, ya veremos.

—¿Pero le vamos a fichar o no?

La conversación entre abonados del Atlético se escuchó en las inmediaciones del Metropolitano a la conclusión del Atlético 1 - 0 Levante. La probable llegada de Álvaro Morata al Atleti en este mercado de invierno ha levantado gran expectación entre la parroquia colchonera. Y ha generado el debate que siempre se produce cuando hay la más mínima posibilidad de que un exmadridista recale en el equipo rojiblanco.

Diego Pablo Simeone le quiere en el equipo. Si finalmente llega, será el Cholo, el gran líder, el Gran Jefe Indio, quien convenza de que la llegada de Morata es buena para el equipo. Si Simeone lo bendice, la gran mayoría de atléticos lo considerarán un gran refuerzo. Pero aun con la venia de Simeone, el debate seguirá su curso y solo se parará a base de goles con la elástica rojiblanca, como lo hizo Juanfran con su rendimiento durante la última década. Además, el caso de Morata es distinto, porque antes de ir al Madrid, tras su paso previo por el Getafe, estuvo en los cadetes del Atlético y se marchó porque entonces era suplente de Borja Bastón. Pero siempre le tuvo cariño al Atleti.

Morata tiene sobre la mesa ofertas del Mónaco, del Dortmund, del Inter de Milán, del Barça y y del Sevilla. Esta última, tras negociar, finalmente no ha cuajado porque económicamente no llegaba el equipo andaluz a lo que debía afrontar para conseguir su cesión hasta final de temporada. El Chelsea le quiere meter en la operación de Higuaín y que se vaya al Milan, a lo que él se ha negado. Y entre todas esas opciones ha aparecido la del Atlético de Madrid. Su agente, Juanma López, fue un ídolo de los colchoneros como Superlópez y, aunque actúe siempre por intereses profesionales, en este caso el equipo que mejor le viene a las características futbolísticas de Morata es el Atlético de Madrid.

Al delantero madrileño le ha ocurrido en el Chelsea lo que le ocurrió a Fernando Torres. En el conjunto londinense no respaldan a los delanteros, aunque hayan hecho una gran inversión por ficharles, y a Morata le han machacado y no le han dado la confianza que se merecía. Las lesiones no le han respetado tampoco y llegados a este punto lo más lógico es que abandone Stamford Bridge en este mercado de invierno.

Para que llegue al Atlético, el equipo rojiblanco debería dar alguna baja en su plantilla, porque de otra manera sería imposible por el control financiero que establece LaLiga, ya que el Atlético no tiene margen para más gastos a no ser que se quite alguna ficha para meter la de Morata. Gelson Martins y Kalinic pueden salir en este mercado de invierno. El portugués, porque existe un pleito con el Sporting de Lisboa por su traspaso. Le quiere el Mónaco y podría concretarse su salida en unos días. Y Kalinic puede irse porque no ha cuajado. El croata podría entrar en la operación Morata.

Morata, apretando a Diego Costa

La llegada de Morata supondría aumentar la competencia y apretar a Diego Costa. El delantero hispanobrasileño no ha rendido a su nivel desde que redebutó con el Atlético hace un año. Un buen partido ante el Arsenal en Champions y una gran actuación ante el Madrid en la Supercopa de Europa son lo más destacable de un Costa del que se esperaba mucho más y cuya sociedad con Griezmann hacía soñar al Cholo y a los atléticos.

No es sencilla la operación, pero Simeone confía en la habilidad negociadora de Miguel Ángel Gil y Andrea Berta para que Morata llegue para reforzar el equipo de cara a sus aspiraciones en la Liga y, sobre todo, a los octavos de final de la Champions ante la Juventus de Turín. Morata es un especialista en marcar a sus exequipos y también se motivaría mucho de poder superar a Cristiano Ronaldo.

Frenar la salida de Lucas Hernández

El Atlético ha conseguido frenar la salida de Lucas Hernández en este mercado de invierno y todo indica que el internacional francés se marchará en verano al Bayern de Múnich, aunque Simeone ha pedido al dueño del Atlético que haga todo lo posible por retener a Lucas. En el próximo mercado de verano, el Atlético deberá fichar defensas, porque Savic también tiene una oferta de la Juve y Diego Godín tiene pie y medio fuera del Atlético, toda vez que no aceptó una mejora importante el pasado verano y ahora se niega a aceptar firmar año a año, con una cláusula de jugar 25 partidos para aumentar otro año el contrato, como es norma en el Atlético a partir de los 32 años y como ya hicieran Torres, Gabi y Juanfran, y ahora se lo ofrecen a Godín y Filipe.

Pero eso será en verano. Para este mercado de invierno, el gran objetivo es Álvaro Morata. Más allá del debate y de los aficionados colchoneros que no son partidarios de su llegada porque le consideran 'un vikingo', el de Morata sería un fichaje de campanillas y estratégico, con el que el Atlético de Simeone competiría por lograr su primera Champions el próximo 1 de junio en la final que se celebra en el Wanda Metropolitano.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios