Por qué en Madrid (algunos) al Barça lo llaman 'Varça' y otras elucubraciones

Quique Setién por fin ganó al Cholo Simeone… jugando como el Cholo. Y un árbitro catalán frenó al Atlético de Madrid al no pitar un penalti claro al debutante Álvaro Morata

Foto: Álvaro Morata, en el suelo tras el derribo en el Benito Villamarín. (EFE)
Álvaro Morata, en el suelo tras el derribo en el Benito Villamarín. (EFE)

El Atlético de Madrid debía ganar para aprovechar el pinchazo del Barça ante el Valencia y recortar puntos al líder. Pero no pudo ser. Principalmente, porque el colegiado catalán David Medié Jiménez (ya extrañaba su designación) no quiso pitar un penalti de Feddal a Morata, igual de claro o más que el de Rulli a Vinícius. Y al momento, Filipe Luís hizo una mano incomprensible en el área que el árbitro, policía municipal de Sabadell, esta vez sí señaló a favor del Real Betis.

El Betis venía de pegarse un palizón en la Copa del Rey y sus técnicos, Quique Setién y Eder Sarabia, decidieron, además de hacer rotaciones, jugar replegados y a la contra, cambiando su estilo de juego de posición y posesión para enfrentarse al Atlético. Y así, Setién, jugando como el Cholo, logró ganar por primera vez al Cholo, ya que no lo había logrado ni con Las Palmas ni con el Betis.

Existe la sensación en Madrid de que es imposible desbancar de la primera plaza al Barça. Primero y principalmente porque cuenta con Messi, el mejor jugador del mundo, y con él en el campo es muy difícil que pierda. Pero también existe la creencia de que la aplicación del VAR ha favorecido al Barça por delante de todos los equipos.

Dentro de esa sensación de favoritismo al Barça se encuentra la cada más creciente corriente que considera que la realización de los partidos juega también a favor del Barça, apoyándose en detalles como que aparezca un plano que evidencia que lo de Luis Suárez a Pichu Cuéllar fue falta clara (no es acción de VAR, es falta que debe verse nada más producirse en el césped porque es clarísima) un día después y aparezca en Bein USA. En ese momento, cuando el malestar era creciente y se le empezaba a señalar directamente, apareció Jaume Roures, el millonario empresario patrón de Mediapro para, en mi opinión, desviar la atención en una entrevista en Radio Marca (cuando la cosa se pone mal, aparece en esta emisora o en la COPE) y llamar forofos a Valverde y a Florentino, cuando de todos es conocido su forofismo por el Barça. Pero igual que niega públicamente que es independentista, se hace el neutral cuando todo el que le conoce desde hace años afirma que es hincha del Barça. Si las críticas arrecian, no sería de extrañar que apareciera su amigo Tebas estos días diciendo que él es del Madrid, que dice que se hizo del Madrid cuando la Quinta del Buitre (le pilló mayorcito, con 23 añitos) y que él no cree que se perjudique al Madrid, aunque ahora con lo de la nueva Ley del Deporte dice que es el Madrid el que está detrás de fastidiar LaLiga, que da dinero del reparto de derechos televisivos a federaciones, pero no le regala el dinero, con esta pasta se queda con los derechos televisivos de estas federaciones y tal.

El 'Varça' y el Barça de Roures

En la capital del Reino de España ya se habla del Barça de Messi (eso es indiscutible), del Barça del VAR o ‘Varça’ y del Barça de Roures. En los mentideros futboleros se dice que el Barça de Messi, del VAR y de Roures es el gran favorito a ganar la Liga. El dominio del Barça este siglo siempre ha estado bajo sospecha desde la etapa del Villarato, término que acuñó Alfredo Relaño y que definía el trato de favor que recibió el Barça por apoyar la reelección de Villar en 2004, mientras el Madrid estaba en contra. Que existió el Villarato lo reconoció Alfons Godall, vicepresidente del Barça con Laporta.

La jugada polémica de la jornada, en el Betis-Atlético. (EFE)
La jugada polémica de la jornada, en el Betis-Atlético. (EFE)

Lo que no está claro es si el presunto nuevo impulso proBarça actual se debe solo y únicamente al presunto control de la realización televisiva del VAR por personal culé e independentista puesto por el dueño de la empresa audiovisual que maneja todo el cotarro desde que se aprobó en 2015 el real decreto-ley de los derechos audiovisuales del fútbol de la mano de Miguel Cardenal, que ahora trabaja para esa empresa (mera coincidencia). Existe también gente que señala al poder que pudiera tener Andreu Subies, vicepresidente de la Federación nombrado por Luis Rubiales, por el apoyo que le dio para ser presidente, y que el directivo catalán pudiera apretar también por el FC Barcelona, como lo hacía en la época de Villar el inigualable Joan Gaspart.

Indignación del Atlético

Sea como fuere, sucede que el malestar es creciente. Que los dirigentes del Atlético están indignados y se sienten impotentes por la no señalización de un penalti sobre Morata contra el Betis. Que los dirigentes del Madrid están contra el VAR porque consideran que favorece al Barça (la lupa vuelve a estar en los clásicos de las semifinales de Copa). Y, mientras tanto, Roures, en mi opinión, está disimulando y llamando forofos a Valverde y Florentino para ocultar su forofismo culé. Pero esto solo es una columna de opinión. Y mi opinión puede estar equivocada, Jaume.

PD: en otra columna de opinión de estas hablaré de El Mundo Feliz que intenta imponer LaLiga, censurando cualquier imagen que no le convenga, como la de los jugadores del Reus protestando en el campo del Alcorcón o a la afición del Valladolid protestando por el trato del VAR o una tangana en el Valencia-Getafe

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios