La dudosa estrategia del Real Madrid con Vinícius y el cruel debate sobre él

En el Real Madrid, Zidane ha evidenciado que no confía en Vinícius y le ha puesto por delante a Rodrygo Goes, la otra promesa brasileña traída a golpe de talonario

Foto: Vinícius, pidiendo un penalti frente al Real Betis. (EFE)
Vinícius, pidiendo un penalti frente al Real Betis. (EFE)

La temporada pasada hubo pocos motivos para la ilusión entre los aficionados del Real Madrid. Vinícius Jr fue una de las grandes noticias en una campaña marcada por la presencia de tres entrenadores. Lopetegui no le utilizó y fue una de las causas de su despido. Solari le dio confianza y el brasileño respondió con desequilibrio. Y cuando llegó Zidane, salía de una lesión, pero el técnico francés no contó con él y eso que entonces no competía con Hazard como esta temporada.

[La sencilla vida de Rodrygo en Madrid]

En los minutos que jugó con Solarim demostró ser un futbolista prometedor. El debate se retorcía cuando se hablaba de su precio (según unas fuentes, costó 45 millones, según otras, 60) y de su falta de puntería. Pero la ilusión por ver a Vinícius en el césped, a falta de cromos ilusionantes, podía con todo.

El escenario ha cambiado para Vinícius esta campaña. Zidane ha evidenciado que no confía en él y le ha puesto por delante a Rodrygo Goes, la otra promesa brasileña traída a golpe de talonario. Con Rodrygo de titular y Vinícius en la grada en el partido ante el Leganés, arreciaron los debates en los que se denostaba sin respeto alguno a Vinícius. El entrenador del Madrid se apresuró a darle minutos en el siguiente partido ante el Betis para demostrar que sí cuenta con él.

¿Estrategia del Real Madrid errónea?

La estrategia del Madrid de no ceder a Vinícius Jr y mantenerle en la plantilla puede ser equivocada. Posiblemente en un Valladolid o en otro equipo de Primera su progresión habría sido mayor, sobre todo si el entrenador del primer equipo no le da bola como sí hizo Solari. Ya en su llegada, se decidió que jugara con el Castilla y solo en los partidos de local para evitar lesiones de visitante en Segunda B.

Al margen de lo que haya costado Vinícius, abrir un debate sobre si deben jugar él o Rodrygo es un debate tonto y cruel en que los perjudicados pueden ser estos dos proyectos de 'crack' a los que no se les debe machacar, por más que su precio pueda estar inflado porque al Madrid siempre le piden más dinero por todos los fichajes.

Rodrygo y Zidane, este sábado noche. (EFE)
Rodrygo y Zidane, este sábado noche. (EFE)

Ese debate es igual de cruel que el que hay entre los aficionados del Atlético sobre el rendimiento de Marcos Llorente. Entre los colchoneros, los hay que se alegran de que no arranque por el mero hecho de que procede del Madrid y en ningún caso reprochan nada a Simeone por que se empeñe en fichar jugadores que según llega ya no les quiere (como el mencionado exmadridista, además de Vitolo, Gameiro, Gaitán, Jackson, Diego Ribas y tantos otros), tirando por tierra nada más empezar la temporada las inversiones que hace el club con su autorización.

Lo mejor para Vinícius es que se marche en el mercado de invierno. Aunque igual el chaval aguanta, consciente de que con la deriva que lleva el equipo, no se puede garantizar que Zidane acabe la temporada y, a lo mejor, el posible sustituto sí le da la confianza que le dio Solari.

Lo que le sucede a Vinícius abre un debate más serio y de más calado sobre los futbolistas jóvenes, por los que se paga un dineral por sus traspasos y a los que luego se maltrata y lo pasan mal. No porque se paguen muchos millones por ellos tienen que estar preparados para las mofas y deben ser protegidos por sus clubes.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios