El intento de persuasión de Guardiola a Giménez para que cambie el Atleti por el City

El Manchester City busca desesperadamente un central y el uruguayo es el que gusta a Guardiola. El Atlético necesita vender cada año para ajustar las cuentas y poder comprar

Foto: José María Giménez durante la pasada Champions League. (Reuters)
José María Giménez durante la pasada Champions League. (Reuters)

El Atlético de Madrid se encuentra ante una oportunidad pintiparada de ser campeón de la Champions League por primera vez en su historia. Simeone esta a tres partidos de conseguir el sueño de todos los colchoneros en la final a ocho de Lisboa. En teoría, este sistema de competición provocado por la pandemia del coronavirus favorece al Atlético de Madrid, aunque esa opinión mayoritaria es discutible porque a Simeone siempre se le ha dado mejor las eliminatorias a doble partido donde especula de cine con el resultado. Ahora el partido no será de 180 minutos.

Mientras el Atlético se encuentra centrado en los preparativos de la mayor empresa de su historia, el mercado de fichajes se ha abierto y el club rojiblanco será uno de los protagonistas como en los últimos años. El Atlético, como todos los clubes, necesita reducir el 30 por ciento del presupuesto con motivo de la crisis global del covid-19. Para ello debe reducir los salarios de su plantilla para la próxima temporada. Diego Pablo Simeone no ha puesto ningún problema para bajarse el sueldo, pero los jugadores que cuentan con ofertas son más reacios a ello debido a que los clubes que les quieren fichar les ofrecen más salario que el que tienen en el Atlético sin bajárselo. Ese es el caso de Jan Oblak, que cuenta con una propuesta del Chelsea y otra en camino del Manchester United. El Atlético no piensa negociar un trueque por Oblak. No quiere venderle y no aceptaría un cambio más dinero por Kepa o por De Gea. Como no quiere vender a Oblak, sólo se desprendería de él si pagan la cláusula de rescisión que varias fuentes fijan en 120 millones de euros.

La cláusula es de 120 millones de euros

José María Giménez es otro de los jugadores colchoneros que cuentan con ofertas. El Manchester City busca un central y uno de los preferidos, después de monotorizar a los mejores del mundo, es el defensa uruguayo del Atlético. Pep Guardiola quiere persuadir a Giménez como lo hizo con Rodri la temporada pasada. En esta ocasión el Atlético tampoco quiere negociar, pero la cláusula de Giménez es de 120 millones de euros. El City estaría dispuesto a pagar 60 millones de euros. pero el club rojiblanco en principio no acepta esta oferta. Solo la presión de Giménez podría abrir al Atlético a negociar.

El Atlético tenía previsto vender a uno de sus centrales, pero Giménez no era el elegido. Mario Hermoso contaba con todas las papeletas dado que la insistencia de Simeone en ficharle (el Atlético le arrebató el fichaje al PSG triplicando la oferta que los franceses le habían hecho al Espanyol) no se ha traducido en minutos de juego. El Cholo se empeñó en que Hermoso era el sustituto ideal de Lucas Hernández, pero no tuvo en cuenta que Hermoso no es tan polivalente como Lucas para jugar de lateral izquierdo. Mario Hermoso es probablemente el mejor central zurdo español para realizar un inicio de juego en corto y salir jugando desde atrás, por ello tenía todas las opciones de ser titular con la Selección de Luis Enrique, oportunidad que parece haber perdido con su suplencia en el Atlético, donde el patrón del inicio de juego es fútbol directo con lanzamiento en largo.

Giménez y Oblak son los dos jugadores más deseados en la Premier League. (EFE)
Giménez y Oblak son los dos jugadores más deseados en la Premier League. (EFE)

El Atleti necesita vender

La idea del Atlético es hacer un mercado limitado a Correa, Arias o Vrsaljko e, incluso, si algún club pagara los 50 millones de la cláusula de Thomas Partey. También existía la posibilidad de dar un pase a Joao Félix, jugadorazo a quien no quiere Simeone especialmente y cuya inversión da la impresión de haber sido un error un año después dado que su manera de jugar no es la adecuado para el modelo de juego del Cholo.

El Atlético necesita vender cada año para ajustar las cuentas y poder comprar. La temporada pesada sacó 280 millones de euros con las ventas de Griezmman, Lucas Hernández y Rodrigo Hernández. En este año extraño para todos del coronavirus, el Atlético, además de bajar al sueldo a su plantilla, también necesitará vender. No quiere negociar por Giménez y se remite a la cláusula, pero según está el mercado vender a Giménez por 70 millones, precio al que podría llegar el City, podría ser una buena operación. Todo se andará y hay más de dos meses por delante porque, tanto en la Liga como en la Premier League, el mercado de fichajes en esta ventana se cierra el próximo 5 de octubre.

Mientras tanto, Giménez, que recuperó la titularidad tras el parón en detrimento de Felipe, se encuentra centrado en hacer al Atlético campeón de Champions, como el resto de sus compañeros con Diego Pablo Simeone a la cabeza. El Cholo está ante el gran reto de su carrera que pasa por hacer campeón de la Champions al Atleti. Estuvo a punto de conseguirlo en 2014 y en 2016 y ahora cuenta con otra oportunidad que no quiere dejar escapar. Deberá emplearse a fondo para motivar a los suyos por encima de problemas económicos provocados por la crisis del coronavirus. Seguro que Simeone es capaz de apelar al espíritu amateur que tan bien maneja Marcelo Bielsa, que fue su entrenador en la selección argentina.

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios