La desconocida historia de la 'portería' oculta del Santiago Bernabéu
  1. Deportes
  2. Mitos y leyendas
Rubén Rodríguez

Mitos y leyendas

Por

La desconocida historia de la 'portería' oculta del Santiago Bernabéu

Hubo un tiempo en el que, junto al estadio del conjunto blanco, había una pequeña portería donde vivía el conserje del estadio blanco. Ahora, las obras han sacado a la luz su historia

Foto: Galo Asenjo, en un reportaje de la época. (CC)
Galo Asenjo, en un reportaje de la época. (CC)

Fue en los últimos días de junio de 2019 cuando comenzaron las obras del Santiago Bernabéu. Después de muchos años, el Real Madrid ponía en marcha uno de sus grandes proyectos, que no era otro más que la remodelación de su estadio para convertirlo en uno de los templos del fútbol mundial, adaptándolo a los nuevos tiempos y convirtiéndolo en un templo digno del equipo de las trece Copas de Europa. Pero, precisamente durante esa construcción, han aparecido vayas joyas ocultas bajo las gradas del estadio y que, ahora, han visto la luz por primera vez. Entre ellas, la portería 'secreta' del Real Madrid.

Durante los trabajos de remodelación, una de las zonas del interior del estadio que ha tenido que ser demolida es la parte baja de la grada. Los trabajos debían de hacerse con relativa delicadeza, para ir echando abajo ciertas partes de la construcción mientras otra maquinaria iba desescombrando la zona... y, de repente, apareció algo inesperado, un trozo de pasado. En la zona de Padre Damián aparecieron lo que a simple vista parecían un par de ventanas y una puerta, que se encontraban tapiadas, pero en relativo buen estado de conservación. ¿De qué se podía tratar? Pues, ni más ni menos, que de la casa del primer 'portero' madridista.

Foto: Sindelar, el rebelde que silenció al III Reich. (Reuters) Opinión

Fue en 1944 cuando Santiago Bernabéu compró los terrenos colindantes al Estadio de Chamartín, con la idea de mejorar un feudo que había quedado dañado por la Guerra Civil y que empezaba a quedarse pequeño para el Real Madrid. Solo tres años después, el que a la postre sería Santiago Bernabéu se inauguró, con una capacidad de 75.145 espectadores, de los cuales solo 27.645 poseían asientos... pero, de nuevo, volvió a necesitar de una ampliación por la gran afluencia de público. Así, en 1953, se construyó un tercer anfiteatro en el lateral en Padre Damián para aumentar el aforo a 125.000 personas, así como dos de las torres del estadio.

Pero, curiosamente, junto a una de esas torres se encontraba la casa de Galo Asenjo Chivert. Este hombre, natural de Cobeña, comenzó a trabajar como utillero del Real Madrid en 1928 en el Estadio de Chamartín y, con el paso de los años, terminó convirtiéndose en el conseje del equipo blanco en el Santiago Bernabéu. Pasó cuatro décadas trabajando al servicio de la entidad, en una casa aledaña al feudo madridista en la que vivía con su mujer, Úrsula, precisamente la encargada de tejer las camisetas a los porteros del equipo. Dos personas de club que unieron buena parte de su vida al Real Madrid, donde Galo Asenjo se convirtió en una institución blanca.

Con el paso de los años, y con la expansión del Bernabéu hasta convertirse en el estadio que todos conocemos a día de hoy, aquella casita baja de color blanco, siempre llena de flores y de llamativas ventanas, quedó 'engullida' por el propio estadio, respetando su estructura original, pero tapiando ventanas y puerta para, sobre ella, construir una grada que, durante décadas, ha vivido los éxitos deportivos del Real Madrid. Ahora, las obra la han vuelto a 'resucitar', pero no es el único trozo de historia del Real Madrid que ha salido a la luz: el gimnasio del estadio, donde se ejercitaban algunas de las secciones que tuvo el conjunto blanco.

Y es que, a día de hoy, tan solo existen tres secciones: fútbol masculino y baloncesto masculino y, la de más reciente creación, fútbol femenino. Pero hubo un tiempo donde el Real Madrid llegó a tener hasta más de 30 disciplinas, entre las que se contaban algunas como ajedrez, atletismo, rugby, tenis -con Manolo Santana como gran representante, que llegó a ganar Wimbledon en 1966 con la camiseta del Real Madrid-, ciclismo y otras como boxeo, halterofilia o gimnasia artítuca. Precisamente, algunas de estas últimas secciones entrenaban en este nuevo gimnasio, que también desapareció cuando la spropias disciplinas fueron desapareciendo.

Ahora, el Bernabéu está llamado a ser uno de los estadios más lujosos del mundo del fútbol, pues contará con un sistema único de césped retráctil, una cubierta que cubriá el césped en menos de 15 minutos, un videomarcador de 360º o novedosos espacios de ocio y de restauración. Pero no hay que olvidar que el Real Madrid es lo que es a día de hoy gracias a personajes como Galo Asenjo, un hombre que se desvivió por el club blanco y que se convirtió en toda una autoridad. A día de hoy es prácticamente un desconocido, que ha vuelto a salir a la luz gracias a las obras del Bernabéu. Pero gente como Galo Asenjo son los que hicieron grandes al Madrid.

Santiago Bernabéu