Es noticia
Mike Reasor: cuando firmar la peor vuelta del golf esconde la mayor hazaña de la historia
  1. Deportes
  2. Mitos y leyendas
Rubén Rodríguez

Mitos y leyendas

Por

Mike Reasor: cuando firmar la peor vuelta del golf esconde la mayor hazaña de la historia

El golfista norteamericano hizo los peores números de la historia del golf en el Tallahassee Open... pero ago sucedió que le hizo sufrir un calvario que entró en la leyenda

Foto: Mike Reasor hizo historia en Florida. (CC)
Mike Reasor hizo historia en Florida. (CC)

Corría el 27 de abril de 1974. Se disputaba el Tallahassee Open, en Florida (EEUU), pero nadie podía presagiar que aquel día iba a ser historia del golf en letras mayúsculas gracias a un nombre propio: Mike Reasor. El golfista norteamericano, que llegó a estar en el 'top ten' mundial, había firmado un par de buenas jornadas para lograr superar el corte del torneo... pero, entonces, llegó su debacle. O, mejor dicho, un accidente dio lugar a que su nombre fuera recordado para siempre.

Mike Reasor nunca llegó a ser un golfista de primerísimo nivel, pero sí un jugador destacado que solía hacer buenos papeles en todos los torneos en los que participaba. Por aquel entonces, para poder jugar un torneo no solo era necesario pasar el corte del anterior, sino que se tenían que jugar íntegras las cuatro jornadas, lo que obligaba a los golfistas a disputar el campeonato completo. Eso es lo que hizo Reasor en Tallahassee... pero tras sufrir un grave problema.

Foto: La famosa imagen de Alekhine una vez muerto. (CC) Opinión

Reasor había superado en las dos jornadas previas el corte del torneo, cumpliendo con el par, pero en los dos días definitivos no solo se hundió, sino que hizo la peor vuelta que nunca se recuerda, con una tarjeta de +93 (+51 y +42) que nunca se ha vuelto a igualar. Pero, ¿cómo un jugador que había logrado hacer las cosas bien en la previa había sufrido una debacle nunca antes vista? Su caballo tiene la respuesta al misterio de esta extraña situación.

Como decíamos, había superado el corte con relativa sencillez y, para celebrarlo, decidió ir a dar una vuelta con su caballo. Todo marchaba bien cuando, de repente, un pequeño roedor se cruzó en su camino: el equino se asustó y, en el movimiento, cogió desprevenido a Reasor, quien impactó con su cuerpo contra el suelo. El golpe fue tan duro que le provocó importantes daños físicos: varias costillas fracturadas, un esguince de rodilla y luxación del hombro izquierdo.

Esas lesiones, especialmente las del brazo, dieron lugar a que Reasor se viera realmente limitado a la hora de golpear la bola. Lo más sencillo hubiera sido no jugar debido a los graves daños sufridos, pero sabía mejor que nadie que, dado su nivel deportivo, necesitaba participar en el mayor número de torneos posibles para seguir incrementando su nivel y sus ingresos. Por esa razón, se vio 'obligado' a jugar en Florida para poder estar en el Byron Nelson Classic de Dallas.

Foto: Jon Rahm, pensativo en la última jornada. (EFE)

Pero lo hizo realmente mermado, hasta el punto de que solo podía golpear la bola con un brazo y siempre con el hierro 5, el único palo que le permitía hacer la mayor parte del recorrido con el menor dolor posible. Pegaba con su mano derecha, mientras que el brazo izquierdo lo mantenía pegado a su cuerpo para minimizar los daños: este extraño estilo de juego -obligado por las circunstancias- y la hazaña de lo que estaba haciendo, provocó que fuera el centro de atención del torneo.

De hecho, casi todo el público se centró en seguir cada uno de los golpes de Reasor en las dos vueltas que realizó, por encima de cualquier otro participante del torneo, incluso de Allen Miller, a la postre ganador del Tallahassee Open. La peor vuelta de la historia del golf, en realidad, esconde una de las mayores hazañas de la historia del deporte: Mike Reasor demostró que la voluntad siempre puede con todo. Aunque, ¿saben qué? Pese a su gesta, las lesiones le impideron jugar el Byron Nelson.