Rafa Nadal ya no viaja en primera a la Copa de Maestros

Su situación es clara: ocupa la séptima posición camino de Londres y mantiene una renta de 420 puntos sobre el corte de clasificación que marca Berdych, asentado en la novena posición

Foto: Rafa Nadal, tras quedar eliminado en los cuartos de final de Pekín. (REUTERS)
Rafa Nadal, tras quedar eliminado en los cuartos de final de Pekín. (REUTERS)

La clasificación para la Copa de Maestros como destino del cierre de temporada regular. El curso ATP se encamina a su desenlace y una de las grandes narrativas a observar será la candidatura de Rafael Nadal al torneo que reúne a los ocho mejores del curso, un mérito especial en el caso del español, ausente durante tres meses en el corazón de 2016, un tramo en el que llegó a renunciar a uno de los Grand Slams (Wimbledon) que componen el calendario. El mallorquín, que esta semana compite en el Masters 1000 de Shanghái, busca ganarse el derecho de acudir a la Copa de Maestros a celebrar entre el 13 y el 20 de noviembre en el O2 Arena de Londres.

El campeón de 14 grandes, que competirá en Shanghái como cuarto cabeza de serie en el evento chino, ha logrado sacar el billete durante las últimas 11 temporadas, una muestra de la regularidad mantenida a lo largo de su trayectoria profesional. Finalista en 2010 (compitió ante Federer) y 2013  (enfrentó a Djokovic), se vio forzado a no competir por lesión en la edición de 2008 en Shanghái (rodilla derecha ) y los certámenes londinense de 2012 (rodilla izquierda) y 2014 (apendicitis), temporadas en las que había obtenido la clasificación antes de renunciar al torneo.

La situación de 2016 representa uno de los finales de curso más apretados que se recuerdan para el balear, que lidera a un contingente de jugadores en busca de las plazas restantes. Con cuatro jugadores ya clasificados para Londres (Novak Djokovic, Andy Murray, Stan Wawrinka y Milos Raonic), el último mes de temporada regular servirá para repartir los cuatro billetes restantes y la pelea por ellos promete ser igualada. 

Rafael Nadal atienda a la prensa en Shanghai. (Reuters)
Rafael Nadal atienda a la prensa en Shanghai. (Reuters)

Los cuartos de final alcanzados en Pekín la semana anterior sirvieron para que el mallorquín ganara un cierto colchón antes de entrar en el tramo final de la temporada. Su avance hasta la ronda de los ocho más fuertes y las derrotas prematuras de sus dos inmediatos perseguidores (tanto Thiem como Berdych perdieron en primera ronda) permitieron al mallorquín superar al austriaco y abrir más distancias con el checo. Una situación que amplió el margen pero que ni mucho menos deja la batalla decidida. 

Al tratarse de un torneo de estatus obligatorio, todos los puntos ganados en Shanghái será incluidos en el cómputo global de la Race. Con una presencia en las rondas decisivas (las semifinales otorgan 360 unidades, la final 600 y el título 1000), el balear podría asestar un golpe importante en la persecución de la Copa de Maestros. 

En estos momentos, la situación es clara: Rafael Nadal, que ocupa la séptima posición camino de Londres, mantiene una renta de 420 puntos sobre el corte de clasificación que marca el checo Tomas Berdych, asentado en la novena posición de la Race 2016 y reciente campeón en San Petersburgo. Y su distancia respecto a otros perseguidores directos (el undécimo clasificado se encuentra a poco más de 800 unidades) hacen prever un cierre de curso ajustado. Jugadores como David Goffin, reciente finalista en Tokio, o el australiano Nick Kyrgios, campeón en el evento japonés, han apretado la carrera buscando su primera clasificación para una Copa de Maestros, llegan en dinámica ganadora y los números permiten soñar con opciones de última hora.

Con dos torneos Masters 1000 (Shanghái y París-Bercy, que reparten un millar de unidades cada uno) y otras dos semanas de competición indoor de categoría ATP 500 (Viena y Basilea) y otra con competición ATP 250 (Moscú, Amberes, Estocolmo) un botín 2.750 unidades de ranking se pondrá en juego para los contendientes, suficiente para mantener viva la ambición de cualquier candidato.

La hoja de ruta trazada por Rafael Nadal le introducen en un tramo de temporada históricamente exigente. La disputa de dos de los Masters 1000 que nunca logró gobernar (Shanghái, París-Bercy) y el torneo de Basilea (a cubierto, donde firmó la final de 2015 ante Federer) serán los escenarios de competición para el mallorquín. Un desenlace a encarar con la receta habitual: la consecución de un objetivo en una pelea de principio a fin.

La lucha por estar en la Copa de Maestros

5. Kei Nishikori 4.360

6. Gael Monfils 3.535

7. Rafael Nadal 3.290

8. Dominic Thiem 3.205

9. Tomas Berdych 2.870

10. Marin Cilic 2.580

11. David Goffin 2.465

12. Nick Kyrgios 2.415

On Court
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios