Stephen Hawking: Mirad a las estrellas, no a los pies o cómo Hawking hace correr a quien no tiene piernas. Blogs de Tribuna

"Mirad a las estrellas, no a los pies" o cómo Hawking hace correr a quien no tiene piernas

Este miércoles ha fallecido Stephen Hawking y de su legado a través de la palabra se han beneficiado en un par de ocasiones los deportistas paralímpicos: en Barcelona 92 y Londres 2012

Foto:  El científico Stephen Hawking en la ceremonia de inauguración de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. (EFE)
El científico Stephen Hawking en la ceremonia de inauguración de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. (EFE)

“Su cabeza no ha parado de correr y correr y correr y correr para que, cuando la muerte le eche el guante, le coja a miles de kilómetros de donde se la presentaron los médicos en 1963”. Mi compañero Carlos Matallanas, hace dos años, un mes y tres semanas, escribió en su batalla contra la ELA sobre la importancia de la figura del astrofísico Stephen Hawking y, más concretamente, para alguien con una discapacidad física, como es el caso de un enfermo de ELA. Quien falleciera este miércoles a los 76 años no tenía mucho que ver con gestas deportivas, pero fue llamado para participar en la inauguración de los Juegos Paralímpicos de Barcelona 92 y fue el gran protagonista en Londres 2012. Su carrera hacia el infinito es la más larga en la historia del hombre y una gran inspiración para todos 'imposibles' que se están viendo durante los JJPP de Pyeongchang que están teniendo lugar ahora.

Justo 31 días después de que mi compañero Carlos Matallanas publicara su reflexión sobre Hawking (con motivo del film sobre su vida en los cines), un ovetense llamado Víctor González sufrió un accidente en el Parque Nacional de Aigüestortes (Lérida) haciendo snowboard. “El médico me dijo que me iba a quedar tetrapléjico, que no iba a poder andar más ni mover nada de cuello para abajo, que iba a tener que vivir prácticamente en una cama el resto de mi vida”, relató a 'Marca'. Su cabeza golpeó contra la nieve, se rompió dos vértebras y sufrió una invasión medular del 30%. El doctor se puso en el peor escenario y Víctor pasó unos días pensando cómo podía suicidarse. Tiene disminuidas sus capacidades físicas y motrices del cuello para abajo y carece de una coordinación normal. Desde el principio, su fisioterapeuta -y exatleta olímpico Elisardo de la Torre- le repetía: “No lo intentes, hazlo”. Este lunes, con tetraparesia, su madre Mari Paz volvió a verle sobre una tabla de snow por primera vez desde su accidente. Ha sido en los Juegos de Pyeongchang. Victor se lo prometió en el hospital, cuando solo podía mover los ojos.

“Vivimos en un universo gobernado por leyes racionales que podemos descubrir y entender. Miremos arriba hacia las estrellas y no abajo hacia nuestros pies. Tratad de darle sentido a lo que veis y preguntaos qué hace que el universo exista. Sed curiosos”. Hawking, durante la inauguración de Londres 2012, caló hondo con esta frase resumida por el presidente del Comité Paralímpico, Andrew Parsons en un “mirad a las estrellas, no a los pies”.

Hija de Chernóbil y medallista paralímpica

Oksana Masters lleva mirando a las estrellas prácticamente desde que nación. A los pies no puede porque no tiene. 'Hija' de las radiaciones de la Ucrania de Chernóbil, nació con malformaciones: seis dedos en los pies, ningún dedo pulgar en las manos, una tibia más larga que la otra, un solo riñón… y en el seno de una familia que no podía atender sus necesidades. Después de residir en tres orfanatos fue adoptada por una estadounidense de Kentucky y allí, para evitar dolores, le amputaron las piernas por debajo de la rodilla. Miró hacia arriba y a sus espaldas lleva ya cuatro Juegos Paralímpicos (cuatro deportes diferentes) y en Pyeongchang se ha colgado, de momento, dos medallas.

“En el Movimiento Paralímpico siempre decimos que los atletas paralímpicos ven los desafíos como oportunidades para hacer las cosas de manera diferente. Aunque no era un deportista paralímpico, Hawking hizo justamente eso, encontrando soluciones innovadoras para superar su discapacidad y continuar su trabajo innovador como físico líder mundial. Dijo que los Juegos Paralímpicos transforman las percepciones de la gente sobre el mundo”, ha recordado Parsons este miércoles.

Para el brasileño Cristian Ribera la vida es en sí un desafío mayor que para el de la gran masa. Nació con artrogriposis -acortamiento de músculos, tendones y articulaciones- Ribera pasó 21 veces por el quirófano para operarse de las piernas cuando era niño. Tiene 15 años y, pese a ser de un país sin nieve, este martes logró el sexto puesto en los 15 km de esquí de fondo en Pyeongchang siendo, además, el deportista más joven de los Juegos. “Nuestra participación es muy importante para mostrar a los atletas de otros países que no tienen nieve que siempre hay alternativas si realmente quieres”, declaraba este pionero tras su histórica participación.

Decir “no puedo” como automatismo

Astrid Fina, la abanderada española. (EFE)
Astrid Fina, la abanderada española. (EFE)

Ribera, como Hawking, Oksana o González hablan el mismo idioma. También la española Astrid Fina, quien en 2009 sufrió un accidente de moto y después de trece operaciones tuvo que decir adiós a su pie derecho sin posibilidad de salvarlo por una bacteria hospitalaria. Tres años después, animada por un amigo, se presentó a unas pruebas del equipo español de snowboard adaptado. “Le decía a mi amigo que nunca iba a aprender a hacerlo sola y menos a saltar y a hacer giros”, recordaba estos días desde Corea, país en el que ha hecho historia para el deporte español por ser la primera medalla paralímpica en snowboard.

Escribía Carlos Matallanas en su artículo que, tras ver la película sobre Hawking, “quizá es exagerar decir que me ha cambiado la vida, pero desde luego ha afianzado como el más compacto de los hormigones todos los principios y valores con los que me he presentado en esta batalla”, en este caso la de la ELA. Cada deportista en Pyeongchang también ha debido librar una “batalla” personal y éxitos como el del genio británico inspiran a descubrir nuevos caminos para descubrir, cada uno a su manera, las estrellas.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios