El Barcelona detiene la sangría en Getafe o cómo Ter Stegen es la figura del equipo

El portero del Barça fue de lo más destacado en la victoria contra el Getafe con una parada salvadora con empate a cero y una asistencia para el primer gol marcado por Luis Suárez

Foto: Luis Suárez celebra el primer gol del Barcelona al Getafe. (Efe)
Luis Suárez celebra el primer gol del Barcelona al Getafe. (Efe)

El FC Barcelona se plantó en Getafe sin Messi, sin Ansu Fati y con Dembélé en la grada con molestias de última hora. Teniendo en cuenta la penosa imagen que ofreció hace una semana en Granada y que todavía no había logrado ganar lejos del Camp Nou era lógico que a más de un culé le entraran sudores fríos. Pero no, esta vez no. Sin fuegos artificiales ni un juego brillante, pero el Barça fue capaz de detener la sangría (0-2), dejar su portería a cero y sumar los primeros tres puntos a domicilio de la temporada. Que no es poca cosa.

Los goles de Luis Suárez poco antes de terminar la primera parte y de Junior en el 49’ fueron suficientes para despachar a un Getafe que no remató a Ter Stegen en toda la segunda mitad a pesar de jugar con uno más por la expulsión de Lenglet en el minuto 83’. Desde el pasado 23 de abril cuando los azulgranas vencieron en Mendizorroza no habían sido capaces de volver a firmar una salida digna, así que ganar en Getafe sabe a gloria para un equipo en el que habían comenzado a sonar todas las alarmas y que necesitaba una semana tranquila para variar.

Piqué celebra la victoria en Getafe. (Efe)
Piqué celebra la victoria en Getafe. (Efe)

Al ruido no sólo han contribuido los malos resultados, sino el juicio con Neymar, el debate de la grada con los pitos a Luis Suárez ante el Villarreal y la enésima lesión de Dembélé. El francés reapareció el martes después de lesionarse en el primer partido ante el Athletic y tuvo una salida fulgurante con un par de asistencias a Suárez y Griezmann que no aprovecharon. Luego se apagó de manera tan dramática que pareció haberse hecho daño. A Valverde se lo preguntaron después y soltó que eran “paranoias” de la prensa. En Getafe, poco antes de que comenzara el partido, el Barça comunicó que era baja por “molestias musculares en la pierna izquierda” y la versión oficial es que notó dichas molestias en el entrenamiento del viernes antes de viajar. Carles Pérez ocupó el que se presumía que iba a ser su lugar en el once y el canterano cumplió con creces. Con la fulgurante aparición de Ansu Fati, Carles Pérez -que sólo tiene 21 años- ha pasado más inadvertido, pero su desparpajo y ganas le hacen mucho bien al equipo. Suyo fue el chut que Soria desvió y el rechace lo aprovechó Junior para marcar su primer gol como azulgrana.

Aún así, el más destacado fue Ter Stegen, que detuvo una buena ocasión a Ángel en el 21’ con empate a cero en el marcador y asistió a Luis Suárez en el primer gol. Pese a que parecía medido, el portero reconoció en declaraciones a Movistar que “he visto a Suárez, pero no tanto ¿eh? No nos engañemos. Él arrancó en el momento perfecto y fue un gol de maravilla. Estoy feliz de poder ayudar al equipo y lo importante es que no nos hicieron apenas ocasiones como otros días”. No es para tirar cohetes, pero algo es algo.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios