El totalitario Sánchez: expolio fiscal sin techo de gasto

Sánchez está decidido a seguir el camino de Maduro pero mucho peor: no está dispuesto a defender ni la unidad de España ni la soberanía donde acaba de dejar vendidos a quienes defienden al Estado

Foto: Fotografía facilitada por Presidencia del Gobierno, del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez con su equipo. (EFE)
Fotografía facilitada por Presidencia del Gobierno, del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez con su equipo. (EFE)

Los comunistas bolivarianos de Podemos con un apoyo electoral actual (CIS) de solo un 15,6%, exigen al PSOE el mayor expolio fiscal a las familias de nuestra historia. Unas familias que ya se encuentran gravadas con algunas de las tasas impositivas más altas no solo de Europa sino de toda la OCDE. Pero dada la orgía de despilfarro iniciada por Sánchez que obliga a un endeudamiento insostenible – 7.120 millones de euros en Junio, un 46% más que en Mayo- el PSOE no solo validará la propuesta, es que en su nueva deriva totalitaria inédita en Europa, está dispuesto a saltarse la legalidad y la Constitución a su antojo. Una minoría izquierdista antidemocrática apoyada por los enemigos de España, decidida a imponerse a golpe de Decreto.

Podemos ha remitido al Gobierno un documento de 17 páginas, en el que exige para su apoyo a los PGE 2019, lo que eufemísticamente denominan “una subida de impuestos a las rentas más altas y a las empresas, entre otras, así como una renegociación del objetivo de déficit con Bruselas por encima del 1,8% para 2019”. Un auténtico Himalaya de mentiras, porque en realidad afectará al 80% de las familias. Habla además de “acabar con la austeridad”, gastando 150.000 millones de euros más en cuatro años, en un país que se ha endeudado en 660.000 millones de euros en seis años, equivalente al 58% del PIB la cifra más alta de toda nuestra historia en tan corto periodo de tiempo, y no hablan para nada del acabar con el gigantesco despilfarro de dinero público gastado sin control alguno.

Podemos con un apoyo electoral actual (CIS) de solo un 15,6%, exigen al PSOE el mayor expolio fiscal a las familias de nuestra historia

Cien mil millones es la cifra de despilfarro anual (1) – de los cuales 15.000 por la desastrosa gestión de la Sanidad y de la Educación – del disparatado Estado autonómico, que nos ha hecho crecer durante 40 años por debajo de nuestro potencial, que ha degradado el trabajo a nivel tercermundista, que ha arruinado el futuro de las nuevas generaciones durante décadas, y que nos llevará a un rescate a la griega en cuanto el BCE deje de comprar deuda en enero, y tengamos que pagar enormes intereses para que los mercados nos presten los 140.000 millones año que necesitaremos para renovar vencimientos y deuda nueva, algo que estos demagogos iletrados ignoran totalmente. Como ha reconocido la ministra de Economía en Bruselas la deuda total es hoy el 136 % del PIB – no el 99% de la PDE de que hablan ignorantes y juntaletras – por encima de Italia – 130%- a quien Trump acaba de prometer sustituir al BCE en la compra bonos durante 2.019.

Expolio histórico al 80% de las familias

Al parecer empezarán por subir el tipo marginal del IRPF para rentas superiores a 60.000 euros, algo que afectará a 750.000 personas. Seguirán con la elevación de los impuestos de los gasóleos al nivel de las gasolinas, algo inexistente en Europa donde la fiscalidad es entre 10 y 15 céntimos menor en los primeros, y que supondrá un expolio de 2.300 millones de euros a 15 millones de conductores de rentas bajas y autónomos. Un auténtico robo, porque la mejora del medio ambiente en todo el mundo desarrollado se está haciendo mediante subvenciones y ayudas fiscales a los coches eléctricos, y es que esta izquierda totalitaria piensa que los españoles somos imbéciles.

A este se añadirán otros impuestos a las emisiones de CO2 que elevarán el precio del gas, la electricidad - ha subido un 27% en julio - y las gasolinas, que afectarán a un 90% de las familias, tanto que las más humildes no podrán calentar sus hogares en invierno. Siguiendo con este expolio histórico, se eliminarán los topes máximos de las cotizaciones sociales lo que afectará a dos millones de personas de clase media, que deberán pagar unos 2.100 millones año adicionales, y los autónomos de bajas rentas, votantes muchos de ellos de Podemos, y beneficiados hoy por la tarifa plana deberán pagar 1.000 millones más. Respecto a los planes de pensiones, eliminarán las deducciones fiscales lo que afectará a 8 millones de persona.

Dentro de la línea demagógica habitual, afirman que de lo que se trata no es de expoliar a las familias sino de “que los que más tienen contribuyan con una mayor generosidad al sostenimiento de los servicios públicos”, una memez que no hay por dónde cogerla. Y la ministra de Hacienda, una experta en exprimir a los contribuyentes como bien saben los andaluces, considera que se van a encontrar "con Podemos en la negociación”, y en particular irán a por las "grandes corporaciones que ahora escapan al control de Hacienda”. Pero en esto ya están dando marcha atrás: banca y grandes empresas mantienen con vida a los grandes medios de comunicación y, en un momento en que sus resultados siguen cayendo en picado (en televisión el impacto de Netflix es brutal), pueden obligarles a dejar de engañar y manipular lo que sería el fin de la izquierda.

Finalmente y a través de la extensión a todas las CCAA de los impuestos de Patrimonio, Donaciones y sobre todo Sucesiones donde la Doña piensa aplicar los tipos máximos con los que arruinaba a los andaluces, acabarán destruyendo a la clase media que ya lo ha sido en un 18% respecto a lo que era en 1975, una clase media tan adormecida que es incapaz de defenderse de su ruina. Como decía mi maestro Antonio García Trevijano, el más grande pensador político de todo el s. XX y feroz crítico de la cobardía de la sociedad actual: “Los últimos españoles valientes murieron en la Guerra Civil”.

El totalitarismo de Podemos y Sánchez

Pero hay algo tan obvio que resulta inaudito que ni PP ni Ciudadanos lo utilicen todos los días y a todas horas. A Podemos se les puede acusar de ser antiespañoles, anticristianos y de pretender destruir los valores esenciales de una sociedad estable, pero nadie les puede acusar de no ser claros en su objetivos totalitarios de “asalto a los cielos”. Iglesias lo explicó con todo detalle en un amplio artículo titulado 'Understandig Podemos' que reproduje aquí en Junio 2015: sus referentes a aplicar en España son los regímenes populistas latinoamericanos, y Venezuela en particular, el país más rico en recursos del continente al que la dictadura bolivariana, que Iglesias sueña implantar en lo que quede de España, ha llevado a la miseria más absoluta.

Pablo Iglesias durante un mitín en la Puerta del Sol en 2017. (Reuters)
Pablo Iglesias durante un mitín en la Puerta del Sol en 2017. (Reuters)

Un ejemplo práctico es analizar lo que Podemos ha hecho donde ha gobernado, y el caso más ilustrativo es sin duda Madrid. Aunque prometieron justo lo contrario, Podemos expolia a los madrileños con los impuestos locales más altos de España, y a la vez la han convertido en la capital más sucia y peor cuidada de Europa. En concreto y según un reciente estudio del Consejo General de Economistas, el IBI en Madrid que supone más de 50% de los impuestos locales, es el más alto de España, con una media de 439 euros año un 40% por encima de la media nacional, y casi tres veces que Bilbao o Vitoria, que dado el robo del cupo vasco y de los IVAs no devueltos les permite vivir a costa del resto de los españoles y tener la mayor renta.

El PP advirtió el viernes de que movilizará a los españoles en defensa de la democracia y la libertad ante la deriva totalitaria del Gobierno, así que a ver si es verdad porque Sánchez está decidido a seguir el camino de Maduro pero mucho peor: no está dispuesto a defender ni la unidad de España ni nuestra soberanía donde acaba de dejar vendidos a quienes defienden al Estado - al juez Llarena y al Supremo - ante los belgas, para satisfacer a quienes quieren destruir a ese Estado, algo jamás visto en una democracia. Y en cuanto a Rivera, que junto con Rajoy regaló el gobierno a Sánchez, está desparecido.

Solo una guía divina que imbuyera a todos de sentido común y que se dieran cuenta que esto solo nos lleva al desastre, podía evitar el que este se materialice. Pero con la más baja calidad de políticos de Europa ('Der Spigel') y de toda nuestra historia, eso no va a suceder. Mientras tanto la economía continúa desacelerándose, las exportaciones se estancan y el desequilibrio exterior empeora hasta lo insostenible. El déficit comercial ascendió a 14.500 millones de euros en el primer semestre, un 31,5% de aumento; los ingresos por turismo que aumentaron un 12,4% en 2.017 apenas crecerán este año y el déficit público superará el 3% del PIB este año, mientras que el BCE comprador de la mayor parte de nuestra deuda hoy dejará de hacerlo en 4 meses.

(1). Duplicidades entre AAPP, 34.000 millones. Empresas públicas y organismos inútiles, 15.000 millones. Cupo vasco-navarro e IVAs no devueltos, 13.000 millones.

Desastrosa gestión Sanidad y Educación y miles de enchufados por políticos y sindicalistas, 15.000 millones.

Exceso sueldos funcionarios autonómicos y locales vs. funcionarios Estado, 20.000 millones.  

Más coches oficiales que EEUU, mas asesores que no asesoran que ningún otro país , etc, 3.000.

 

El Disparate Económico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios