Casado anuncia un cambio de ciclo tras el 4 de mayo
  1. España
  2. Al Grano
Antonio Casado

Al Grano

Por

Casado anuncia un cambio de ciclo tras el 4 de mayo

Solo Más Madrid cotiza al alza en el campo de la izquierda. Al tiempo que asistimos con un punto de estupor a la irresistible ascensión de Ayuso

placeholder Foto: Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Derecha arrogante, izquierda encogida. Trazo grueso del retrato político general como reflejo de lo que ocurre en la Comunidad de Madrid. Del minuto y resultado de la actualidad es el paso atrás de Sánchez en el sistema de elección del CGPJ o el acercamiento de los socios del Gobierno a las tesis del PP sobre la falta de alternativas al fin del estado de alarma.

En la última encuesta nacional del CIS, al que se acusa de ser amable con el sanchismo, el PP sube casi tres puntos, mientras el PSOE se mantiene. Y lo mismo ocurre en Madrid, donde tanto los socialistas como sus socios de Podemos siguen escayolados. Solo Más Madrid cotiza al alza en el campo de la izquierda. Al tiempo que asistimos con un punto de estupor a la irresistible ascensión de Ayuso ante las urnas del 4 de mayo. Todo lo dicho, que es reseña y no opinión, se celebra en la calle Génova y preocupa en Moncloa.

Foto: La candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, junto a Pablo Casado. (EFE)

Ayuso pone alas al liderazgo de Pablo Casado tras el batacazo en Cataluña. Pero nunca hubiera imaginado el engorde de la derecha en nombre de la libertad. Populismo de barra frente a un PSOE desangrado por la inconsistencia y las malas compañías de Sánchez. Es lo que hay. Y eso explica la insólita incursión del PP y Vox en los barrios obreros de Madrid a la caza de votantes hasta ahora incondicionales de la izquierda.

¿De aplicación a toda España?

En conversación con El Confidencial, Pablo Casado lo ve claro: “La respuesta es sí. Estamos ante un cambio de ciclo. La victoria de Isabel en las elecciones de Madrid va a marcar un punto de inflexión”. Sostiene el líder del PP que la clave será la caída de Ciudadanos: “Su salida de la ecuación nos quita un competidor en el centro derecha y será decisiva para echar a Sánchez de la Moncloa”, explica, después de admitir que eso hubiera sido inviable con la fragmentación del espacio propio en tres fuerzas diferenciadas.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Atrás queda su malogrado intento de fundir el PP con Cs en una estrategia clara de ocupación del centro: “A Inés Arrimadas le ofrecí lo que no está escrito para hacer la fusión y evitar el castigo de la ley electoral por la fragmentación del campo, pero fue imposible”. Jura que no se alegra del suicidio de Cs, pero entiende que al final los votantes van a lograr lo que él intentó por la vía de la negociación política: la refundación del centro derecha.

Casado está convencido de que el hundimiento del partido naranja relanza un PP que ya ha culminado su renovación orgánica y territorial. La ideológica se cerrará con una magna tormenta de cerebros que, en forma de convención a la americana, su partido celebrará durante cuatro días del próximo otoño. Por otra parte, cree que los planes de vacunación y los fondos europeos no llegarán a tiempo de rescatar a Sánchez.

Las encuestas dan una clara victoria a Ayuso

A partir de ahí, quinielismo sin fronteras. De momento, el juego se hace alrededor de un lugar común en el laboratorio de los finos analistas: lo que pase en Madrid se queda en Madrid. No parece. El malestar social va en aumento. El hartazgo pandémico, las colas del hambre y el hundimiento de la economía causan serios desperfectos en la imagen del Gobierno. Y a Moncloa le están fallando las barandillas del retorno a la normalidad, por retrasos en la vacunación y en el acceso a los fondos europeos.

De momento, nos tomaremos con palomitas lo de este miércoles en Telemadrid. Primer debate a seis ante las urnas madrileñas del 4 de mayo. Vienen marcadas por la polarización y la bolsa de indecisos. El recuento final nos dirá hasta qué punto los votantes tienen sed de centralidad y huyen de la bronca. Y respecto a los más de 600.000 votantes indecisos de que hablan los sondeos, procede sumarlos a quienes tienen claro que votarán conscientes de que se inspiran más en el rechazo a otras opciones que en la adhesión a la propia.

Pablo Casado Partido Popular (PP) PSOE Moncloa CGPJ
El redactor recomienda