Miquel Roca Junyent, el arma secreta de Duran i Lleida para el 27-S

Se ha percatado de la deriva del partido que fundó, CDC, y ha decidido cambiar de barco antes de que éste se hunda por la esquizofrenia independentista y el lodazal de la Operación Petrum

Foto: Ilustración: Caza Mayor
Ilustración: Caza Mayor

Miquel Roca Junyent (Burdeos, 1940) es el arma secreta que esconde Duran i Lleida para los comicios del 27 de septiembre. Algo así como su navaja multiusos suiza. Además de padre de la Constitución, fundador de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), lobista inmarcesible, alma máter del bufete Roca Junyent Abogados, asesor de una recua de empresas que van de ACS a Endesa pasando por Banco Sabadell, abogado de la Infanta Cristina en el caso Nóos, además de ser perejil en todas las salsas, digo, se ha convertido ahora en uno de los mayores defensores de Unió. Lo va diciendo por ahí: “La mejor opción es apoyar a Duran”.

Lo dice por lo bajo, que es el tono habitual que adoptan los críticos en la Cataluña de Artur Mas -no te vayan a coser una estrella amarilla en la solapa-, pero lo dice. Lo saca a colación en sus encuentros con la burguesía catalana. Hombre de fina pituitaria, se ha percatado de la deriva bufa del partido del que fue fundador, CDC, y ha decidido cambiar de barco antes de que éste se hunda por culpa de la esquizofrenia independentista y el lodazal de la Operación Petrum. En esto de pasar de una embarcación a otra, hay que reconocérselo, Miquel Roca se muestra como un individuo de lo más versado.

El abogado justifica su decisión en el hecho de que las tesis que defiende ahora Duran son las mismas por las que siempre se ha guiado CiU antes de que Artur Mas y Jordi Pujol empezaran a perder el norte de tanto leer a Sánchez Piñol, el uno, y contar billetes en Andorra, el otro. Miquel Roca quiere aclarar que él no cambia de ideas, sólo de partido, mientras Duran trata de convencerle (sin éxito) para que le apoye públicamente durante la campaña.

Consumado lobista y abogado de la infanta Cristina, Roca es en uno de los mayores defensores de Unió. Lo va diciendo por ahí: “La mejor opción es Duran”

Nadie daba un duro por Duran i Lleida (Alcampell, 1952). Después de que Unió cortara el cordón umbilical que le sujetaba a Convergència, todos se apresuraron a ‘enterrar’ al político catalán, un señor un tanto pusilánime conocido por ser eterno aspirante a ministro de Exteriores y andar con patinete eléctrico por las calles de Barcelona. Hablaras con quien hablaras, ora un compañero diputado de las Cortes, ora un experto en demoscopia, todos coincidían en el oscuro sino que le deparaba a la formación de Duran.

Se equivocaron. Unió ha irrumpido con gran fuerza en el nuevo escenario político. Hasta tal punto que es percibido por los independentistas como su gran rival, el enemigo a batir, más incluso que Ciudadanos o PP porque Unió es de los suyos, porta en las venas su misma sangre. A SuperCat, el héroe que se han sacado del magín los secesionistas para derrotar a los españoles, sólo hay un material capaz de debilitarlo: la ‘duranita’.

Duran i Lleida junto a Jordi Pujol. (EFE)
Duran i Lleida junto a Jordi Pujol. (EFE)

Mientras la lista unitaria que ha promovido el todavía hoy presidente de la Generalitat se resquebraja víctima de sus contradicciones ideológicas y de los escándalos de corrupción, Unió Democràtica de Catalunya ha ido ocupando el espacio de centro y aglutinando el voto de esos nacionalistas no independentistas que se han quedado huérfanos y que jamás, aunque les pusieran una pistola en la sien, votarían a la formación de Rajoy o Rivera.

Duran calcula que Unió podría obtener el 27-S entre cuatro y cinco diputados (en torno a uno por circunscripción) y, al mismo tiempo, restarle otros dos a la lista unitaria por la propia casuística de la ley electoral. En total, seis diputados que detraería a la causa independentista.

Cuenta con el apoyo de la gran empresa. Tanto de las catalanas como de las no catalanas. También tiene el aval tácito del Gobierno central -que ve en Unió el mejor instrumento para desenmascarar la deriva radical de Convergència- e incluso de los medios de comunicación -especialmente los nacionales-, que le han dado una cobertura durante el verano como jamás antes a este partido. Espadaler, de hecho, se ha debido quedar sin vacaciones este año. Al candidato de Unió a las elecciones del 27-S se le ha visto a todas horas en las televisiones. Cuando no había noticias sobre incendios, aparecía Espadaler.

Duran cuenta con el apoyo tácito del Gobierno central, de la gran empresa (catalana y no catalana) e incluso de los medios, que le han dado cobertura en verano

Es en esta frenética actividad estival que han desplegado donde hay que enmarcar las ‘discretas’ reuniones que el líder de la formación mantuvo recientemente con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y horas después con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. La tesis que les expuso Duran es la misma que ha defendido siempre y consiste en un obligado entendimiento con España: “Pase lo que pase el 27-S, se tendrá que gestionar desde el diálogo; los hay que han renunciado, nosotros no”.

Entre sus planes también figuraba una reunión entre bambalinas con Artur Mas, una cita que, sin embargo, parece hoy más lejanas que ayer después de que la Guardia Civil entrara en la sede central y en la fundación de Convergència en busca de pruebas que confirmen lo que vienen a indicar los apuntes contables de la familia Sumarroca: que para llevarse un contrato público en la Cataluña de los Pujol había que pagar una comisión del 3%.

Duran i Lleida, recordemos, también tuvo su propio escándalo de financiación ilegal, el caso Pallerols, destapado allá por el año 2000 y que consistía en la sustracción de fondos europeos a la formación profesional para alimentar las arcas de la UDC. Los acusados admitieron su culpa y fueron condenados a multas y penas de entre siete meses y año y medio de cárcel.

Registran la sede de la fundación de CDC y cuatro ayuntamientos catalanes. (EFE)
Registran la sede de la fundación de CDC y cuatro ayuntamientos catalanes. (EFE)

Aquí no se libra ningún partido. Lo de meter la mano en la caja va camino de liderar el ranking de deportes nacionales, por encima incluso del fútbol, donde Pujol sería la estrella arrogándose el papel de Messi y Artur Mas iría de segundo con la camiseta del brasileño Neymar.

En la lista unitaria están hasta el gorro de los convergentes. Los sondeos no les dan los porcentajes deseados y los periódicos, en vez de estar con el raca-raca de la declaración unilateral de independencia, abren en portada con la corrupción de CDC, sus compañeros en la aventura secesionista. Las huestes de Junqueras y Romeva se han prestado a ir de la mano junto a Mas en la Diada, pero lo que no quieren es ir encadenados con esposas.   

Caza Mayor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios