La comida más humilde de Pedro Sánchez en La Moncloa

El presidente sorprendió a propios y extraños cuando dijo que iban a comer todos los trabajadores juntos

Foto: Pedro Sánchez, en una comida en Ferrol en 2016. (EFE)
Pedro Sánchez, en una comida en Ferrol en 2016. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura1 min

A Pedro Sánchez le han acusado de elitista y de hipócrita. ¿Era necesario usar el 'jet' privado del presidente para ir al FIB si lo que quería era ser un moderno? Pero los que le conocen personalmente niegan con la cabeza: es un tipo muy cercano. Su último gesto fue el miércoles, cuando se sentó a comer a la misma mesa que todos los currantes de La Moncloa.


Con él estaba Carmen Calvo, que está un poco harta de los líos en los que la mete su presidente. Quizá por eso hizo oídos sordos cuando Sánchez pidió que alguien le acercara la sal. En la mesa también se reunieron los directores de Presidencia y todos las personas que trabajan allí.

El presidente se arremangó la camisa como uno más, se interesó por el estado de sus asalariados e incluso se permitió unas cuantas bromas con ellos.

Pedro Sánchez quiere borrar el episodio del Falcon. Está dispuesto a hacer lo que sea con tal de que algo tan tonto desaparezca de las redes sociales. Por eso, los más suspicaces en La Moncloa avisan de que este será el primer gesto de muchos para presumir de campechanía. Todos los que trabajan para él están encantados. Pero por favor, la próxima vez, que el segundo plato no esté frío.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios