Ubercat o Catafy: la idea del ex de La Trinca para sustituir a Uber y Cabify

“Ahora es el momento de lanzar al mercado una compañía catalana que se quede con el mercado de Uber y de Cabify, respetando la legalidad. ¿Nadie se anima?”

Foto: Josep Maria Mainat.
Josep Maria Mainat.
Autor
Tiempo de lectura2 min

La ‘pela’ es la ‘pela’ y el ‘negoci’ es el ‘negoci’. Josep Maria Mainat, el exmiembro de La Trinca que hace caja con 'Operación Triunfo', tiene mil ideas en la cabeza. La última, aprovechando los recientes acontecimientos, es la propuesta de crear una compañía (independentista, por supuesto, y 100% catalana) para aprovechar el nicho de negocio que deja la salida de Barcelona de las plataformas Uber y Cabify.

Mainat lanzó su idea a través de Twitter, como había hecho hace unos meses cuando, con motivo de la Diada del 11 de septiembre, propuso una acampada en las calles de Barcelona para protestar contra la ‘represión’. Su propuesta tuvo una calurosa acogida y fue aprovechada por algunos foros de los llamados ‘hiperventilados’ para intentar esa acampada en la Diagonal, que al final no fructificó. Solo se plantaron algunas tiendas en la plaza Sant Jaume, donde se mantuvieron varias semanas.

En esta ocasión, sin embargo, el exmiembro de La Trinca va a intentar hacer negocio directamente: “Ahora es el momento de lanzar al mercado una compañía catalana que se quede con el mercado de Uber y de Cabify, respetando la legalidad. ¿Nadie se anima?”. Se refería, por supuesto, a la legalidad de la Generalitat. Y luego insistía proponiendo ya nombres concretos para el negocio: “¿Catafy? ¿Ubercat?”. Todo en consonancia con las tesis soberanistas.

Durante este fin de semana, Mainat, un hiperactivista en las redes, se sumó también entusiastamente a las denuncias contra el restaurante de Madrid que negó sus instalaciones para que TV3 pudiese montar un plató. El empresario fue uno de los primeros en publicar su nombre “por si un día buscáis hotel en Madrid”, decía irónicamente en su cuenta.

Mainat también tuiteaba este sábado que España está a punto de ser “calificada” como ‘democracia defectuosa’ por la ‘represión’ en Cataluña. Y aludía al informe anual de ‘The Economist’. Claro que todo depende de cómo se mire: escondía que ese mismo informe sitúa España como una “democracia plena” (solo hay 20 en el mundo) y la ubica en el quinto puesto del G-20, tras Canadá, Australia, Alemania y Reino Unido. Además, le daba una nota de 8,82 en libertades civiles (eso sí, la más baja de los últimos años) y de 9,17 en pluralismo político. Ello le supone estar en el puesto 19 de los 165 países examinados.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios