El 'milagro' del coronavirus: Ayuso vuelve a Telemadrid

La entrevista fue gestionada "desde la hora de comer" por Jon Ariztimuño, de Telemadrid, y por José Luis Carreras, jefe de Prensa de la presidenta, reubicado tras la llegada de MAR

Foto: Isabel Díaz Ayuso, durante la entrevista.
Isabel Díaz Ayuso, durante la entrevista.
Autor
Tiempo de lectura2 min

El coronavirus no solo provoca muertes, caos y miedo en la población. En Madrid, la comunidad española más afectada, también ha conseguido algo que parecía imposible desde hace meses: una entrevista con la presidenta Isabel Díaz Ayuso en que la jefa del Ejecutivo intentó llevar algo de tranquilidad al pueblo madrileño, que estos días afronta horas de zozobra e incertidumbre.

La entrevista, la primera que concede la presidenta en medio de una guerra larvada con 'su' medio desde que llegó a Sol y que se acentuó con la oficialidad como jefe de Gabinete de Miguel Ángel Rodríguez, no fue gestionada por el todopoderoso asesor, que tuvo que eliminar su cuenta de Twitter cuando fue nombrado para evitar que la hemeroteca de las redes le recordara todos los mensajes contra el director general de Telemadrid, José Pablo López, o todas las veces que dudó de la objetividad del medio o acusó a la TV pública madrileña de tener una inquina personal contra Ayuso.

La entrevista de anoche, en horario de máxima audiencia, fue gestionada "desde la hora de comer" directamente por Jon Ariztimuño, por parte de Telemadrid, y por José Luis Carreras, jefe de Prensa de la presidenta y que fue reubicado tras la llegada de MAR. Ariztimuño solicitó a la presidencia de la comunidad que la máxima autoridad de la misma estuviera en el informativo en horario de máxima audiencia, para que "ejerciera de servicio público" —según fuentes de la cadena— e informara de todo lo que la presidenta quisiera transmitir sobre la situación del coronavirus.

Ayuso no había sido aún entrevistada por la cadena. Hace un mes, la diputada del PP Almudena Negro pidió la dimisión de López por su "falta de lealtad"

En la negociación, se ofrecieron al principio los estudios de Telemadrid para que la presidenta acudiera a ser entrevistada. Finalmente, "y tras estudiar opciones", se decidió que se hiciera vía dúplex con una conexión para dar más "institucionalidad" al mensaje. La negociación, según ambas partes, comunidad y cadena pública, estuvo presidida por la "normalidad". La única condición, defendida por los dos interlocutores, fue que se le pudiera preguntar por todas las dudas que los madrileños pudieran tener sobre el coronavirus, la pandemia y su gestión por parte de las autoridades madrileñas y estatales.

Ayuso no había sido aún entrevistada por la cadena y las relaciones estaban prácticamente rotas. El último gran encontronazo fue hace menos de un mes en la comisión de la Asamblea, cuando la diputada Almudena Negro pidió la dimisión de López por su "falta de lealtad" mientras este recordaba al PP que no trabajaba para el Gobierno popular sino para la Administración pública. Ayer, la relación para cerrar la entrevista fue, en palabras de una de las partes, "más sencilla". ¿Tregua? Quizá, pero solo por el coronavirus. ¿Reconciliación? Parece muy difícil.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios