Un abogado del Estado, un Jaguar y una subasta para saldar una multa millonaria

La Audiencia Nacional subastó un Jaguar, propiedad de Joaquín José Abajo Quintana, para saldar parte de su millonaria multa tras su condena por el caso Afinsa

Foto: Joaquín José Abajo Quintana, en el juicio.
Joaquín José Abajo Quintana, en el juicio.

4 de julio de 2020. La Audiencia Nacional convoca la subasta de un Jaguar, modelo Sovereing V12, propiedad de Joaquín José Abajo Quintana, abogado del Estado en activo y destinado en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) cuando fue condenado por el Tribunal Supremo por la estafa en el caso Afinsa.

El alto tribunal lo condenó como "cooperador necesario de un delito continuado de estafa agravada a las penas de seis años y tres meses de prisión", además de una millonaria multa de 2.500 millones de euros —y otra de 78.000 euros— que debía devolver junto con el resto de directivos a los 190.022 inversores estafados.

Para saldar una milésima parte de esa deuda, la Audiencia Nacional embargó en noviembre de 2019 este Jaguar, cuya subasta tuvo lugar el pasado mes de julio, con un precio de partida de 4.000 euros —que fue el precio fijado a efectos de subasta—, y por el que al final alguien pagó algo más de 5.500 euros.

Joaquín José Abajo Quintana trabajaba a la vez defendiendo al Estado y como secretario del consejo de Afinsa

Tal y como ya adelantó El Confidencial en noviembre de 2017, Joaquín José Abajo Quintana era uno de los abogados del Estado que tenían concedida la compatibilidad, y trabajaba a la vez defendiendo al Estado y como secretario del consejo de Afinsa.

"La relación entre Afinsa y yo siempre fue una relación verbal. Jamás se puso por escrito. Jamás fue laboral. Entre otras razones, porque eso hubiera sido incompatible con mi función de abogado del Estado en activo", llegó a contestar al fiscal Alejandro Luzón cuando fue interrogado al respecto, mientras que en la vista del juicio, llegó a admitir que a veces usaba papel con membrete de la abogacía para hacer papeles de Afinsa.

Tal y como recogió el Supremo en su sentencia, su trabajo estuvo muy bien retribuido. "Joaquín José Abajo recibió por servicios profesionales 703.937 euros entre 1999 y 2006 (de Afinsa) y 11.409 euros en 2003 y 2004 (de Auctentia), además de 230.455 euros de manera oculta. En 2005 y 2006, facturó 1.140.564 euros en igual concepto a través de su sociedad patrimonial Jomir Dos SL, de la que era socio y administrador junto a su cónyuge". Entró en la cárcel en febrero de 2018.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios