Andalucía, de Franco al PSOE

Martes, 15 de enero del año 2019. Hoy es el último día del PSOE en la Junta de Andalucía, hasta aquí ha llegado el ciclo de cuatro décadas que abarca toda tu vida

Foto: La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz (c), durante la reunión de la comisión ejecutiva regional de su partido. (EFE)
La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz (c), durante la reunión de la comisión ejecutiva regional de su partido. (EFE)

Dices que desde que se conocieron los resultados de las elecciones andaluzas, el último dos de diciembre, has tenido una sensación extraña, como de vacío o de estreno, y que has tenido que darle muchas vueltas para intentar encontrarle razones a ese repentino desasosiego. Porque tu vida no depende de la política, ni tu trabajo, ni tu familia ni tu casa, pero nunca has experimentado nada igual. Al verte, me he acercado al oído para decirte que no debes preocuparte porque a la mayoría de los andaluces le puede ocurrir lo mismo, esa misma sensación que surge de algo tan elemental como que nunca, en tu vida, has conocido otra cosa que el Partido Socialista al frente del Gobierno andaluz.

Sencillamente, no conocías esa sensación; tampoco la inmensa mayoría de los andaluces ha conocido otra cosa. Ni siquiera imaginaban que pudiese pasar, porque nadie nunca había pronosticado que el PSOE tuviera que abandonar la Junta de Andalucía y que, por primera vez desde que tienes uso de razón, vayan a gobernar unos políticos distintos, de otros partidos. Eso, que es tan normal en una democracia, aquí no había ocurrido nunca y va a pasar hoy, así que apunta la fecha y subráyala en el calendario, martes 15 de enero del año 2019. Hoy es el último día del PSOE en la Junta de Andalucía, hasta aquí ha llegado el ciclo de cuatro décadas que abarca toda tu vida.

Dices que solo recuerdas una sensación parecida cuando eras un niño y tu padre te despertó diciendo que ese día no había colegio, porque se había muerto Franco. Acababas de cumplir entonces los 10 años y ni siquiera te habías planteado que hubiera una cosa distinta a aquella España que salía del blanco y negro y empezaba a verse en un Telefunken Palcolor. El señor bajito, de fajín y medallas, ante el que todo el mundo se apartaba, que aparecía en las pesetas y en los cinco duros, estaba ahora tumbado en una cama, entubado, consumido, y a medida que fueron pasando los días tuviste una sensación parecida a esta, que no es miedo, ni incertidumbre, pero sí de principio de algo que se desconoce.

Desde entonces hasta ahora, siempre ganaba el PSOE en Andalucía y, por eso, te has acordado de aquellos días, y lo que te preocupa es que esa comparación se haya instalado en tu cabeza. Al decirlo, te has quedado callado un momento y es cuando he intentado tranquilizarte diciéndote que sois más de cinco millones de andaluces los que teníais 10 años o menos, o ni siquiera habíais nacido, cuando se murió Franco, con lo que no conocéis otra cosa en Andalucía que el Gobierno del PSOE. En tu caso, además, el PSOE ha sido el único partido que ha gobernado siempre en tu ciudad, en tu provincia y en tu comunidad.

Dices que no quieres exagerar con la comparación porque nada tienen que ver aquellos años con estos, y ya existen demasiados lunáticos en la política española como para comparar el régimen franquista con la larga hegemonía socialista en Andalucía desde que comenzó la democracia. Debes saber, de hecho, que esa comparación es, quizá, la que más irrita a los socialistas andaluces, y tienen toda la razón.

El franquismo sumió a Andalucía en el subdesarrollo, la condenó a la marginación del señorito y el cortijo, charanga y pandereta, quejíos flamencos y batas de cola. Las casi cuatro décadas del PSOE en el Gobierno de Andalucía han supuesto todo lo contrario, y el que lo ignore jamás entenderá por qué los socialistas han gobernando tanto tiempo. El desarrollo que se ha producido en estos años de autonomía y de gobierno socialista ha sido tan importante que se ha generado una identificación sociológica del PSOE de Andalucía con el progreso de Andalucía. Tan potente ha llegado a ser ese sentimiento que si el PSOE de Andalucía no se hubiera empeñado en autodestruirse, todavía seguiría gobernando muchos años más.

No hay hegemonía en política que no genere, como ha ocurrido en Andalucía, un sistema de corrupción paralelo y unas élites que se aprovechan

Pero no hay hegemonía en política que no genere, como ha ocurrido en Andalucía, un sistema de corrupción paralelo y unas élites que se aprovechan. También ahora, en este último día, al mirar para atrás en estos 36 años de gobierno ininterrumpido, se observan muchos abusos cometidos, muchos oportunistas enriquecidos, muchos mediocres embravecidos con su implacable sectarismo. Recordarás que siempre te he dicho que Andalucía no era un régimen pero que aquí se daban ‘comportamientos de régimen’.

Dices que Andalucía, desde Franco hasta el PSOE, ha consumido casi un siglo de su larga historia trimilenaria, como siempre recuerdan en Cádiz. En lo que quizá no has reparado, al establecer ese lapso de tiempo, es en lo puñetero que es el destino cuando se muestra burlón y parece que juega con nosotros. Fíjate en esto, que sirve para redondear las comparaciones que te tienen consternado: resulta que el tiempo de gobierno del PSOE en Andalucía va a superar al tiempo de duración del franquismo en 72 horas. ¡Pásmate! Tampoco yo había caído hasta que se lo leí el otro día a un buen colega, Manolo Contreras.

Resulta que el tiempo de gobierno del PSOE en Andalucía va a superar al tiempo de duración del franquismo en 72 horas. ¡Pásmate!

Si se suman los días desde el final de la Guerra Civil, el 1 de abril de 1939, hasta la muerte de Franco, el 20 de noviembre de 1975, resulta que el franquismo duró 13.382 días, mientras que si se cuentan los días transcurridos desde la primera victoria autonómica del PSOE, el 23 de mayo de 1982, hasta hoy, que comienza la investidura del primer presidente de la Junta de Andalucía que no es socialista, salen 13.385. No sé si será el fantasma de Sor Úrsula, que vaga por los pasillos del Parlamento de Andalucía, el antiguo Hospital de las Cinco Llagas, o si será el espíritu insaciable de intrigas y conspiraciones del duque de Montpensier, que habitó el Palacio de San Telmo… Tú apunta la fecha de hoy y atiende, que alguno de ellos debe estar hurgando en este final de hegemonía.

Matacán

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios