Es noticia
Menú
¡Si Navarra cayera...! La “mafia” de la CAN
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

¡Si Navarra cayera...! La “mafia” de la CAN

25 horas antes de que el muy descriptible personaje Roberto Jiménez, a la sazón jefe, dicen, del Partido Socialista de Navarra (PSN)/PSOE anunciara un ultimátum contra

Foto: La presidenta de Navarra, Yolanda Barcina. (EFE)
La presidenta de Navarra, Yolanda Barcina. (EFE)

25 horas antes de que el muy descriptible personaje Roberto Jiménez, a la sazón jefe, dicen, del Partido Socialista de Navarra (PSN)/PSOE anunciara un ultimátum contra la presidenta Yolanda Barcina, eminencia farmacéutica y escuálida política, Antonio Catalán y el que suscribe nos habíamos citado en su exclusivo “AC La Finca” para compartir un ejecutivo y frugal almuerzo y, de paso, dar un repaso al Viejo Reyno al que tengo desde mis años universitarios especial apego.

Catalán, empresario de éxito desde que su padre en Corella abriera una gasolinera y un modesto hotel con el apoyo del paisano y ministro Arrese, es, quizá, el mejor y más apasionado conocedor de los avatares políticos y sociales recientes de “su” Navarra. Un empresario hotelero –con Marriot como partner, no está mal- que vive angustiado (perseguido y amenazado por ETA) ante la deriva “abertzale” que desde años atrás se puede sustanciar en el histórico territorio foral.

-Está plagado de ikastolas y Pamplona, en concreto, se ha convertido en un fortín de Bildu…!

Lo que es realmente preocupante para los que creen que Navarra tiene un Estado que se conoce como España es la fagocitación ideológica, táctica y estratégica de cuadros socialistas por parte de los Bildu, Sortu, Aralar, NafarroaBai y demás compañeros mártires de la ikurriña.

A considerar el error histórico de fraccionar el centro/derecha navarro, foralista y español, cuando Zapatero se coló en la cama de toda la vida que servía de tálamo entre Unión del Pueblo Navarro y el Partido Popular. Pero ya no vive Jesús Aizpún y Jaime Ignacio del Burgo no manda nada.

Lo que está sucediendo en el Viejo Reyno tiene su aquél y, en el mejor de los casos, de una enorme gravedad para todos aquellos que tienen un mínimo sentido acerca de la pervivencia de España.

Luego viene a adornar el suflé lo que en el Plaza del Castillo se conoce como la “mafia de la CAN”. La otrora poderosa y solvente Caja de Ahorros de Navarra ya no existe y sus ubres, antaño generosas, han secado todas sus mamandurrias. Asunto que tiene mucho que ver con el terremoto político que actualmente se vive.

Si el PSN/PSOE no sufre su camino de Damasco, es muy posible que, como vaticina AC, podamos ver muy pronto a un bildu cualquiera sentado en el sillón de la vieja institución navarrica y que se abra un boquete de proporciones todavía evitables. ¡Lo último que le quedaba por ocurrir al desconchado Rubalcaba!

Roberto Jiménez debería conducirse en privado de acuerdo con lo que pregona en el ágora pública, incluidos comportamientos éticos y morales que deberían ser caros a un señor que se autodenomina socialista. Ellos me entenderán porque claro que tengo datos y testimonios fehacientes.

El hecho políticamente cierto es que ya ni la amistad personal entre la abogada del Estado (Cospedal) y la profesora de Farmacia (Barcina) puede obrar milagro alguno. Si cae Navarra… Cae España.

Este sí que es un asunto de Estado.

¡Qué desgracia!

25 horas antes de que el muy descriptible personaje Roberto Jiménez, a la sazón jefe, dicen, del Partido Socialista de Navarra (PSN)/PSOE anunciara un ultimátum contra la presidenta Yolanda Barcina, eminencia farmacéutica y escuálida política, Antonio Catalán y el que suscribe nos habíamos citado en su exclusivo “AC La Finca” para compartir un ejecutivo y frugal almuerzo y, de paso, dar un repaso al Viejo Reyno al que tengo desde mis años universitarios especial apego.

Navarra Yolanda Barcina Antonio Catalán