Junqueras toma el timón y ordena al grumete Mas

Deja que los otros se quemen mientras él espera su momento justo de alzarse con el poder. Por de pronto, a Mas le ha colocado el gorro de marinerito a título de grumete

Foto: El presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)
El presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

Mientras el poder autonómico de la Generalitat corre de mano en mano y de asamblea en asamblea, el auténtico amo de la situación mueve ficha. Oriol Junqueras, el hombre del llanto flojo, un teórico historiador tan taimado como falso, ha decidido dejar de ser alcalde en Sant Vicenc dels Horts (Barcelona) para encarar la que dice ser “etapa histórica” ante una eventual independencia de Cataluña.

Lo hace en vísperas de que se sepa si la CUP decide investir president a Artur Mas o no. Nadie duda de que si ello se plasma Junqueras será vicepresidente teórico porque en el fondo es el puto amo de la situación. Aunque no es un historiador reconocido como tal, salvo en su pueblo (entre los profesores de Historia se le tiene por un “colega" de vuelos gallináceos), el voluminoso jefe de ERC sí conoce los casos de Kerenski y Lenin e incluso de Dorticós y Fidel Castro en la Cuba revolucionaria.

Deja que los otros se quemen mientras él espera su momento justo de alzarse con el poder. Por de pronto, a Mas le ha colocado el gorro de marinerito a título de grumete. 

El hombre que dice parecerse a los franceses (Alain Delon) más que a los andaluces (Antonio Banderas) tiene su particular hoja de ruta con trazos gruesos y cree poder sortear las curvas que dejaron en la cuneta a sus antecesores como Carod Rovira (ETA en Perpiñán) y otros que cayeron bajo las balas en forma de billetes del pujolismo.      

 ¡Patético!

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios