Los roles de Dolores de Cospedal

Cree que si ha sido la que se ha tragado el "marrón Bárcenas" tiene todo el derecho a continuar como secretaria general del PP alentada por lo que, entiende, es el cariño de la militancia

Foto: La ministra de Defensa, presidenta del PP en Castilla-La Mancha y secretaria general de esta formación a nivel nacional, María Dolores de Cospedal. (EFE)
La ministra de Defensa, presidenta del PP en Castilla-La Mancha y secretaria general de esta formación a nivel nacional, María Dolores de Cospedal. (EFE)

Hace algunas semanas hubiera apostado por su abandono de la secretaría general del Partido Popular, tras su llegada al Ministerio de Defensa, que parece una responsabilidad ni que pintada para la abogada del Estado.

Ahora no me atrevería a escribir lo mismo. Pese a que no son pocos entre sus compañeros dirigentes que no quieren —aún presionan a Mariano Rajoy de aquella manera—, la manchega quiere seguir al frente de la secretaría general. Cree, con una cierta justeza, que si ha sido la que se ha tragado el “marrón Bárcenas” y demás quilombos extraordinarios que han adornado el quehacer del PP en los años más turbulentos tiene todo el derecho a continuar en el puesto alentada por lo que, entiende, es el cariño y apoyo de la militancia.

Como sus responsabilidades son muchas y diferentes —Castilla-La Mancha, secretaría general y Defensa— lo más probable es que Rajoy encuentre una fórmula —si es que no la tiene ya— para que su número dos en el partido lo continúe siendo en la teoría y coloque un “coordinador general” en la persona del zamorano Fernando Martínez-Maíllo, que es el que realmente lleva las riendas de la formación en el día a día. Y, al mismo tiempo, extender más responsabilidades entre los emergentes vicesecretarios generales y otros nombres que pueden aparecer sorpresivamente en el próximo congreso nacional del mes de febrero.

Como en el resto de las cosas, todo depende de Rajoy, exultante tras conseguir habitar en el palacio de la Moncloa. Pero que nunca olvida quién y quiénes empujaron a su favor y los que echaron arena en los engranajes.

Además, Aznar ha dejado de existir.

Tomen nota.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios