Es noticia
Menú
Y este Valls, ¿de qué va?
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

Y este Valls, ¿de qué va?

Valls es otro de esos exsocialistas que pasan del puño y la rosa al color naranja sin solución de continuidad cuando el cierzo ruge en la propia casa

Foto: Manuel Vals en rueda de prensa. (EFE)
Manuel Vals en rueda de prensa. (EFE)

Me dice un colega francés acreditado en Madrid que en Francia se hicieron cruces cuando el ex primer ministro Manuel Valls, después enamorarse de una española (inmensamente rica, por cierto), decidió que iba a probar a hacer carrera política en España cuando se le cerraron las puertas en el país galo.

Lo cierto es que el hombre que, junto al presidente François Hollande, liquidó el socialismo francés en menos que canta un gallo (nunca mejor dicho), sorprendió a todos cuando decidió optar a la Alcaldía de Barcelona. Dicen los que le conocen que estaba convencido de que después de su paso por Matignon el objetivo barcelonés era pan comido. Al final, los españoles no dejan de ser unos catetos que miran a París como si fuera El Dorado nunca hallado.

Valls –al que hay que valorar, sin embargo, su coraje para enfrentarse al nazismo independentista sin tapujo alguno- es otro de esos ex socialistas que pasan del puño y la rosa al color naranja sin solución de continuidad cuando el cierzo ruge en la propia casa. Valorando en lo que vale esa cierta idea de Europa que el ex primer ministro galo demuestra promocionar, creo que le falta mucha información respecto a los ancestros políticos españoles y el ADN que desde la restauración democrática adorna el solar patrio.

Foto: Manuel Valls en una rueda de prensa. (EFE)

La peor parte se la lleva en este lío y divorcio el “manager”, Albert Rivera, al que la experiencia Valls le habrá ajustado en la idea de someter al “método Wasermann” cualquier fichaje de campanillas con los que ir quemando etapas con destino al palacio de la Moncloa.

Ahora, Manuel Valls amenaza con levantar bandera en toda España. He preguntado quién o quiénes le aconsejan y asesoran…No he encontrado ni un solo nombre conocido. Y tampoco desconocido.

Me dice un colega francés acreditado en Madrid que en Francia se hicieron cruces cuando el ex primer ministro Manuel Valls, después enamorarse de una española (inmensamente rica, por cierto), decidió que iba a probar a hacer carrera política en España cuando se le cerraron las puertas en el país galo.

Manuel Valls