El último embarque de 'Pepe Aviones'

Los tiempos todo lo cambian. Las generaciones pasan y las nuevas tienen puntos de vista que no son percibidas en ocasiones por las anteriores

Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Tras conocerse la venta de Air Europa a su más formidable e histórica competidora, Iberia, he visto y comprobado que se ha puesto en marcha una especie de ajuste de cuentas, con cierta algarabía, al entender de algunos que la pieza que muchos andaban buscando se ha rendido al fin y a la postre.

Conozco mejor que nadie al personaje salmantino que se ha embolsado mil kilos (de los buenos) a cambio de enajenar la "joya de la corona", Globalia. La operación —extraordinaria para el grupo familiar— fue dirigida y ejecutada por su vástago, Javier, que ha demostrado más talento de lo que algunos suelen colegir tan solo porque lleva pelos largos y hace su vida.

Los tiempos todo lo cambian. Las generaciones pasan y las nuevas tienen puntos de vista que no son percibidos en ocasiones por las anteriores. Es, justamente, lo que me parece ha ocurrido en Globalia con la decisión final —si la Competencia europea y nacional lo estiman conveniente— de vender a Iberia, aunque tenían sobre la mesa otras muchas opciones, porque, insisto, Air Europa se había convertido en un conjunto de empresas, básicamente la operadora aérea, en oscuro objeto de deseo para inversionistas de aquí y de acullá.

He dejado claro que tengo especial valoración de la persona del viejo patrón JJH y su ambición empresarial requiere algo más respeto de lo que habitualmente se ventea. Durante más de cuarenta años —"a pecho descubierto"—, contra alisios y anti alisios, supo montar un imperio que da empleo a más de 22.000 personas en todo el mundo. Cuando nació le calzaron con albarcas en la España mísera de aquellos terribles años de la post Guerra Civil.

Las grandes familias empresariales españolas le despreciaron, aunque de reojo reconocían asombrados que 'Pepe Aviones' era un tipo recio, que no había salido de Cambrigde, pero que estaba en posesión de un pituitaria extraordinaria para ventear el negocio.

¿Se podría concluir que si se sustancia finalmente la referida venta, que JJH no morirá con las botas puestas? Creo que no. Empezó con un taxi el negocio del transporte, luego con autobuses, posteriormente surcando los cielos del mundo. Le falta volar sobre raíles. Ahí puede estar alguna clave de lo ocurrido durante la última semana. Pocos se han 'capiscado'.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios